Las muertes por tuberculosis aumentan entre las personas que viven con el VIH

Bookmark and Share

Reportaje

Las muertes por tuberculosis aumentan entre las personas que viven con el VIH

17 de marzo de 2008

20080317-tb-launch-200.jpg
(de izquierda a derecha, delante:) Michel Kazatchkine, director ejecutivo del Fondo mundial; Margaret Chan, directora general de la OMS; Peter Piot, director ejecutivo de ONUSIDA; Jorge Sampaio, enviado especial del secretario general de la ONU para la estrategia Alto a la Tuberculosis y ex presidente de Portugal; y (de izquierda a derecha, detrás:) Jorge Bermudez, secretario ejecutivo de UNITAID; Mario Raviglione, director del Departamento Alto a la Tuberculosis de la OMS; Marcos Espinal, secretario ejectivo de la Alianza Alto a la Tuberculosis: en la presentación del informe Control mundial de la tuberculosis, 2008. Ginebra, 17 de marzo de 2008.
Fotografía: OMS/C. Black

Casi 250.000 personas que vivían con el VIH murieron de tuberculosis (TB) en 2006, según un nuevo informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el informe anual Control mundial de la tuberculosis, 2008 también se indica que casi 750.000 personas seropositivas enfermaron de tuberculosis en ese mismo año, confirmando de ese modo que, pese a que su prevención y cura es por lo general factible, la tuberculosis constituye una de las principales causas de enfermedad y muerte entre las personas que viven con el VIH. De nuevo, África es el con tinente más afectado, con el 85% del total mundial de casos de tuberculosis relacionada con el VIH.

No obstante, el informe también presentaba algunas buenas noticias, puesto que se perciben signos esperanzadores, sobre todo en África, de una creciente aplicación conjunta de los programas de tuberculosis y VIH para reducir esta coinfección en las personas seropositivas. Por ejemplo, en Rwanda, el programa de tuberculosis pudo practicar las pruebas del VIH al 76% de los pacientes de TB, garantizando de ese modo su acceso a los servicios de prevención, tratamiento y atención más adecuados. Sin embargo, hace falta aún mucho más trabajo para conseguir que las personas que viven con el VIH puedan recibir mejores servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento de la tuberculosis, puesto que, por ejemplo, en 2006 a menos del 1% de personas VIH-positivas se le realizó pruebas de detección de la TB.

20080317-tb-launch-EXD-200.jpg
Intervención del Dr. Peter Piot, director ejecutivo de ONUSIDA, en el lanzamiento para la prensa del Control mundial de la tuberculosis (Ginebra, 17 de marzo de 2008).
Fotografía: OMS/C. Black

"Según el informe, aún estamos lejos de poder ofrecer el acceso universal a unos servicios de prevención, diagnóstico, tratamiento y atención del VIH y la TB de alta calidad", afirmó el Dr. Peter Piot, director ejecutivo de ONUSIDA.

"Se han logrado evidentes avances, pero todos tenemos que hacer más para promover un sistema conjunto que permita reducir las muertes por tuberculosis entre las personas seropositivas".

La presentación oficial del i nforme, en Ginebra, estuvo a cargo de Peter Piot (director ejecutivo de ONUSIDA), Margaret Chan (directora general de la OMS), Michel Kazatchkine (director ejecutivo del Fondo mundial) y Jorge Sampaio (enviado especial del secretario general de la ONU para la estrategia Alto a la Tuberculosis y ex presidente de Portugal), a tiempo para el Día Mundial de la tuberculosis (el 24 de marzo).

ONUSIDA, la OMS, el Fondo Mundial, la Alianza Alto a la Tuberculosis, junto con nuestros asociados nacionales e internacionales, trabajarán en estrecha colaboración con el fin de conseguir el acceso universal a los servicios integrados para el VIH y la tuberculosis, así como una respuesta coordinada a ambas epidemias, que es la única manera de ser verdaderamente eficaces en este empeño.