Reportaje

Noticias destacadas de la XXXVIII Conferencia mundial sobre salud pulmonar

12 de noviembre de 2007

ONUSIDA trabaja en colaboración con la organización NAM para facilitar informes sobre los principales avances científicos y otras novedades que se traten en la XXXVIII Conferencia mundial sobre salud pulmonar, que se celebra en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) del 8 al 12 de noviembre.

Los reportajes que se presentan a continuación se redactaron por la organización NAM y se encuentran publicadas en su página web.



200 000 personas mueren cada año debido a que el tratamiento conjunto del VIH y la tuberculosis sigue fallando a escala global.
Los programas de VIH todavía no integran el tratamiento y la prevención de la tuberculosis, que continúa siendo la principal causa de mortalidad entre las personas que viven con el VIH, según se expuso en la sesión de apertura de la trigésimo octava Conferencia mundial sobre salud pulmonar en Ciudad del Cabo.

El doctor Alasdair Reid, de TB/VIH Liaison en ONUSIDA señaló: “Si todas las personas que viven con VIH se sometieran a pruebas de diagnóstico de tuberculosis, se podrían salvar miles de vidas”.

Ver artículo completo en http://www.aidsmap.com/en/news/EB1B111D-F861-4F76-8AA1-40FD572044D8.asp (en inglés)




La amenaza de la tuberculosis MDR
Los expertos alertaron, poco tiempo antes de que comenzara la 38 Conferencia mundial sobre salud pulmonar en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), de que el creciente problema de la tuberculosis resistente a múltiples medicamentos (MDR) amenaza con echar por tierra los esfuerzos realizados, a menos que se aumente la inversión en el control y el diagnóstico.

Este año, la conferencia se celebra en Sudáfrica para destacar el problema que supone la tuberculosis resistente a múltiples medicamentos en las regiones más afectadas por el VIH a nivel mundial.

El descubrimiento de un brote de tuberculosis resistente a múltiples medicamentos entre pacientes que vivían con el VIH en el pueblo de KwaZulu-Natal en Tugela Ferry el año pasado afectó al ámbito del tratamiento de la tuberculosis y del VIH, y puso de manifiesto la necesidad de una mejor integración del tratamiento de estas dos enfermedades.

Según el doctor Haileyesus Getahun, del departamento de la asociación Stop TB de la Organización Mundial de la Salud, que participó en el taller sobre tuberculosis XDR y MDR en el contexto del VIH, organizado por el Grupo de acción por el tratamiento (Treatment Action Group) en colaboración con la asociación Stop TB: “La tuberculosis XDR es el punto de partida para asegurar un mejor futuro al tratamiento del VIH mediante el refuerzo del control de la tuberculosis”.

Ver artículo completo sobre tuberculosis del tipo XDR y MDR de la 38 Conferencia mundial sobre salud pulmonar en Ciudad del Cabo: http://www.aidsmap.com/en/news/40A6BE12-72BC-4B9E-ACBE-9348DD330091.asp (en inglés)




Principales hallazgos científicos de la conferencia:
 

Sigue creciendo el brote de tuberculosis XDR en Tugela Ferry

Recientemente doscientas sesenta y seis personas en la ciudad sudafricana de Tugela Ferry han sido diagnosticadas con tuberculosis XDR en el mayor brote del mundo de tuberculosis extremadamente resistente a los medicamentos. Además se han detectado 205 casos más de MDR, y ocho trabajadores de la Church of Scotland Hospital en Tugela Ferry han muerto de tuberculosis MDR o XDR. El doctor Tony Moll ha informado de que el 84% de los pacientes de tuberculosis XDR ha muerto.


El sur de África, el lugar con mayor número de pacientes de MDR

El estudio de los informes sobre tuberculosis MDR realizados con los datos disponibles por la doctora Ruth McNerey de London School of Hygiene, muestra que diez de las 20 regiones con mayor incidencia de tuberculosis MDR por cada 100 000 habitantes se localizan en el sur de África y ocho de cada diez, en Sudáfrica. La mayor incidencia se encontró en Karakalpakistán, un distrito de Uzbekistán (35 casos por cada 100 000), seguido por Kazajstán (22 por cada 100 000) y cuatro provincias de Sudáfrica (Limpopo, el noroeste de Mpumalanga y KawaZulu-Natal) con 1-15 casos por cada 100 000 notificaciones.

El doctor McNerey apuntó que, aunque los casos de tuberculosis MDR comprendieran una baja proporción del número total de casos de tuberculosis en la región, su incidencia en la población fue alta.


El riesgo de tuberculosis MDR se ha incrementado en los casos de personas con tuberculosis que viven con el VIH en Ucrania.

El análisis de todos los casos de tuberculosis en el distrito de Donetsk, una gran ciudad industrial también seriamente afectada por el VIH al sur de Ucrania, muestra que, de entre los 1 293 pacientes de tuberculosis consecutiva a los que se les diagnosticó citología positiva entre julio de 2005 y junio de 2006, el 15,5% de aquellos a los que se les diagnosticó tuberculosis la primera vez, padecía tuberculosis MDR. Entre quienes habían sido previamente tratados contra la tuberculosis, el 41,5% tenía tuberculosis resistente a múltiples medicamentos.

Los investigadores ucranianos descubrieron que el 21% de los enfermos de tuberculosis vivía con el VIH y que el índice de tuberculosis MDR era significativamente superior en pacientes que vivían con el VIH, los cuales tenían un 50% más de riesgo de que se les diagnosticara tuberculosis MDR como primera infección de tuberculosis.


Se intensifica la detección de tuberculosis en personas con VIH: Búsqueda de síntomas múltiples

Existen estudios procedentes de Camboya y Etiopía que sugieren que, si el personal sanitario considerara más síntomas además de la tos, aumentaría el número de diagnósticos de tuberculosis en personas VIH-positivas.

La investigación en Camboya, publicada por los doctores Michael Kimerling y Kevin Corn, reveló que una tos de tres semanas era un factor menos determinante en el diagnóstico de tuberculosis que la fiebre prolongada y la pérdida repentina de peso durante el mes anterior, mientras que el estudio en Etiopía reveló que centrarse sólo en la tos supondría pasar por alto el 56% de los casos en personas que viven con el VIH.

Las directrices actuales de la OMS, orientadas hacia la detección de la tuberculosis mediante citología negativa (que es más común en personas con VIH), recomiendan una amplia búsqueda de síntomas, entre los que se incluyen la tos, la fiebre prolongada, la pérdida de peso, la sudoración nocturna y la inflamación de los nodos linfáticos. Además de la tos, existen otros síntomas que pueden ser indicadores particularmente importantes de tuberculosis en pacientes con tuberculosis extrapulmonar, que es también más común en personas con VIH.


Los índices de mortalidad por MDR más bajos de Sudáfrica se deben a un seguimiento individualizado

Según un estudio nacional, los pacientes de la provincia noroccidental de Sudáfrica tienen menos posibilidades de morir por tuberculosis MDR que los del resto del país; probablemente debido a un tratamiento individualizado. Incentivos como el apoyo nutricional, el transporte al centro de tratamiento de tuberculosis MDR tras una revisión, una red de comunicaciones para pacientes de MDR y un seguimiento activo para aquellos que no han completado el tratamiento han hecho posible que el riesgo de morir por tuberculosis sea 9,5 veces inferior que en la provincia de Eastern Cape y 4,2 que en la de Gaunteng.

El índice de mortalidad en los pacientes MDR y con VIH, independientemente de su localización en Sudáfrica, era 3,6 veces mayor y 4,2 en aquellos con resistencia a la ofloxacina. Todas estas diferencias resultaron de gran importancia estadística.





Enlaces:

Más información sobre la conferencia
Web oficial (en inglés)

Reportajes relacionados