Reportaje

Iniciativa mundial para frenar la propagación del VIH entre hombres que tienen relaciones sexuales con hombres

24 de julio de 2007

20070724_MSMInitiative.jpg


Lamentablemente estamos ante una triste realidad que se repite con demasiada frecuencia: las personas en mayor riesgo y que más necesitan los programas de prevención, tratamiento y atención del VIH son aquellas que cuentan con menos probabilidades de obtener estos servicios. Por ejemplo, se calcula que menos de uno de cada 20 hombres que tienen relaciones sexuales con hombres en todo el mundo cuentan con acceso a servicios de prevención, tratamiento y atención del VIH.

En un intento por intensificar la acción y frenar la propagación del sida entre los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, la Fundación para la Investigación sobre el sida (amFAR) lanzó una iniciativa durante la Conferencia Internacional sobre el sida en Sydney para respaldar a las organizaciones de base de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres.

La iniciativa, además de apoyar directamente a este tipo de organizaciones, abogará también por una investigación más amplia en temas relacionados con los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y fomentar los esfuerzos mundiales de sensibilización dirigidos a movilizar los fondos de donantes internacionales y de gobiernos nacionales, entre otros. El programa de sensibilización se centrará también en lanzar campañas para acabar con el estigma, la discriminación y la violencia, factores que amenazan la vida de estas personas y favorecen la propagación del sida.

“Proporcionar los instrumentos de acción e información a los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y a otros grupos marginados para que sean capaces de protegerse del VIH es una de las prioridades de máxima urgencia del mundo”, dijo el Dr. Peter Piot, director ejecutivo de ONUSIDA.

Esta iniciativa es importante, ya que las pruebas y la experiencia demuestran que, al enfocar los programas y los servicios sobre el sida de manera específica sobre las personas que se encuentran en mayor riesgo, se consigue impulsar el progreso en la respuesta y se puede ayudar a reducir el estigma y la discriminación.

En Bangladesh, por ejemplo, la sensibilización que se promueve con éxito desde la Asociación de Bienestar Social de Banhu, en la que se incluye el establecimiento de redes y la participación en reuniones gubernamentales, ha asegurado la inclusión de temas relacionados con hombres que tienen relaciones sexuales con hombres en el Plan estratégico nacional para el sida por un periodo de cinco años.

En Indonesia, los programas “ANSI Stop AIDS” y el de la organización “Family Health Internacional” colaboraron con las autoridades indonesias para destacar la contribución que las comunidades de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres pueden ofrecer. En la actualidad, estas comunidades cooperan regularmente con el Ministerio de Sanidad en las consultas sobre temas relacionados con el sida.

Sin embargo, en muchos países los esfuerzos para la prevención se ven obstaculizados por leyes que penalizan las relaciones sexuales entre hombres, lo que supone una dificultad añadida para poder trabajar con este colectivo e impide así que puedan contribuir en la respuesta a la epidemia. Aunque las actitudes sociales, culturales y religiosas hacen que esta cuestión se torne políticamente sensible, los políticos pueden mostrarse reacios a apoyar políticas y programas que pudieran derivar en críticas públicas por parte de los líderes de las comunidades y ciertos grupos.

La escasez de estudios acerca de los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres en los que se pudiesen incluir sus comportamientos y actitudes, junto con la penalización, la estigmatización, y la discriminación legal hacia estas personas, constituyen barreras significativas que entorpecen la puesta en marcha de programas efectivos.

“Tras un cuarto de siglo de epidemia, en muchos países, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres aún no cuentan con las herramientas básicas para protegerse contra el VIH,” explica Kevin Frost, presidente interino de la amFAR. “Debemos tener el coraje de colaborar codo con codo con las organizaciones de base en primera línea de esta epidemia mediante la provisión de servicios y exigiendo una mayor acción por parte de los gobiernos. Con financiación y respaldo, estas organizaciones pueden transformar las actitudes, cambiar la política y movilizar los fondos para frenar la propagación del VIH entre los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres.”




Enlaces:

Más acerca de la Iniciativa de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (en inglés)
Descargar las Prácticas Óptimas: el VIH y los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres en Asia y el Pacífico (en inglés)
Leer más sobre hombres que tienen relaciones sexuales con hombres
Descargar el Informe de Política sobre HSH de ONUSIDA ( enfresrupt(pdf, 226 Kb I 232 Kb I 237 Kb I 429 Kb I 130 Kb )

Reportajes relacionados