Reportaje

El legado de una estrella del rock ayuda a los niños que viven con el VIH

01 de marzo de 2007

2007000301_mother_300.jpg

”Estará aplaudiendo donde quiera que esté”, dijo emocionada María Lucía Araujo sobre cuál sería la reacción de su hijo Cazuza al ver la fundación para niños "Viva Cazuza", creada en su nombre.

 

Cazuza, uno de los solistas del Brasil más famosos, murió en 1990 a la edad de 32 años por causa de una enfermedad relacionada con el sida en Río de Janeiro. Actualmente, 65 niños que viven con el VIH reciben apoyo por parte de la Sociedade Viva Cazuza, una organización sin ánimo de lucro dedicada a ayudar a los niños que viven con el VIH y financiada gracias a los derechos de autor de sus canciones.


En febrero de 1989, Cazuza se convirtió en la primera celebridad brasileña que anunció públicamente que era seropositivo. El primer octubre tras su muerte, María Lucía Araujo creó la fundación.

Cuando se enteró del diagnóstico de su hijo, María Lucía Araujo no sabía nada sobre el VIH o el sida. “Cuando me dijo por primera vez que era seropositivo pensé que se recuperaría ese mismo año”, declaró ella. La muerte de su hijo cambió su vida. Casada con un hombre adinerado, no necesitaba trabajar, pero tenía que hacer algo. "Me habría vuelto loca", dijo. "No habría podido dormir si no hubiera hecho nada".

Así que creó la fundación, la primera de este tipo en Río. Desde que se inauguró, la organización ha ayudado a 67 niños. Como la disponibilidad de los medicamentos antirretrovíricos ha mejorado, también lo ha hecho la salud de los niños. “Los niños van a las escuelas locales y llevan una vida activa, igual que cualquier otro niño de la zona", declaró Lucía Araujo.

2007000301_3girls_300.jpg

El ONUSIDA calcula que en el mundo hay alrededor de 2,3 millones de niños menores de quince años infectados por el VIH y, según un informe reciente de UNICEF, unos 15,2 millones de niños menores de dieciocho años han perdido a uno o a ambos padres por causa del sida.

“Es realmente necesario ayudar a los niños que viven con el VIH en Brasil", dijo Dr. Laurent Zessler, coordinador nacional del ONUSIDA en Brasil. “Debemos asegurarnos de que estos niños no son víctimas de la discriminación. Los niños que viven con el VIH son capaces de ir a la escuela y de llevar vidas plenas y activas. No deberíamos permitir que el VIH les prive de su infancia", añadió.

“Desde que murió mi hijo, la naturaleza del virus ha cambiado notablemente; ya no es una enfermedad de varones homosexuales, ahora cada vez más mujeres están siendo afectadas. Muchas veces no tienen ni idea de que son seropositivas y se lo contagian a sus hijos sin saberlo”, declaró María Lucía.

Los niños acuden al centro a través de muchas vías diferentes. Uno de los 24 niños que viven actualmente en la casa es Danielle, de 15 años, que llegó hace diez años con su hermana, después de que su madre muriera y que su padre fuera incapaz de sobrellevar la situación. Durante su estancia ha forjado una buena relación con su padre y espera poder vivir con él de nuevo algún día.

José, un niño paraguayo, fue encontrado con tres años abandonado y muy enfermo en un hospital de la frontera de Paraguay. Ahora José, con nueve años, quiere ser director de cine.

2007000301_medicines_300.jpg

La organización apoya también a jóvenes adultos que ya se han ido de la fundación. Una vez por semana, la clínica de la fundación está abierta para que los adultos seropositivos recojan sus medicamentos antirretrovíricos. Como en el caso de todos los brasileños seropositivos, estos medicamentos son pagados por el gobierno y suministrados de forma gratuita.

Además del apoyo material, Sociedade Viva Cazuza ofrece también una página Web en la que la gente puede realizar consultas a los expertos sobre temas relacionados con el sida. Los expertos reciben alrededor de 12.000 preguntas al mes.

A María Lucía le sorprende que se sigan haciendo preguntas veinte años después de que el sida llegara por primera vez en Brasil. “Las preguntas más frecuentes siguen siendo: ¿Cómo puedo contraer la enfermedad?, ¿Cómo puedo evitar contagiarme?”, declaró. “No es como el cáncer, donde los expertos aún no están seguros de qué lo provoca o de cómo prevenirlo. Prevenir el sida es sencillo: usa un preservativo”.

María Lucía se ha convertido en una destacada portavoz en asuntos relacionados con el sida gracias a sus apariciones regulares en televisión. Considera que la herencia de su hijo no son solo “sus bellas canciones”, sino también la fundación, así como su actitud abierta ante el VIH y su aparición en público a medida que la enfermedad avanzaba. "Hizo mucho por educar a la gente y ayudar a reducir la discriminación de las personas que viven con el VIH", declaró.


Fotografías: ONUSIDA/J. Spaul


Enlaces:

Web de la Sociedade Viva Cazuza (en inglés o portugués)
Web de Cazuza (en inglés o portugués)
Únete por la Niñez... únete con la Juventud... Únete para vencer al sida

Reportajes relacionados