Reportaje

Reducir el daño en Ucrania

11 de abril de 2007

Natalia, una joven ucraniana, ha consumido drogas inyectables durante los últimos cinco años. El uso de este tipo de drogas en Ucrania es un serio problema, agravado por la elevada prevalencia del VIH entre los consumidores. En Kiev, por ejemplo, el Ministerio de Salud ucraniano estima que en 2006 el 49% de los usuarios de drogas inyectables en la capital estaban también infectados por el VIH.

Sin embargo, Natalia es una de las 110.000 personas afortunadas que tuvieron acceso a los servicios de reducción de daños en Ucrania en 2006 y se ha inscrito en un programa de terapia de sustitución que le está ayudando a volver a tener una vida normal.

20070411_main_table_300.jpg
Participantes de la Segunda Conferencia Nacional para la reducción
de daños que tuvo lugar en Kiev entre el 21 y el 24 de marzo de 2007

Natalia fue también una de las oradoras invitadas a la Segunda Conferencia Nacional para la Reducción de Daños que tuvo lugar en Kiev entre el 21 y el 24 de marzo de 2007. Habló ante un público de casi 400 personas sobre sus experiencias y sobre la importancia de los programas de reducción de daños en Ucrania. Entre el público había diferentes partes interesadas en la respuesta al sida en este país, desde oficiales del Gobierno hasta empleados sociales y de la salud, comunidades de usuarios de drogas inyectables, organismos encargados del cumplimiento de la ley, instituciones penitenciarias y medios de comunicación. En su discurso Natalia dijo: “con la ayuda del programa de terapia de sustitución ahora soy capaz de llevar una vida normal otra vez. Han pasado seis meses desde que empecé con el programa y ya estoy de vuelta en casa, ayudo a criar a mi sobrina y tengo un trabajo que me encanta. Nada de esto habría pasado si los programas de reducción de daños no funcionaran en este país”.

La historia de Natalia es común en Ucrania y señala la importancia de los programas de reducción de daños en lo países que tienen que enfrentarse a epidemias de VIH, favorecidas principalmente por el uso de drogas inyectables sin las medidas de prevención necesarias. Las estadísticas hablan por sí mismas: mientras que en Ucrania, según los informes oficiales, la proporción de usuarios de drogas inyectables entre los nuevos casos de VIH ha descendido (del 60% en 2001 a cerca del 45% en la primera mitad de 2006), no hay pruebas de que la epidemia vaya en descenso entre los usuarios de este tipo de drogas. La vigilancia centinela llevada a cabo en varias regiones en 2006 mostró que la prevalencia del VIH entre los consumidores de drogas inyectables varía desde el 10% en la ciudad de Sumy hasta más del 66% en la ciudad de Mykolayiv.

20070411_speaker_300.jpg
Diálogo entre trabajadores del sida y los medios de comunicación
facilitado por la estrella televisiva Savik Shuster. Fotografía: Alianza
Internacional sobre el VIH y el Sida. (Ucrania) / N. Kravchuk

““Sabemos que sólo podremos contrarrestar la epidemia de VIH si los usuarios de drogas inyectables tienen acceso a un conjunto amplio de medidas destinadas a la reducción de daños, lo que incluye información, acceso a equipo de inyección esterilizado, preservativos, terapia de sustitución de drogas y tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH. En aquellos países y ciudades en los que estos programas han sido puestos en práctica con prontitud y a gran escala, los programas de prevención han tenido éxito a la hora de reducir la prevalencia del VIH entre los usuarios de drogas inyectables (hasta un 5% en algunos casos). Esta es la razón por la que el sistema de las Naciones Unidas apoya oficialmente los programas de reducción de daños”, afirmó Paul Birmingham, Director Nacional del Banco Mundial en Ucrania, Moldova y Belarús, y Presidente del Grupo Temático sobre el VIH y el Sida en Ucrania.

Durante la conferencia, tanto los grupos de trabajo sobre el terreno como los funcionarios de alto nivel del Gobierno hicieron hincapié en la importancia de las intervenciones para la reducción de daños, lo que incluye las terapias de sustitución de drogas, para lograr una respuesta nacional al sida efectiva en Ucrania. El director del Centro Ucraniano para el Sida, el profesor Alla Shcherbynska, dijo: “Ucrania ha decidido ampliar los programas de reducción de daños con el propósito de avanzar hacia el acceso universal a la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo relacionados con el VIH para el año 2010. Esto se ha convertido ahora en nuestra meta nacional. Lo rápido que alcancemos esta meta dependerá de la eficacia con la que ampliemos y mejoremos la calidad de los servicios de reducción de daños, lo que incluye las terapias de sustitución de drogas.”

20070411_banner_300.jpg
Activistas en representación de los usuarios de drogas inyectables
subieron al podio y expresaron su frustración por ser marginados y
discriminados por la sociedad.

Durante la conferencia, activistas en representación de las comunidades de consumidores de drogas inyectables subieron al podio y expresaron su frustración por ser marginados y discriminados por la sociedad y preguntaron: “¿por qué no nos escuchan? No somos un problema, somos parte de la solución”.

Los participantes también discutieron y promovieron estrategias para una mejor implicación de los consumidores de drogas inyectables y de las entidades gubernamentales en los programas de reducción de daños y en la toma de decisiones. Asimismo, elogiaron los éxitos obtenidos por los programas piloto de terapias de sustitución de drogas y discutieron maneras para ampliar los programas a lo largo del país.

En la clausura de la conferencia, la comunidad de personas que consumen drogas inyectables presentó una declaración conjunta en nombre de todos los participantes dirigida al Gobierno de Ucrania, a las comunidades donantes y a la sociedad civil, pidiendo que se tomen decisiones clave y que pasen a la acción.

 

El día después de la conferencia, el Departamento Estatal de Ucrania para la Ejecución de Sentencias promulgó un decreto que establecía un grupo de trabajo encargado de poner en práctica un plan de acción con medidas para la reducción de daños en las prisiones ucranianas. El establecimiento de servicios para el intercambio de agujas y jeringuillas en instituciones penales parece ser una de las consecuencias más importantes, tangibles e inmediatas de la conferencia.




Enlaces:

Más información sobre Ucrania (en inglés)
Colección de Prácticas Óptimas del ONUSIDA: La prevención del VIH entre usuarios de drogas inyectables en países tradicionales y en vías de desarrollo (pdf, 1,53 Mb)

Reportajes relacionados