Reportaje

Consulta teológica sobre la prevención del VIH

05 de febrero de 2008

20080205_atieno_200.jpg
Atieno Odenyo, asesora de asociaciones
regionales de ONUSIDA en África oriental y
meridional, destacó la misión que desempeñan
las comunidades religiosas, así como sus
responsabilidades, en la consulta internacional
del sida.

El papel que desempeña la fe cristiana en la respuesta a la epidemia de sida fue el tema principal de la consulta que tuvo lugar en Johannesburgo (Sudáfrica) del 28 de enero al 2 de febrero.

La consulta se centró en el debate sobre cómo la fe y las prácticas cristianas pueden intensificar el compromiso y la compasión en los esfuerzos para la prevención del VIH y aumentar su efectividad. Para ello no sólo es importante la conducta individual; también lo es, en sentido más amplio, identificar las injusticias sociales, políticas y económicas que hacen que algunas personas sean más vulnerables a la infección por el VIH.

La consulta, convocada por la Alianza ecuménica de acción mundial, reunió a 35 teólogos, éticos, médicos y cristianos que viven con el VIH. Éstos pertenecían a distintas ramas de la tradición cristiana, entre ellas la anglicana, la bautista, la evangélica, la luterana, la ortodoxa, la reformista, la católica y la de las Iglesias unidas.

"Somos plenamente conscientes de que la prevención del sida toca temas que son muy sensibles para muchas culturas y tradiciones religiosas", declaró Linda Hartke, coordinadora de la Alianza ecuménica de acción mundial. Y añadió: "Para nosotros, el elemento principal para prevenir el sida es romper el silencio que, en especial en las comunidades cristianas, envuelve la prevención del sida fundamentada en pruebas, en referencia a la vulnerabilidad y a las causas que son la base de la transmisión del VIH".

El informe de la consulta servirá para fomentar la reflexión teológica y para estrechar lazos entre las organizaciones religiosas mediante un compromiso más duradero y activo con el que dar respuesta al sida. Cuando el informe esté acabado, la Alianza ecuménica de acción mundial lo dará a conocer.

Atieno Odenyo, asesora de asociaciones regionales de ONUSIDA en África oriental y meridional, destacó la misión que desempeñan las comunidades religiosas, así como sus responsabilidades, en el panorama internacional del sida. Asimismo, instó a iglesias y comunidades religiosas a involucrarse en la prevención del VIH tanto en sus propias comunidades como a nivel mundial, nacional e individual.

Reportajes relacionados


Enlaces relacionados:

Alianza ecuménica de acción mundial