Prevención del VIH en las Villas Olímpicas

Bookmark and Share

Reportaje

Prevención del VIH en las Villas Olímpicas

14 de agosto de 2008

080811_ballack_200.jpg
Con el apoyo de ONUSIDA, en la sala de
espera del Centro médico olímpico se están
emitiendo dos anuncios del servicio público
en inglés, francés y chino. En ellos aparecen
el futbolista alemán y representante especial
de ONUSIDA, Michael Ballack, y el jugador
chino de baloncesto, Yao Ming.

Como parte de una campaña conjunta de prevención del VIH, se van a poner a disposición de los atletas gratuitamente 100.000 preservativos de alta calidad en los centros de salud de las Villas Olímpicas de Beijing, Qingdao y Hong Kong. Los atletas también podrán acceder a información de utilidad sobre el VIH a través de los miles de carteles y folletos disponibles en inglés, francés y chino.

Por otra parte, en las salas de espera de los centros médicos se reproducirán vídeos sobre la prevención del VIH en estos tres idiomas. En ellos aparecen el futbolista alemán y representante especial de ONUSIDA, Michael Ballack, y la estrella del baloncesto, el chino Yao Ming. Además, todos los atletas que compiten en los Juegos Olímpicos de 2008 han recibido una memoria flash que contiene hojas informativas sobre el VIH.

Todos estos esfuerzos de prevención y contra la discriminación forman parte de la campaña del VIH de las Olimpiadas de 2008 “Juega seguro – Ayuda a frenar el VIH”, que llevan a cabo de forma conjunta ONUSIDA, el Comité Olímpico Internacional (COI) y el Comité organizador de los Juegos Olímpicos de Beijing (BOCOG). Su objetivo es formar a los atletas sobre el VIH y animarles a que se conviertan en embajadores de la respuesta al sida.

080811_polyclinicOV3_200.jpg
El presidente del COI, Jacques Rogge
(a la izquierda) saluda a Bernhard Schwartländer,
coordinador de ONUSIDA en el país (en el centro)
durante la presentación de la Campaña del sida
y el VIH de las Olimpiadas de Beijing “Juega
seguro – Ayuda a frenar el VIH”.

“Los atletas deben saber cómo se transmite el VIH, cómo no se transmite y cómo se puede prevenir, para poder así informar a sus compañeros y luchar contra la discriminación que sufren las personas seropositivas. Este es un tema muy importante para el deporte”, declaró la embajadora de la campaña, la nadadora egipcia Rania Elwani.

La campaña no va dirigida únicamente a los atletas, sino también a los miembros de las delegaciones nacionales y a los más de 100.000 voluntarios.

En la actualidad, unos 33 millones de personas viven con el VIH en todo el mundo. En 2007, cerca del 45% de las nuevas infecciones por el VIH se produjeron entre jóvenes de 15 a 24 años. Sin embargo, todavía hay muchos jóvenes que no tienen acceso a información fiable y completa sobre cómo evitar la exposición al virus.

Muchos jóvenes están ligados al mundo del deporte, ya sea como espectadores o como participantes. A través del espectáculo mundial del deporte que constituyen las Olimpiadas de Beijing, los mensajes sobre el sida pueden llegar a todas las comunidades, en especial a los jóvenes, para promover un comportamiento sexual más seguro y acabar con el estigma y la discriminación.

“Los deportistas famosos pueden desempeñar un papel muy importante a la hora de transmitir mensajes sobre la prevención, la atención y el apoyo relacionados con el VIH porque son modelos que muchos jóvenes desean imitar”, manifestó Jaques Rogge, presidente del COI.

20080814_poster_200.jpg
El objetivo de la campaña de las Olimpiadas
de 2008 “Juega seguro – Ayuda a frenar el VIH”,
es formar a los atletas sobre el VIH y animarles
a que se conviertan en embajadores de la
respuesta al sida.
Crédito: ONUSIDA

“Sabemos que el deporte y los Juegos Olímpicos son idiomas universales que pueden ejercer una labor muy importante y positiva a la hora de sensibilizar sobre el sida y reducir el estigma y la discriminación que sufren las personas que viven con el VIH”, declaró el Coordinador de ONUSIDA en el país, Berbhard Schwartländer.

En 2004, ONUSIDA firmó un Memorándum de entendimiento con el COI para reforzar el papel que desempeñan las organizaciones deportivas en la respuesta al sida a escala comunitaria y nacional y para organizar actividades de sensibilización sobre el sida con la colaboración de entrenadores, atletas y grandes figuras del deporte.