UNICEF informa sobre la prevención del sida a los jóvenes de Guinea

Bookmark and Share

Reportaje

UNICEF informa sobre la prevención del sida a los jóvenes de Guinea

16 de abril de 2009

La versión original de este reportaje se publicó en UNICEF.org

UNICEF_Guinea_200
Fatoumata in a salon in a poor Koloma neighbourhood of Conakry. She is 18, has two children, aged six and three, and has never heard of AIDS. Credit: UNICEF Guinea/2009/Baro

Nene Gallé Barry vende carbón en un área extremadamente pobre del barrio Koloma de Conackry, capital de Guinea. Solo tiene 18 años, pero tuvo que abandonar su hogar hace cuatro para ganarse la vida en la ciudad. Tiene un novio con el que mantiene relaciones sexuales y, hasta hace muy poco, nunca había oído hablar sobre el sida, ni visto ni utilizado un preservativo.

Esta es la realidad de muchos adolescentes guineanos. Normalmente no pueden acceder a información sobre cómo protegerse de las infecciones de transmisión sexual (ITS), como el VIH. Según un informe reciente de ONUSIDA, la OMS y UNICEF, en 2007 solo el 12% de las mujeres de edades comprendidas entre los 15 y los 25 años sabía como se transmitía sexualmente el virus y rechazaba las falsas creencias en torno al VIH. Por otra parte, según un estudio de 2005, menos de un 25% de los adolescentes de entre 15 y 17 años utilizaba preservativos en sus relaciones sexuales.

Cuando Nene finalmente comprendió los riesgos que había corrido al no usar protección, pidió preservativos. Quería saber cómo se usaban y cómo podía convencer a su novio para utilizaros y, cuando aprendió lo que tenía que hacer, quedó realmente complacida.  

Informar mejor a los jóvenes

UNICEF_Guinea2_200
A group of peer educators enter
a hair salon in Miniere, Conakry.
Credit: UNICEF
Guinea/2009/Baro

En Guinea las chicas corren un mayor riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual. Según un informe realizado en 2008 por ONUSIDA, la OMS y UNICEF, el 31% de las chicas mantiene relaciones sexuales antes de cumplir los 15 años (comparado con un 20% de los chicos). Esta publicación también confirma que las mujeres y chicas de entre 15 y 24 años tienen el doble de probabilidades de infectarse por el VIH que sus parejas.
Son muchas las jóvenes cuyos trabajos les exponen a prácticas sexuales de riesgo, como aquellas que venden fruta en las calles o las que trabajan en peluquerías o talleres de costura. En estos lugares normalmente conocen a jóvenes adolescentes o adultos que les ofrecen dinero a cambio de mantener relaciones sexuales.

UNICEF y sus asociados nacionales han adoptado medidas para mejorar el acceso de los jóvenes a la información y a la toma de decisiones en lo que respecta al VIH.  En 2007 se creó la primera estrategia de prevención nacional para los jóvenes, y se ha establecido un equipo de coordinación para coordinar y ampliar las actividades. Durante los últimos dos años, UNICEF ha colaborado con la JCI (Cámara Junior Internacional) para capacitar a los adolescentes de las comunidades más pobres e implicarlos en proyectos dirigidos a otros adolescentes vulnerables, principalmente chicas.

“Mi trabajo, mi salud”

Desde 2007 a 2008, el programa ha llegado a más de 20.000 adolescentes de entre 13 y 20 años y de diferentes procedencias. Se han producido ocho anuncios televisivos en cuatro idiomas diferentes, así como 20 programas radiofónicos interactivos.

El proyecto más reciente se llama “mon métier, ma santé” (“mi trabajo, mi salud”), y está dirigido a las jóvenes que trabajan en peluquerías, tiendas de ropa y talleres de confección de los dos barrios más pobres de Conakry. Cien jóvenes educadores van a visitar los establecimientos seleccionados para informar a las jóvenes aprendices y a los clientes sobre la prevención del VIH.

Se espera que, una vez que las jóvenes hayan recibido información sobre la prevención del VIH, se la transmitan a sus familiares y amigos. Dos meses después de que comiencen estas actividades de sensibilización se realizará un estudio para evaluar la repercusión del proyecto.

UNICEF espera poder llegar al menos al 50% de las chicas más vulnerables antes de 2011.