Reportaje

El Caribe debe prestar más atención a la prevención para impulsar su respuesta al VIH

22 de diciembre de 2008

20081218_KarenSealey_200
La Dra. Karen Sealey, directora del Equipo de Apoyo Regional de ONUSIDA en el Caribe durante la presentación de este nuevo informe en Puerto España.
Fotografía: ONUSIDA

Las estrategias de prevención del VIH en el Caribe no incluyen normalmente a aquellos que corren un mayor riesgo de infección. Esta es una de las conclusiones de Keeping Score II, una publicación que el Equipo de Apoyo Regional de ONUSIDA en el Caribe ha presentado recientemente en Trinidad y Tobago.

Esta publicación es un análisis consolidado de los informes de progreso de los países caribeños que los gobiernos presentaron en la Reunión de alto nivel sobre sida de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 2008.

Sin embargo, cerca del 80% de los informes de estos países no hablaban sobre la cobertura de los programas de prevención para los profesionales del sexo, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y los usuarios de drogas inyectables. Estas deficiencias indican que muchos responsables de formular y de aplicar políticas en las respuestas nacionales no comprenden claramente el papel que desempeñan en la epidemia estas poblaciones más expuestas, ni la necesidad de que se dirijan programas de prevención específicamente para ellos.

Con motivo de la presentación de este nuevo informe en Puerto España, la Dra. Karen Sealey, directora del Equipo de Apoyo Regional de ONUSIDA en el Caribe, declaró que se necesita actuar para garantizar que los programas de prevención del VIH lleguen a los que corren más riesgo.

El Dr. Amery Browne, ministro de Desarrollo Social de Trinidad y Tobago, expresó también este mismo deseo en la presentación del documento. Afirmó que solo el año pasado se infectaron por el VIH 20.000 personas en la región. “Esta estadística tan terrible nos debe dar algo más que una pausa para pensar. Nos debe alentar a buscar formas innovadoras de hacer llegar mensajes de prevención a las audiencias clave. Debemos ser atrevidos”.

Además de examinar los problemas, Keeping Score II también subraya los logros conseguidos en la respuesta al sida en el Caribe. Se ha avanzado considerablemente en el tratamiento del VIH, que se ha ampliado exponencialmente. A finales de 2007, unas 30.000 personas recibían tratamiento antirretrovírico, lo que supone un aumento de un 50% en doce meses. Sin embargo, la cobertura del tratamiento sigue situándose por debajo del 45% en la región.

20081218_keepingscore_v
Keeping Score II es un análisis consolidado de los informes de progreso de los países caribeños que los gobiernos presentaron en la Reunión de alto nivel sobre sida de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 2008.

En cuanto a la prevención de la transmisión maternoinfantil y la seguridad hematológica, se han hecho progresos en diferentes países. Además, también ha mejorado el compromiso político de alto nivel, se han destinado más recursos a las respuestas nacionales y se está ampliando y profundizando en un enfoque multisectorial.

Angela Lee Low, presidenta del Comité Nacional de Coordinación de Sida en Trinidad y Tobago, expresó su deseo de que Keeping Score II se utilizara para ayudar que el Caribe dé forma e impulse su respuesta al VIH. “Creo que es una iniciativa esencial que permitirá al Comité mejorar su panificación estratégica”, afirmó.

El Caribe es la segunda región del mundo más afectada detrás de África subsahariana, con una prevalencia del VIH entre adultos del 1,1%. Además, el sida sigue siendo una de las principales causas de muerte entre las personas de edades comprendidas entre los 25 y los 44 años. Algunos países han conseguido estabilizar la epidemia, aunque esto normalmente ha ocurrido en los altos niveles. A finales de 2007, se estima que 230.000 personas vivían con el VIH en la región.

Reportajes relacionados

Reportajes:

Muchos avances de los que informar: UNGASS 2008 (12 de marzo de 2008)



Publicaciones:

Keeping Score II (pdf, 2.82 Mb) (en inglés)