Comunicado de prensa

El ONUSIDA insta a eliminar la transmisión materno-infantil del VIH para 2015

El Director Ejecutivo del ONUSIDA se reúne con los ministros de Salud y el Secretario General de las Naciones Unidas durante la Asamblea Mundial de la Salud en un esfuerzo por acelerar los progresos hacia el acceso universal

20090421_jointaction_200.jpg

GINEBRA, 21 de mayo de 2009 – Durante la celebración de la Asamblea Mundial de la Salud a lo largo de esta semana, el Director Ejecutivo del ONUSIDA se ha reunido con más de 80 ministros de Salud para reforzar el compromiso del ONUSIDA de apoyar a los países con miras a alcanzar las metas de acceso universal. 

El ONUSIDA ha destacado las áreas prioritarias fundamentales en las que la acción conjunta de las Naciones Unidas hará cambiar significativamente la respuesta al sida y aportará una contribución positiva a los planes de desarrollo más amplios. Alcanzar resultados en las áreas identificadas tendrá un efecto directo sobre la contención y el retroceso de la epidemia de sida. 

Muchas de estas áreas prioritarias requieren acciones urgentes y eficaces para salvar vidas, incluidas la prevención de la transmisión maternoinfantil del VIH y la prestación de atención y tratamiento continuados para las mujeres, sus parejas y sus hijos.

Las pruebas disponibles ponen de manifiesto que la administración oportuna de fármacos antirretrovíricos a las mujeres embarazadas VIH-positivas reduce de forma significativa el riesgo de transmitir el VIH a sus hijos. Se trata de una intervención contrastada, poco costosa y eficaz. No obstante, las estimaciones más recientes señalan que en 2007, tan sólo el 33% de las mujeres embarazadas VIH-positivas recibió el tratamiento necesario y solamente el 21% de las mujeres en los países de ingresos bajos y medianos se sometió a la prueba del VIH como parte de su atención prenatal. Los avances en esta esfera únicamente pueden realizarse integrando los programas que previenen la transmisión maternoinfantil del VIH en un plan de salud reproductiva de mayor alcance.
 
“Podemos impedir que las madres fallezcan y que sus hijos se infecten por el VIH. Es por ello que hago un llamamiento para la eliminación virtual de la transmisión maternoinfantil del VIH para 2015,” ha declarado Michel Sidibé, Director Ejecutivo del ONUSIDA. “Esta es una de las principales áreas prioritarias donde debemos actuar el ONUSIDA, el UNICEF, la OMS y el UNFPA.”

Otra área de interés será prevenir que las personas que viven con el VIH fallezcan por causa de la tuberculosis. La TB es una enfermedad evitable y que tiene cura, pero es una de las principales causas de mortalidad para las personas que viven con el VIH.  Se cree que en África subsahariana alrededor del 80% de las personas que viven con el VIH están coinfectadas por la TB, cuando en todo el mundo en 2007 solamente el 2% de las personas que viven con el VIH se sometieron a pruebas diagnósticas de la TB.  El diagnóstico y tratamiento sistemáticos de la TB para las personas que viven con el VIH constituirán un paso adelante fundamental en la respuesta.

Entre las otras áreas prioritarias citadas figuran las siguientes: asegurar que las personas que viven con el VIH reciben tratamiento que salva vidas; proteger a los usuarios de drogas contra la infección por el VIH; eliminar las leyes, políticas, prácticas, estigma y discriminación que entorpecen una respuesta eficaz al VIH;  poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas; dar capacidad a las personas para protegerse a sí mismas del VIH, y mejorar la protección social para las personas afectadas por el VIH.
El resultado primordial de la acción conjunta en estas áreas será evitar las infecciones por el VIH y las muertes por sida. Por su parte, el ONUSIDA asignará recursos financieros y humanos para ampliar los programas conjuntos de apoyo, y se desarrollarán indicadores claros de la rendición de cuentas para seguir los progresos realizados.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Región/país