Metro TeenAIDS – manteniendo la atención en los jóvenes de Washington D.C.

Bookmark and Share

Reportaje

Metro TeenAIDS – manteniendo la atención en los jóvenes de Washington D.C.

18 de septiembre de 2009

20090917_MS_Teens_200.jpg
El director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, se reunió ayer con Metro TeenAIDS (MTA, por sus siglas en inglés), una organización de salud comunitaria de Washington D.C. dedicada a ayudar a los jóvenes a superar el impacto del sida. Fotografía: ONUSIDA/Jati Lindsay

El director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, se reunió ayer con Metro TeenAIDS (MTA, por sus siglas en inglés), una organización de salud comunitaria de Washington D.C. dedicada a ayudar a los jóvenes a superar el impacto del sida.

Actualmente, se ha confirmado que un 1% de los jóvenes de edades comprendidas entre los 13 y los 24 años de Washington D.C. vive con el VIH.

Metro TeenAIDS es la principal organización para jóvenes del área metropolitana de Washington D.C. que centra todos sus esfuerzos en la prevención, la educación, el tratamiento y las necesidades específicas relacionadas con el VIH de los jóvenes. Su misión es prevenir la propagación del VIH, promover una toma de decisiones responsable y mejorar la calidad de vida de las personas que viven con el VIH o que se ven afectadas por el virus. Metro TeenAIDS también ofrece servicios de asesoramiento y pruebas del VIH a los jóvenes. Solo en los últimos tres meses, cerca de seiscientos se han sometido a las pruebas del virus en la organización.

Durante su visita, Sidibé se reunió con Adam Tenner, director ejecutivo de Metro TeenAIDS, el personal de la organización y algunos de sus jóvenes empleados, quienes trabajan como educadores inter pares. Los empleados guiaron a Sidibé por las instalaciones, incluido el centro juvenil Freestyle, que actualmente está siendo renovado, y participaron en un debate vehemente sobre la prevención del VIH con diversos jóvenes

Juntos debatieron los programas innovadores del MTA, que tratan desde el liderazgo juvenil y la promoción hasta la difusión por mensajes de texto, internet y otras nuevas campañas de marketing social a través de medios de comunicación. Una de las empleadas, Carmel Pryor, habló sobre REALtalk D.C., una campaña de marketing social que ha tenido un grandísimo éxito en el distrito y que incluye un servicio que permite plantear dudas por escrito para recibir información sobre pruebas gratuitas y educación sobre el VIH.

Algunos de los empleados de Metro TeenAIDS, que habían realizado recientemente un viaje de trabajo a Sudáfrica, compartieron sus experiencias. “Sudáfrica parece muy diferente de D.C, pero realmente, en verdad, es similar en lo que respecta al alcance de los problemas y su repercusión en la comunidad", afirmó Nicole Styles, coordinadora de difusión.

20090917_MS_Teens2_200.jpg
Durante su visita, Sidibé se reunió con Adam Tenner, director ejecutivo de Metro TeenAIDS,  algunos de sus jóvenes empleados , quienes trabajan como educadores inter pares, y  jóvenes que se benefician de los servicios del programa. Fotografía: ONUSIDA/Jati Lindsay

Washington D.C tiene la mayor prevalencia del VIH de cualquier ciudad de los Estados Unidos: sorprendentemente es diez veces mayor que la media nacional. Por ello, Sidibé resaltó la importancia del trabajo de Metro TeenAIDS a la hora de ampliar el acceso a los servicios sanitarios adaptados a las necesidades de los jóvenes. “Los jóvenes son nuestra ventana a la oportunidad. ¿Qué hacemos para ayudarles a mantenerse libres del VIH?” preguntó Sidibé.

“La epidemia del VIH en los Estados Unidos forma parte de la respuesta mundial al sida", afirmó Sidibé resaltando el hecho de que los jóvenes de entre 15 y 24 años representan el 45% de las nuevas infecciones de todo el mundo. Una de las áreas prioritarias del marco de resultados de ONUSIDA es capacitar a los jóvenes, y Sidibé reafirmó el compromiso de ONUSIDA con la participación auténtica de los jóvenes en la ampliación de la respuesta internacional al VIH.

Establecida en 1988, Metro TeenAIDS ha ofrecido programas educativos y recursos de prevención a unos 200.000 jóvenes, familiares afectados y jóvenes trabajadores de Washington, Maryland y Virginia.