Reportaje

El ACNUR reflexiona sobre los progresos y los futuros retos de la respuesta al sida en el Día Mundial del Sida

02 de diciembre de 2008

Con motivo del Día mundial del sida, el ACNUR analizó los logros que ha conseguido en la respuesta al sida sin olvidar que todavía queda mucho por hacer. El ACNUR es uno de los copatrocinadores del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA).

20081202_unhcr_200.jpg
Refugiados afganos regresados de Pakistán durante una formación sobre el VIH en un centro de acogida del ACNUR.
Fotografía: ACNUR/M.Maguire

Un alto funcionario del ACNUR declaró el lunes que aunque el organismo de las Naciones Unidas para los refugiados ha progresado significativamente en los últimos años a la hora de responder a las dificultades que plantea el VIH entre las poblaciones desplazadas, todavía queda un largo camino por recorrer.

“Los programas de VIH y del sida del ACNUR han progresado significativamente”, afirmó Arnauld Akodjenou, director de la División de servicios operativos del ACNUR en un mensaje especial que envió a los empleados con motivo del Día Mundial del Sida. "El VIH sigue siendo una de las prioridades políticas para el Alto Comisionado [para los Refugiados Antonio Guterres] y la protección sigue siendo la piedra angular de la estrategia del ACNUR en torno al VIH y al sida”.

Akodjenou señaló que: “Actualmente hemos alcanzado prácticamente el 100% de cobertura en precauciones universales en los centros médicos de los campos de refugiados y en el suministro de sangre segura; [mientras que] el acceso a los programas de prevención de la transmisión maternoinfantil han aumentado hasta más de un 60%”.

Las precauciones universales se refieren a la práctica médica de evitar el contacto con los fluidos corporales, por ejemplo utilizando guantes al manipular la sangre u otros fluidos.

También afirmó que actualmente muchos campos de refugiados del ACNUR disponen de terapia antirretrovírica y que la cobertura ha aumentado hasta un 75% en 2008.

Sin embargo, todavía quedan muchos retos por delante. “Debemos ampliar las iniciativas de prevención, atención y tratamiento del VIH para los empleados, refugiados y otras personas pertinentes. Tenemos que colaborar con las comunidades para desarrollar iniciativas de prevención y de atención y seguir combatiendo el estigma y la discriminación que sufren las personas seropositivas. Debemos asimismo garantizar la confidencialidad médica en todas las circunstancias”; añadió Akodjenou.

“Cada uno de nosotros debe contribuir a nuestra manera para acabar con el VIH y el sida, por ejemplo, defendiendo la inclusión de los refugiados y otras personas desplazadas en las políticas y programas nacionales del VIH, eliminando las desigualdades y las injusticias sociales y económicas, y protegiendo y promoviendo los derechos humanos".

Como parte de una campaña más amplia para garantizar que los responsables de formular políticas mantengan sus promesas respecto al sida, el lema del Día Mundial del Sida es "Lidera, empodera, provee". Las oficinas del ACNUR en todo el mundo celebraron la ocasión con una serie de eventos, y muchas reflexionaron sobre los logros de los programas actuales, como el lanzamiento de una gran campaña de prevención y sensibilización en el sureste de la República Democrática del Congo.

Esta campaña histórica en la provincia de Katanga comenzó en octubre con una gira que visitó la ciudad de Moba, en el lago Tanganyika, y las áreas vecinas. El personal de ACNUR y de las organizaciones asociadas distribuyó información sobre el VIH y ofreció a las poblaciones locales la oportunidad de someterse a las pruebas y de recibir asesoramiento de manera gratuita.

Desde 2006, cuando el ACNUR estableció sus oficinas sobre el terreno en Katanga, miles de personas han vuelto a sus hogares desde otros países u otras partes de la provincia. Sin embargo, siguen expuestos al riesgo de contraer enfermedades, incluido el VIH, afirmó Philippe Creppy, director de la oficina del ACNUR en Moba.

La campaña de Katanga, que contará con la ayuda de los jefes tradicionales y los trabajadores sanitarios locales, intentará concienciar sobre la vital importancia de la prevención y animar a las personas a acudir gratuitamente a los servicios de asesoramiento y pruebas del VIH. Se prestará una atención especial a los jóvenes. ACNUR también colaborará con la sociedad civil para diseñar e implantar programas de VIH.

Creppy afirmó que el ACNUR y sus asociados esperaban que el asesoramiento y las pruebas gratuitas, junto con la formación del personal médico y el desarrollo de instalaciones sanitarias y políticas integrales ayudara a "poner freno al rápido desarrollo de este azote en el territorio”. Los que tras someterse a las pruebas resulten seropositivos y necesiten tratamiento recibirán medicamentos antirretrovíricos.

La campaña, en la que participan más de una docena de organizaciones no gubernamentales, se extenderá paulatinamente al resto de la República Democrática del Congo y se prevé que durará cinco años.

Reportajes relacionados

Copatrocinadores:

Día mundial del sida 2008

Declaraciones en el Día mundial del sida