ICASA 2008: La importancia de las actividades conjuntas para la TB y el VIH

Bookmark and Share

Reportaje

ICASA 2008: La importancia de las actividades conjuntas para la TB y el VIH

03 de diciembre de 2008

20081203_TB_HIV-3_200.jpg
Un simposio satélite para resaltar el impacto de la tuberculosis en las personas seropositivas se llevó a cabo el 3 de diciembre durante la conferencia de ICASA 2008. Fotografía: ONUSIDA/Mamadou Gomis

La tuberculosis es una de las principales causas de muerte entre las personas seropositivas y es responsable del 13% de las muertes de pacientes con sida en el mundo. El VIH y la tuberculosis están tan estrechamente relacionados que a menudo se denominan como coepidemia o doble epidemia. Uno empeora el impacto del otro, y a pesar de que se ha demostrado la eficacia de las intervenciones conjuntas, los programas de VIH y de tuberculosis se han aplicado de manera independiente.

África subsahariana soporta la mayor carga de infecciones por el VIH y de mortalidad relacionada con el sida del mundo: más del 60% de las personas seropositivas de todo el mundo vive en la región. De media, el 22% de los pacientes de tuberculosis en la región están coinfectados por el VIH, y aproximadamente el 40% de los fallecimientos en estos pacientes se debe al VIH.

La tuberculosis es la principal causa de muerte entre las personas seropositivas que fallecen en África, a pesar de que es una enfermedad que se puede prevenir y curar. El índice cada vez mayor de la tuberculosis resistente a los medicamentos, especialmente de la tuberculosis extremadamente resistente (XDR-TB), amenaza aún más la respuesta al sida en la región. 

ALASDAIR REID_160_212.jpg
Alasdair Reid, Asesor de tuberculosis y VIH de ONUSIDA
Fotografía: ONUSIDA/Mamadou Gomis

Por ello, el miércoles 3 de diciembre, ONUSIDA, la OMS y el PMA, en colaboración con el grupo de trabajo sobre tuberculosis y VIH de la Alianza Alto a la TB, organizaron un simposio satélite para resaltar el impacto de la tuberculosis en las personas seropositivas y evaluar qué hay que hacer para reducir esta carga innecesaria de enfermedad y muerte.

El simposio analizó qué deben hacer los programas del VIH y la sociedad civil para mejorar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la tuberculosis en las personas seropositivas. En él se presentó un paquete de intervenciones conocido como “Tres íes para la tuberculosis y el VIH", intensificación de la detención de la tuberculosis, terapia preventiva isoniazida y control de la infección, que pretende reducir la carga de la tuberculosis en las personas seropositivas. Además, se promovió la necesidad de abordar conjuntamente la nutrición como elemento esencial de la respuesta a ambas enfermedades. La tuberculosis y el VIH dificultan la nutrición de las personas afectadas, lo que puede desembocar en desnutrición, que a su vez agrava el estado de las dos enfermedades.

20081203_TB_HIV-4_200.jpg
Fotografía: ONUSIDA/Mamadou Gomis

En esta región hay pocos países que cuenten con programas integrales para reducir la carga de la tuberculosis en las personas seropositivas. Como consecuencia, la cobertura de las intervenciones de tuberculosis y VIH es todavía muy limitada. Las actividades que responden conjuntamente a las dos enfermedades son esenciales para garantizar que los pacientes con tuberculosis que sean seropositivos puedan acceder a las pruebas y al tratamiento sin impedimentos, así como para prevenir, diagnosticar y tratar debidamente la tuberculosis en los pacientes que vivan con el VIH.

En 2006, solo el 22% de los pacientes con tuberculosis se sometió a las pruebas del VIH en África subsahariana, y menos de un 1% de las personas que viven con el VIH se sometió a las pruebas de detección de la tuberculosis.

El simposio ha demostrado que se necesita actuar urgentemente para garantizar el acceso universal a los servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento de la tuberculosis para las personas seropositivas de África.

“Este simposio de ICASA ha ayudado a mejorar el compromiso de los proveedores de servicios del VIH y de las comunidades afectadas con la implantación de estas intervenciones cruciales y fortalecer la colaboración entre los programas de tuberculosis y de VIH con la sociedad civil", afirmó Alasdair Reid, asesor sobre VIH y tuberculosis de ONUSIDA.