Reportaje

ONUSIDA se compromete a "hacer rendir el dinero" en el Fondo Mundial

27 de septiembre de 2007

20070926_GF_logo.gif

El jueves 27 de septiembre los líderes mundiales se reunieron en Berlín (Alemania) para anunciar sus promesas de aportación económica destinada al Fondo mundial para la lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria para los próximos tres años. Allí el director ejecutivo de ONUSIDA, el Dr. Peter Piot hizo hincapié en el compromiso adoptado por las Naciones Unidas para "hacer rendir el dinero con el propósito de ayudar a que las contribuciones sean tan efectivas y beneficiosas como sea posible sobre el terreno".

"ONUSIDA es un importante colaborador del Fondo mundial y proporciona apoyo esencial para su trabajo" declaró.

En su declaración a los participantes de la Reunión de reposición de fondos del Fondo mundial que tuvo lugar en Berlín, el Dr. Piot enfatizó la necesidad urgente de dar ahora una respuesta de gran envergadura al sida, con el fin de evitar mayores costes en el futuro.

"La competencia técnica de las Naciones Unidas, así como su experiencia en la coordinación con los países y su disposición para trabajar con la sociedad civil contribuyen de manera muy importante al trabajo del Fondo mundial", añadió.

La intervención del Dr. Piot tuvo lugar durante la reunión en la que se comprometieron a realizar contribuciones, en la que el representante de cada delegación se dirigió a los donantes antes de que anunciasen los compromisos de subvención.


Merkel: "Dar prioridad a la salud y aumentar la coordinación"

Para inaugurar la agenda del día, la canciller alemana Angela Merkel habló a una audiencia formada por los representantes de las delegaciones nacionales procedentes de todo el mundo, entre ellas las de Estados Unidos, Reino Unido, la Federación de Rusia, Australia y la Comisión Europea. También estaban presentes delegados de organizaciones multilaterales tales como ONUSIDA y la Organización mundial de la salud, así como donantes como (PRODUCT) RED.

En su intervención, la canciller Merkel instó con carácter urgente a los países del mundo para que den prioridad a afrontar las pandemias globales del sida, la tuberculosis y la malaria. Puso especial énfasis en la necesidad de incrementar la coordinación entre los programas bilaterales y los multilaterales, y expresó su satisfacción acerca de los esfuerzos realizados, tales como el Internacional health partnership, en el que participa ONUSIDA, que comenzó su andadura el 5 de septiembre en Londres.

Merkel pidió también a los líderes económicos alemanes y de otras nacionalidades el establecimiento de una nueva práctica filantrópica para aunar esfuerzos con el Fondo mundial así como con otros programas sanitarios internacionales. Con ese propósito, se reunieron el miércoles importantes representantes del mundo financiero alemán con Kofi Annan, que preside el mecanismo de reposición de fondos para el Fondo mundial, para discutir enfoques novedosos para apoyar los programas sanitarios globales, que incluyen al Fondo mundial.

Participaron asimismo como oradores en la sesión inaugural Michel Kazatchkine, director ejecutivo del Fondo mundial; Rajat Gupta, presidente de la Junta de directores del Fondo mundial; junto con la vicepresidenta del mismo, Elizabeth Makata; y Heidemarie Wieczorek-Zeil, ministra de cooperación económica y desarrollo. El acto lo abrió Kofi Annan, anterior secretario general de las Naciones Unidas y presidente del mecanismo de reposición de fondos. En su declaración, Annan elogió el historial del Fondo mundial, y afirmó que tras cinco años "tenemos un fondo que emplea con gran éxito el dinero para salvar vidas" y que "el dinero canalizado a través del Fondo mundial es un dinero invertido de manera eficiente".

Desde su fundación en el 2002, más de 60 gobiernos, fundaciones privadas, empresas e individuos han contribuido con más de US$ 11 000 millones para ayudar al Fondo mundial. Las necesidades presupuestarias del Fondo mundial para el ejercicio del 2008 - 2010 ascienden a US$ 12 000 - 18 000 millones, imprescindibles para financiar subsidios ya existentes y nuevos programas de máxima necesidad para dar respuesta al sida, a la tuberculosis y a la malaria. Los delegados están reunidos en Berlín del 26 al 28 de septiembre para una segunda ronda de las reuniones bienales del Fondo mundial para conseguir fondos que permitan aplicar sus programas de ayuda esencial para la respuesta al VIH, la tuberculosis y la malaria en los países en desarrollo.

Reportajes relacionados