Reportaje

Zackie Achmat: “Unirse para la prevención del VIH"

25 de mayo de 2007

20070525_zackie_speaking_24.jpg

En 2006, ONUSIDA se unió a la sociedad civil, los militantes pro tratamiento, voluntarios de campañas para el acceso al tratamiento, el sector privado y los gobiernos, para hacer un llamamiento a la comunidad mundial con el fin de movilizar una alianza para la prevención del VIH bajo el lema “Unirse para la prevención del VIH”.

La Campaña de Acción pro Tratamiento (TAC), un asociado clave desde el principio, continúa luchando para que con la prevención del VIH se logre detener el crecimiento de la tasa de infección y se mantengan los progresos ya conseguidos en la respuesta al sida, entre los que se puede mencionar un mayor número de personas que reciben el tratamiento del VIH. En el presente documento, el fundador y presidente de la campaña, el conocido militante Zackie Achmat, comparte sus reflexiones sobre las razones por las cuales “Unirse para la prevención del VIH” es fundamental para la sostenibilidad en la respuesta al sida así como para los sistemas de atención sanitaria, las comunidades y la sociedad en general.

 

¿Por qué cree que es necesario “Unirse para la prevención del VIH”?

Cuando las personas se infectan por el VIH su esperanza de vida disminuye, su calidad de vida y las relaciones familiares y sociales se ven afectadas, y esto tiene un impacto en ámbitos más generales, como por ejemplo, en la economía. En nuestro país [Sudáfrica] todos los días más de cien personas se infectan por el VIH y más de 900 mueren debido a enfermedades relacionadas con el sida. Solo desde esa perspectiva, si no aumentamos la prevención ayudaremos a que aumente la tasa de mortalidad, las enfermedades y las alteraciones sociales que pueden derivarse del VIH.

 

¿A quién cree que se debería implicar en este movimiento?

Durante muchos años los esfuerzos se han centrado en la comunidad del sida, y sinceramente, esta comunidad está algo cansada de la prevención. Hay que captar a millones de personas para la prevención así que tendríamos que centrarnos en dirigirnos a ellas. ¿Cómo se puede atraer al sacerdote, a los sindicatos, al curandero tradicional y al banquero? Tenemos que ver más allá de las comunidades tradicionales del VIH.

Al mismo tiempo, en el centro de todo esto ha estado siempre la ausencia de personas que viven con el VIH en los puestos de liderazgo para la lucha por la prevención. El punto clave está en que las personas que viven con el VIH deberían estar en la vanguardia de la prevención, asistiendo desde su comprensión única de la prevención.

 

Se suele decir que abogar por la prevención va a entrar en competencia con los llamamientos al acceso al tratamiento. ¿Qué piensa al respecto?

El tratamiento nos ha dado una oportunidad única para aumentar la prevención. Demostró que funciona y que es así porque las personas afectadas por el VIH han comenzado a vislumbrar y a hacer frente a las barreras que dificultan el acceso al tratamiento del VIH. Muy pocas personas perciben las barreras de acceso a la prevención y es aquí donde hay que trabajar ahora.

Creo que [el tratamiento y la prevención] se están reforzando muy bien recíprocamente. Desde mi punto de vista, lo más escandaloso es que tengamos tantos programas de antirretrovíricos que no aseguren que parte del paquete esencial del tratamiento sea la disponibilidad de 6 preservativos a la semana.

 

Entonces, los militantes pro tratamiento también tienen un papel importante que desempeñar en “Unirse para la prevención”, ¿no es así?

Creo que probablemente es el más importante, porque conocemos el coste del tratamiento y los futuros gastos que se originarán si la prevención no aumenta masivamente. Si se toma Sudáfrica como ejemplo, dentro de diez años solo el tratamiento le costaría a nuestro país cerca de unos 5 mil millones de dólares al año. Se trata de una cantidad significativa de dinero y a largo plazo es insostenible para las familias y los sistemas de atención sanitaria. No queremos vivir en emergencia permanente en nuestro sistema de atención sanitaria y en nuestra sociedad con respecto a la salud. Por eso, creo que los militantes pro tratamiento deberían entender mejor que es necesario aumentar la prevención.

 

Si pudiera enviar un mensaje sobre “Unirse para la prevención”, ¿cuál sería?

Dos mensajes: el primero, hay que aumentar inmediatamente la prevención maternoinfantil. Es trágico que nadie haya aprovechado la oportunidad que se nos ha brindado para aumentar los servicios prenatales y de atención sanitaria para todas las mujeres. Y el segundo, es el deber de todos de reconocer que no se trata de una batalla a corto plazo, y que es una necesidad apremiante que [todos] nos preparemos a largo plazo leyendo, estudiando y actuando en función de los conocimientos que vayamos adquiriendo.




Enlaces:

Escuchar los fragmentos más importantes de la entrevista con Zackie Achmat (en inglés)

Más sobre Unirse para la prevención (en inglés)

Leer el comunicado de prensa: Unirse para la prevención  ( en | es | fr | ru ) (pdf, 38.6 KB | 50.5 KB | 58.8 KB | 171 KB)

Visitar el sitio web de la Campaña de acceso al tratamiento (TAC) (en inglés)

Reportajes relacionados