El Secretario General de las Naciones Unidas y otros líderes se unen a estrellas del espectáculo en el acto "LIGHT FOR RIGHTS” del Día Mundial del Sida en la Ciudad de Nueva York

Bookmark and Share

Reportaje

El Secretario General de las Naciones Unidas y otros líderes se unen a estrellas del espectáculo en el acto "LIGHT FOR RIGHTS” del Día Mundial del Sida en la Ciudad de Nueva York

07 de diciembre de 2009

091201_096_high_200.jpg
El secretario general, Ban Ki-Moon, durante su discurso en  "Light for Rights" con motivo de la conmemoración del Día Mundial del SIDA en Nueva York..
Fotografía: ONUSIDA/B. Hamilton

El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, se unió a otros líderes de la respuesta al sida y a estrellas del espectáculo en un acto público para celebrar el Día Mundial del Sida el 1 de diciembre 2009 en el histórico Arco conmemorativo del Washington Square Park, en la Ciudad de Nueva York.

Las luces del arco y de otros monumentos de la ciudad se apagaron a las 6.15 para recordar a aquellos que han fallecido como consecuencia del sida, así como para representar cómo el estigma, la discriminación, el miedo y la vergüenza relegan a las personas seropositivas a la oscuridad. Posteriormente, las luces se volvieron a encender para mostrar que iluminar al VIH con el brillo de los derechos humanos puede ayudar a las personas seropositivas a salir de las sombras y a buscar la información, tratamiento, atención y apoyo que necesitan para llevar una vida saludable.

““En el Día Mundial del Sida de este año nuestro desafío es claro: debemos seguir haciendo lo que es efectivo, pero debemos hacer más, de manera urgente, para mantener nuestro compromiso de alcanzar el acceso universal a la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo relacionados con el VIH para 2010”, afirmó el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon. “Solo conseguiremos este objetivo si dirigimos toda la luz de los derechos humanos al VIH. Las respuestas al sida no castigan a las personas, sino que las protegen”.

Si damos luz a los derechos humanos de las personas que tienen sida, estas podrán salir de la oscuridad y acceder al tratamiento, la información, la atención y el apoyo que necesitan para llevar una vida normal.

Dr. Paul de Lay, director ejecutivo adjunto de ONUSIDA

En el acto también participaron Naomi Watts, actriz nominada a los Óscar y embajadora de buena voluntad de ONUSIDA; Christine C. Quinn, portavoz del ayuntamiento de Ciudad de Nueva York; la oscarizada Susan Sarandon, embajadora de buena voluntad de UNICEF; el Dr. Paul de Lay, director ejecutivo adjunto de ONUSIDA; Tembeni Fazo, asesora y educadora de inmigrantes africanos y caribeños de Nueva York; y Chyenne Jackson, una estrella televisiva que está ahora en Broadway, quien fue la encargada de inaugurar el acto.

La embajadora de buena voluntad de ONUSIDA, Naomi Watts, resaltó la injusticia del estigma. “Ha sido tanto desafortunado como injusto que la infección por el VIH se haya considerado una enfermedad vergonzosa, se haya juzgado a las personas que viven con el VIH como culpables y se haya identificado al sida como una muerte segura. He visto personalmente que la dignidad y la esperanza son mayores en aquellos a los que el VIH ha cambiado la vida.” En su calidad de embajadora de buena voluntad de ONUSIDA, Watts ha utilizado su fama para fomentar la sensibilización sobre el VIH y dar una voz mayor a las necesidades de las personas que viven con el virus.

“Estamos aquí esta noche para dar luz a los derechos humanos, pues son esenciales para el éxito de la lucha contra el sida. Y estamos aquí para reafirmar nuestro compromiso de poner fin a la epidemia mundial de sida”, afirmó Kenneth Cole, diseñador de moda de reconocido prestigio, presidente de Keneth Cole Productions y de la junta de administración de amfAR (La Fundación para la Investigación sobre el Sida), que organizó el acto.

091201_280_high_200.jpg
Dr. Paul de Lay, director ejecutivo adjunto de ONUSIDA en "Light for Rights" en la conmemoración del Día mundial del sida en Nueva York, el1 de diciembre de 2009.
Fotografía: ONUSIDA/B. Hamilton

Este acto es el inicio de la campaña mundial LIGHT FOR RIGHTS (luces para los derechos) organizada por amfAR, ONUSIDA, Broadway Cares/Equity Fights AIDS, y la Campaña mundial contra el sida. El director ejecutivo adjunto de ONUSIDA, Paul de Lay, confirmó el apoyo de ONUSIDA a esta iniciativa: “ONUSIDA está entusiasmado por participar en la presentación de esta campaña que durante dos años intentará iluminar la importancia de los derechos humanos para conseguir el acceso universal”. 

“Si damos luz a los derechos humanos de las personas que tienen sida, estas podrán salir de la oscuridad y acceder al tratamiento, la información, la atención y el apoyo que necesitan para llevar una vida normal”, añadió.

20091201_lfr_200.jpg

El Dr. De Lay pidió a Tom Viola, director ejecutivo de Broadway Cares/Equity Fights AIDS, y a Marcel Van Soest, director ejecutivo de la Campaña mundial contra el sida, que se unieran a él en el escenario para agradecer a sus organizaciones su compromiso de copatrocinar la campaña LIGHT FOR RIGHTS. De Lay también agradeció a Cole su liderazgo en la campaña, así como el diseño de la marca LIGHT FOR RIGHTS y el símbolo de la campaña, una bombilla con un lazo rojo, realizado por el equipo de diseño de Kennet Cole Productions en consulta con las cuatro organizaciones copatrocinadoras.

Otros participantes insistieron en la responsabilidad compartida a la hora de garantizar la protección de los derechos humanos.

Susan Sarandon, que lideró los esfuerzos para liberar a las refugiados haitianos seropositivos del centro de detención por el VIH de la Bahía de Guantánamo, Cuba, a principios de los 90, recordó la larga lucha de las personas que viven con el VIH contra el estigma y el aislamiento, y afirmó que garantizar el respeto de los derechos humanos es esencial. Quinn, portavoz del ayuntamiento de Nueva York, resaltó que la falta de igualdad entre segmentos de la población general, especialmente para los hombres que tienen relaciones sexuales hombres, los usuarios de drogas, los profesionales del sexo y las mujeres y las niñas, aumenta su vulnerabilidad frente a la discriminación y la marginación, lo que les expone a un mayor riesgo de contraer el VIH.

Otros monumentos de la ciudad que apagaron y después volvieron a encender sus luces como parte del acto LIGHT FOR RIGHTS fueron: el edificio Chrysler; Rockefeller Center; Lincoln Center, incluida la Ópera Metropolitana, Avery Fisher Hall, el Teatro David H. Koch y Revson Fountain; el edificio MetLife; Madison Square Garden; el Teatro Beacon; 33 teatros de Broadway; y el Radio City Music Hall.