Rwanda lidera el camino para hacer frente a la tuberculosis y al VIH de manera conjunta

Bookmark and Share

Reportaje

Rwanda lidera el camino para hacer frente a la tuberculosis y al VIH de manera conjunta

02 de septiembre de 2009

20090903_hospital_200.jpg

(De izquierda a derecha) El Dr. Jorge Sampaio, Enviado especial del secretario general de las Naciones Unidas para la iniciativa Alto a la tuberculosis; el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, y la Dra. Anita Asiimwe, secretaria ejecutiva de la Comisión de control nacional sobre el sida se reúnen durante una visita al Centro Socio-médico de Kiryogo, cerca de Kigali (Rwanda), el 1 de septiembre de 2009. Fotografía: ONUSIDA/L.Rusanganwa

El Dr. Jorge Sampaio, enviado especial del secretario general de las Naciones Unidas para detener la tuberculosis, y el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, han sido testigos de primera mano de la prestación de servicios integrados de VIH y tuberculosis en la visita que realizaron conjuntamente al Centro Socio-Médico de Biryogo.

“Es realmente gratificante estar en esta clínica, que ha intensificado la detección de casos de tuberculosis en personas seropositivas mediante pruebas sistemáticas y derivado los casos confirmados a clínicas especializadas. Además, los pacientes que ingresan en el centro de salud con tuberculosis también se someten a las pruebas del VIH, y aquellos que resultan seropositivos reciben atención y apoyo integrados. Este es un programa que refleja los impresionantes progresos que se están consiguiendo en toda Rwanda en la coordinación de los servicios de tuberculosis y VIH”, declaró el Dr. Jorge Sampaio.

Sidibé, por su parte, resaltó los avances que Rwanda ha realizado en la mejora de los resultados de la coinfección de tuberculosis y VIH gracias a una colaboración más amplia y al uso de tecnologías de diagnóstico innovadoras. Asimismo, manifestó el compromiso de las Naciones Unidas de hacer frente a estas epidemias duales de manera efectiva.

Me complace ver que Rwanda está guiando a África y al mundo en la adopción de un enfoque integrado para hacer frente a las epidemias interrelacionadas de la tuberculosis y el VIH. Este liderazgo audaz está obteniendo resultados impresionantes que muestran al resto de África lo que se puede conseguir.

Michel Sidibé, el director ejecutivo de ONUSIDA

“Me complace ver que Rwanda está guiando a África y al mundo en la adopción de un enfoque integrado para hacer frente a las epidemias interrelacionadas de la tuberculosis y el VIH. Este liderazgo audaz está obteniendo resultados impresionantes que muestran al resto de África lo que se puede conseguir”, afirmó Sidibé.

Sidibé también puso de relieve que enfrentarse a la tuberculosis y al VIH de manera conjunta es una de las prioridades de ONUSIDA. Tal y como se indica en el Marco de resultados de ONUSIDA 2009-2011, constituye una de las nueve áreas prioritarias para conseguir resultados, cuyo objetivo final es que ninguna persona seropositiva muera de tuberculosis.

Tras esta visita, el Dr. Sampaio y Sidibé acudieron al Laboratorio de referencia nacional (National Reference Laboratory) de Rwanda, situado en Kigali, donde fueron testigos de la principal inversión del país en servicios de laboratorio.

20090903_hospital2_200.jpg
(De izquierda a derecha): El coordinador residente de las Naciones Unidas, Aurélien Agbénonci; el Dr. Jorge Sampaio, Enviado especial del secretario general de las Naciones Unidas para la iniciativa Alto a la tuberculosis y el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé visitan el Centro Socio-médico de Kiryogo, cerca de Kigali (Rwanda), el 1 de septiembre de 2009. Fotografía: ONUSIDA/L.Rusanganwa

Rwanda se ha estado enfrentando a un tema complicado: la dificultad de diagnosticar la tuberculosis a personas que viven con el VIH. Para diagnosticar la tuberculosis se necesita visualizar con la ayuda de un microscopio la bacteria que causa la enfermedad, que se obtiene a partir de muestras de esputo. En las personas seropositivas, el esputo contiene normalmente pocas bacterias, por lo que las pruebas convencionales no las detectan aunque la persona esté afectada gravemente por tuberculosis. Los diagnósticos, consecuentemente, no suelen ser fiables.

La sensibilidad de las pruebas de la tuberculosis puede aumentarse incubando muestras para multiplicar la bacteria de la tuberculosis, pero este proceso puede llevar semanas o incluso meses utilizando los métodos convencionales. Para acelerar el proceso y mejorar la precisión de las pruebas se va a introducir y desarrollar un nuevo medio de cultivo líquido (MTIG) en Rwanda. El Laboratorio de referencia nacional también está estudiando microscopios más eficientes y técnicas de coloración para acelerar los diagnósticos.

Desde 2004, Rwanda cuenta con medios para detectar la tuberculosis resistente a los medicamentos. El Laboratorio de referencia nacional y el resto de laboratorios más importantes del país están actualmente ampliando su capacidad para poder diagnosticar también casos de tuberculosis extremadamente resistente a los medicamentos, aunque no se haya detectado ningún caso en Rwanda hasta la fecha.

El Dr. Sampaio y Sidibé felicitaron al personal del laboratorio por su excelente labor y reconocieron que desempeñan un papel esencial en la reducción de las muertes provocadas por la tuberculosis entre las personas que viven con el VIH.

Asimismo, resaltaron la necesidad de ampliar las inversiones para fortalecer los servicios de laboratorio, y se comprometieron a promover que se destinen más fondos para investigar una prueba de tuberculosis más rápida, sencilla y precisa.