Las respuestas al sida se ponen en marcha en la Etiopía rural

Bookmark and Share

Reportaje

Las respuestas al sida se ponen en marcha en la Etiopía rural

22 de abril de 2009

Michel Sidibé joins a village
Michel Sidibé asisto a una de las “charlas comunitarias” celebradas en la región Tigray de Etiopía, 800 km lejos de Addis Ababa, el 22 de abril de 2009. Credit: UNAIDS/Y.Gebremedhin

A través de toda Etiopía las iniciativas comunitarias y el gobierno local se están uniendo para marcar un antes y un después en la respuesta al sida. Durante su visita oficial al país el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, visitó algunos de los programas y proyectos que están traduciendo en acciones concretas los objetivos de acceso universal a los servicios de prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH.

Centro de salud Adegude

Los centros de salud locales gestionados por el gobierno son el pilar central de la provisión de servicios sanitarios en Etiopía. Ofrecen servicios de atención primaria como medicina familiar, prevención y control de enfermedades transmisibles como el VIH y educación sanitaria. 

Michel Sidibé fue invitado a visitar el Centro de salud Adegude, una de las cinco clínicas locales del distrito de Hintalawagrit, que ofrece servicios de asesoramiento y pruebas voluntarias del VIH, de prevención de la transmisión maternoinfantil y tratamiento del VIH. Los empleados del centro ofrecieron a Sidibé una visión general de los servicios del VIH que se ofrecen en esta área rural de Etiopía y le hablaron sobre los avances que se han conseguido y los retos a los que se enfrentan. Los funcionarios sanitarios del distrito también compartieron con Sidibé su experiencia en la coordinación de una respuesta al sida multisectorial, la aplicación de programas del VIH y la provisión de servicios.

Charlas comunitarias

 

Los gobiernos, las personas seropositivas, los líderes de la sociedad civil y los asociados debemos crear plataformas creativas para reunirnos a debatir abiertamente estas cuestiones e identificar formas de avanzar conjuntamente en la respuesta al sida.

El director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé

Sidibé también tuvo la oportunidad de asistir a una de las “charlas comunitarias” celebradas en Hiwane Kebeke, en la que diferentes personas, mujeres y hombres, ancianos y jóvenes, personas seropositivas, representantes de las asociaciones de mujeres y de grupos de jóvenes, y líderes religiosos y tradicionales locales, quienes tienen una gran capacidad para influir y conseguir cambios, se reúnen regularmente.

Las “charlas comunitarias” se están celebrando en diversos lugares de la Etiopía rural, y los estudios han demostrado que pueden convertirse en agentes para el cambio en la respuesta al sida. Una vez a la semana o cada quince días en los pueblos o “Kebeles” se reúnen hasta 70 personas durante un par de horas con animadores locales para intercambiar opiniones sobre una amplia gama de cuestiones sociales.

Estas reuniones permiten hablar abiertamente sobre tabúes y concepciones erróneas sobre el sexo y el sida que es necesario aclarar. También se debate sobre aquellas prácticas tradicionales que pueden contribuir a la propagación del VIH.

Las “charlas” han conseguido cambiar opiniones e incluso se han traducido en acciones concretas. Así, en algunas localidades los grupos condenan el matrimonio en edad temprana y se han comprometido a ayudar a las chicas en edad escolar a que sigan regularmente sus estudios. Unos grupos han decidido detener la ablación femenina en sus localidades mientras que otros participantes han coincidido en evitar prácticas tales como la herencia de la mujer viuda por parte de un pariente del fallecido. Michel Sidibé resaltó la importancia de impulsar las respuestas al sida para conseguir resultados de desarrollo más amplios, como la igualdad de género y el respeto de los derechos humanos.

Las reuniones locales también permiten que temas como el estigma se debatan de manera colectiva y pueden ser un foro a partir del cual se inicien acciones comunitarias como la prevención del VIH, la atención domiciliaria, el apoyo a los huérfanos, y la promoción del asesoramiento y las pruebas voluntarias.

Los animadores explicaron que el PNUD inició originalmente estas charlas comunitarias de manera experimental durante 2003 y 2004. Esta iniciativa tuvo más éxito de lo que se esperaba, y las autoridades federales han convertido desde entonces a estas charlas comunitarias en una estratega prioritaria para movilizar a las comunidades del país.

“La charla comunitaria local que he observado es inspiradora. Los gobiernos, las personas seropositivas, los líderes de la sociedad civil y los asociados debemos crear plataformas creativas para reunirnos a debatir abiertamente estas cuestiones e identificar formas de avanzar conjuntamente en la respuesta al sida", afirmó Sidibé.

Personas que viven con el VIH en la región

Hailemariam Kiflay and Michel Sidibe
(from left): Hailemariam Kiflay, Chairperson of “Save the Generation Association” gives a pin to Mr Sidibé during his visit with this umbrella network of people living with HIV in Tigray. Credit: UNAIDS/Y.Gebremedhin

El director ejecutivo también se reunió con el presidente y diversos directivos de la red de personas que viven con el VIH en el Estado Regional Nacional de Tigray, "Save the Generation Association Tigray". Esta red lucha por los derechos de sus miembros, combate el estigma y apoya las iniciativas regionales para ampliar los servicios de prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH. Según el Ministerio de Salud, se estima que 62.000 personas viven con el VIH en la región, y que un 63% de aquellos que necesitan tratamiento no pueden acceder a él.

Atención y apoyo de los niños vulnerables

Cerca de 650.000 niños se han quedado huérfanos como consecuencia del sida en Etiopía. Sidibé visitó un proyecto que ofrece atención y apoyo a los huérfanos y otros niños vulnerables y a las familias afectadas en Mekelle. Este proyecto, dirigido por Human Being Association of Brotherhood, comenzó en 2001 para ayudar a los huérfanos y otros niños vulnerables, así como a las familias que viven en circunstancias complicadas. Hoy ofrece asistencia básica y educativa a cerca de 1000 familias que cuidan a estos niños. También facilita formación profesional, equipamiento y algo de dinero a niños de la calle y profesionales del sexo para que puedan tener sus propios ingresos y continuar su educación. Los servicios de ayuda también intentan volver a unir a los niños de la calle que tienen grandes familias y ofrecer apoyo a los niños para que hereden propiedades y pensiones de aquellos familiares que han fallecido de enfermedades relacionadas con el sida.

El ministro de Salud de Etiopía, Dr. Tedros Adhanom, acompañó a Sidibé en estas visitas sobre el terreno.

El gobierno de Etiopía ha establecido objetivos ambiciosos para alcanzar el acceso universal a la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo relacionados con el VIH, y ha desarrollado un Plan de acción multisectorial para 2007-2010, que fue desarrollado en colaboración con una amplia gama de partes interesadas que intercambiaron las lecciones aprendidas en la implantación de la respuesta al sida. Este plan comprende actividades detalladas, objetivos, estimaciones de costes y un análisis de deficiencias financieras, y representa uno de los mayores pasos hacia la realización del principio de los "Tres Unos".