ICASA 2008: El VIH en el entorno carcelario

Bookmark and Share

Reportaje

ICASA 2008: El VIH en el entorno carcelario

06 de diciembre de 2008

20081205_prison2_200.jpg(de izquierda) Sylvie Bertrand, coordinadora regional del programa de ONUDD sobre el VIH y sida en entorno carcelario en África meridional; Dr. Johnson Byabashaija, comisario general de los servicios carcelarios de Uganda
Fotografía: ONUSIDA/Mamadou Gomis

“Si no tomamos medidas adecuadas para prevenir la infección por el VIH en las cárceles, los reclusos serán siempre vulnerables a la enfermedad", afirmó Gallo Diop, antiguo recluso senegalés y defensor de la respuesta al sida.

Diop fue uno de los oradores que participó el viernes 5 de diciembre en la sesión organizada por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) titulada "Prevención, atención, tratamiento y apoyo relacionados con el VIH y el sida en los establecimientos penitenciarios".

Subrayó que el movimiento de personas que entran y salen de las cárceles también está contribuyendo a la propagación del virus fuera de las prisiones.

Los participantes analizaron la repercusión que el VIH está teniendo en las cárceles africanas, y coincidieron en que abordar el problema del virus en las prisiones es un componente esencial de cualquier respuesta efectiva al sida.

Los participantes señalaron que las cárceles que tienen demasiados reclusos, instalaciones deficientes y condiciones sanitarias inadecuadas, junto con la carencia de servicios de prevención del VIH, atención sanitaria y una nutrición adecuada, están contribuyendo a la propagación del virus. También identificaron la necesidad de disponer de más datos e investigaciones que identifiquen la naturaleza y las pautas de los comportamientos de riesgo.

20081205_prison1_200.jpg
Brian Tkachuk, asesor regional de ONUDD para el VIH y sida en los entornos carcelarios en África
Fotografía: ONUSIDA/Mamadou Gomis

“Todavía no se conoce adecuadamente la magnitud de la epidemia en las cárceles africanas y su efecto multiplicador en el resto de la población de la región", afirmó durante su presentación Brian Tkachuk, asesor regional sobre el VIH y el sida en las cárceles de la UNODD.

Para mitigar el impacto del VIH en los establecimientos penitenciarios, Tkachuk señaló la necesidad de concienciar a los reclusos sobre el VIH, promover la educación inter pares y facilitar el acceso a las intervenciones de prevención, como la disponibilidad de preservativos, de agujas seguras para realizar tatuajes, de material de inyección, así como que los reclusos puedan recibir visitas privadas de sus parejas. También aludió a la necesidad de ofrecer tratamiento del VIH y una alimentación adecuada a los reclusos seropostivos.

Tkachuk señaló que “la situación del VIH en las cárceles sigue siendo un área completamente olvidada a la que hay que prestar una atención inmediata", y solicitó que se incluyera esta cuestión en las respuetas nacionales al sida.

"No se puede progresar en la lucha contra el sida en las cárceles si no se cuenta con un compromiso político total", afirmó el Dr. Johnson Byabashaija, comisario general del servicio de cárceles de Uganda, enfatizando al mismo tiempo que se deben establecer sistemas de gestión de información sólidos para recopilar datos cualitativos que ayuden a desarrollar programas de prevención del VIH y de sensibilización en los entornos penitenciarios.