Reportaje

Irlanda: Acabar con el estigma

30 de enero de 2007

20070130_stigma2_340x.jpg

Irlanda se ha comprometido a “erradicar” el estigma y la discriminación relacionados con el sida como parte de una campaña nacional que el Primer Ministro irlandés, Bertie Ahern, lanzó el 1 de diciembre de 2006.

El objetivo de esta campaña de concienciación pública es fomentar la educación sobre el VIH y los problemas a los que las personas que viven con este virus tienen que hacer frente. También pretende reducir el estigma relacionado con el sida en el lugar de trabajo y promover la creación de entornos más seguros donde la gente pueda revelar su estado serológico y acceder fácilmente a los servicios que necesite. La campaña, que se prolongará durante un año, es una iniciativa conjunta del Departamento de Salud e Infancia y del Departamento de Asuntos Exteriores de Irlanda.
 
 “El 1 de diciembre de cada año, el mundo se une y se solidariza con los millones de hombres, mujeres y niños que viven con el VIH, y recordamos nuestra obligación de actuar ahora y cumplir con los ambiciosos compromisos internacionales que hemos adoptado”, declaró Ahern al lanzar la campaña en el Día Mundial del Sida.
 
La campaña incluirá una serie de actividades, como por ejemplo un anuncio contra el estigma que se emitirá en la televisión nacional, en los cines y en Internet. “Acabar con el estigma” contará con la participación de una gran variedad de grupos que colaboran en la respuesta al sida, medios de comunicación incluidos, con el objetivo de difundir, tanto en la prensa como en la televisión, una información responsable que evite la estigmatización relacionada con el sida. También se realizarán actividades para ejercer presión y que se respete la Ley de Igualdad en el Empleo de 1998  y las Leyes sobre Igualdad de Condición de 2000 y 2004, que prohíben todo tipo de discriminación relacionada con el estado serológico en el lugar de trabajo.

 “Debemos trabajar juntos para hacer que nuestras sociedades sean más abiertas y solidarias, más tolerantes y menos críticas,” afirmó el Primer Ministro irlandés.


Reportajes relacionados