Reportaje

Llamamiento para reforzar la prevención del VIH

02 de julio de 2007

20070702_Prevention_240.jpg
En un informe recién publicado sobre la prevención
del VIH, los expertos en sida calculan que la ampliación
de la prevención del VIH podría evitar 30 millones de
infecciones por el VIH para 2015. Fotografía: ONUSIDA

Los expertos calculan que la ampliación de la prevención del VIH podría evitar 30 millones de infecciones por el VIH para el 2015.

En un informe recién publicado sobre la prevención del VIH, un equipo de destacados expertos del sida hace un llamamiento para aumentar el número de programas para la prevención mundial del VIH y pronostican que un mayor acceso a la prevención podría prevenir 30 de los 60 millones de infecciones por el VIH que se calcula que se producirán para el 2015.

El informe, publicado por el Grupo Mundial de Trabajo sobre la Prevención del VIH, advierte que los esfuerzos para prevenir el VIH no siguen el ritmo de los avances realizados en el tratamiento de las personas infectadas por el VIH. El informe señala que por cada persona que empezó la terapia antirretrovírica en 2006 seis nuevas personas se infectaron por el VIH.

“Tenemos que realizar los mismos avances en materia de prevención del VIH que en su tratamiento”, explicó Helene Gayle, presidenta de CARE USA y copresidenta del Grupo de Trabajo. “Tenemos una oportunidad muy importante en los próximos diez años para disminuir drásticamente el índice de nuevas infecciones y, en última instancia, invertir el curso de la epidemia.”

20070702_Prevention_3.jpg
El informe señala que por cada persona que empezó
la terapia antirretrovírica en 2006 seis nuevas personas
se infectaron por el VIH.

“Muchos creen que el VIH sigue propagándose porque la prevención no es efectiva y eso no es cierto. El problema es que la prevención efectiva no llega a la gente que la necesita”, afirmó David Serwadda, director del Instituto de Salud Pública de la Universidad de Makerere de Uganda y copresidente del Grupo de Trabajo.

El informe, titulado “Adaptar la prevención del VIH a la magnitud del problema: una prioridad mundial urgente”, indica que algunos programas de prevención del VIH científicamente probados (como los diseñados para reducir el riesgo de transmisión maternoinfantil del VIH) no se ponen en práctica a la escala adecuada, es decir, no llegan a suficientes personas ni con la suficiente intensidad como para frenar la epidemia. El informe recomienda duplicar en los próximos tres años los presupuestos mundiales destinados al sida, y hace un llamamiento a los gobiernos y donantes para asegurar que los recursos disponibles se usen para estrategias de prevención probadas y dirigidas a las personas más expuestas.


Mejor asignación de los recursos

A pesar de que el presupuesto mundial anual destinado al sida se ha multiplicado por seis desde el 2001, es todavía la mitad de lo que el ONUSIDA considera necesario. El Grupo de Trabajo hace un llamamiento para duplicar los fondos mundiales destinados al sida dentro de tres años, lo que significaría pasar de los actuales US$ 10 mil millones anuales a los US$ 22 mil millones que el ONUSIDA intenta alcanzar para el 2010. Aproximadamente la mitad de este dinero se destinaría a la prevención, tal como recomienda el ONUSIDA.

“En los últimos años ha habido un crecimiento de los fondos destinados al sida, pero aun estamos lejos de lo que necesitamos”, dijo Nicholas Hellmann, director provisional de los programas sobre el VIH y la tuberculosis de la Fundación Gates y miembro del Grupo de Trabajo. “Incrementar los presupuestos ahora salvará vidas y ahorrará dinero a largo plazo.”

20070702_Prevention_2.jpg
Los programas de prevención del VIH tienen que ser diseñados para las poblaciones más expuestas. Fotografía: ONUSIDA

El informe explica la importancia de que los gobiernos y los donantes internacionales aseguren que los recursos se estén utilizando estratégicamente a medida que los gastos para el sida aumentan. Por ejemplo, varios países centran sus esfuerzos de prevención en campañas generales de concienciación sobre el VIH, aunque la mayoría de las nuevas infecciones en esos países aparecen en grupos específicos con mayor riesgo de exposición al VIH, como los hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres y los profesionales del sexo. Del mismo modo, los donantes deberían desprenderse de las restricciones basadas en criterios políticos que limitan el acceso a las estrategias de prevención del VIH científicamente probadas y bien fundadas.

“Conocer la dinámica de tu propia epidemia de VIH y cómo se han transmitido las ultimas 1000 infecciones es fundamental para adaptar las estrategias de prevención del VIH de tal modo que beneficien realmente a quienes más las necesitan” declaró Catherine Hankins, asesora científica principal y miembro del Comité de Orientación del Grupo de Trabajo.

El Grupo de Trabajo es un equipo internacional compuesto por más de 50 destacados expertos en salud pública, médicos, investigadores y personas que viven con el VIH. Además, colabora con la Fundación Henry J. Kaiser Family y la Fundación Bill y Melinda Gates.




Enlaces:

Descargar el informe completo del Grupo Mundial de Trabajo sobre la Prevención del VIH (pdf, 1.6Mb) Más información sobre el Grupo de Trabajo (en inglés)
Más sobre la prevención del VIH

Reportajes relacionados