Reportaje

Primera misión conjunta del PNUD y ONUSIDA en Malí

01 de mayo de 2010

20100503_Sidibe_Clark_200.jpg
El director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, y la administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Helen Clark, durante su misión conjunta en Malí. 1 de mayo de 2010. Fotografía: ONUSIDA

La administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Helen Clark, y el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, se encuentran en una misión conjunta de cuatro días en Malí, la primera de estos dos organismos de las Naciones Unidas en este país. Clark, que también preside el Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Comité de Organizaciones Copatrocinadoras de ONUSIDA (COC) pedirá que se acelere la respuesta nacional al sida en el camino hacia 2015, fecha límite establecida por la comunidad internacional para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Durante este viaje oficial, Clark y Sidibé visitarán un hospital de Tombuctú donde se reunirán con proveedores de atención sanitaria, representantes de la sociedad civil, personas que viven con el VIH y otras partes interesadas implicadas en la respuesta al VIH.

También tienen previsto reunirse con diversos altos funcionarios del gobierno, incluidos el Primer Ministro, Modibo Sidibé, y el Presidente, Amadou Toumani Touré.

Sidibé, por su parte, reiterará su llamamiento a favor de la prevención de la transmisión maternoinfantil del VIH. En 2008, solo el 12% de las mujeres embarazadas en Malí se realizó las pruebas del VIH y, durante el mismo año, solo el 18% de los hijos de mujeres seropositivas recibió tratamiento antirretrovírico para prevenir la infección.

Este año el Fondo Mundial ha concedido a Malí una subvención de US$43 millones para intensificar la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo relacionados con el VIH en el país durante los próximos dos años.

En los últimos años Malí ha progresado considerablemente en la ampliación de los servicios del VIH para aquellos que los necesitan. Según las estimaciones del gobierno, la prevalencia del VIH en el país disminuyó de un 1,7% en 2001 a un 1,3% en 2006, mientras que en 2009 más del 80% de las personas que necesitaban tratamiento antirretrovírico (alrededor de unas 27.000) lo seguían. ONUSIDA estima que actualmente viven en Malí 100.000 personas seropositivas.

Reportajes relacionados


Copatrocinadores:

PNUD