Reportaje

Un acto público para redefinir el futuro de la respuesta al sida marca el tono de la Conferencia internacional sobre el sida

18 de julio de 2010

Antes de la inauguración oficial de la XVIII Conferencia internacional sobre el sida, se celebró un acto público informal en el que participaron diversos líderes influyentes del ámbito del sida para compartir sus ideas sobre cómo será el futuro de la prevención y el tratamiento del VIH si se desea alcanzar el objetivo de cero nuevas infecciones y cero muertes relacionadas con el sida para 2015.

Organizado por ONUSIDA y la Sociedad internacional de sida (IAS, por sus siglas en inglés) el acto, bajo el lema "Hacia un cambio de paradigma en el tratamiento y la prevención del VIH”, implicó a líderes como Kgalema Motlanthe, vicepresidente de Sudáfrica; Julio Montaner, presidente de la Sociedad internacional del sida; y Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA, en un diálogo sobre la prevención del VIH, el tratamiento, las inversiones y los derechos humanos.

El vicepresidente de Sudáfrica, por su parte, resaltó los progresos de su país en la respuesta al VIH a pesar de la crisis económica, que está poniendo en peligro los avances conseguidos, como el aumento del acceso al tratamiento y, por primera vez, el descenso de las tasas de nuevas infecciones por el VIH entre los jóvenes.

“Incluso aunque el mundo esté viviendo una crisis económica, las inversiones en la lucha contra el VIH no deben ser el objetivo más frágil de las medidas de austeridad", afirmó Motlanthe. "Sudáfrica ha dado prioridad a la respuesta al sida como una inversión en vida, esperanza, sistemas sanitarios y desarrollo humano con vistas a mejorar la calidad de vida”.

El vicepresidente también destacó que, sacando aun más al sida del aislamiento, su país podría ver cómo se reduce significativamente el número de madres y niños que fallecen. Asimismo, pidió a todos los países que renueven sus compromisos en pro del acceso universal alineándolos con el marco temporal de los ODM (2015).

Tras el discurso de Motlanthe, Sidibé habló del Tratamiento 2.0, una plataforma de terapia mucho más simple. ONUSIDA considera que esta podría tener beneficios secundarios para la prevención. “Seamos realistas: el precio del tratamiento está aumentando. Las personas están comenzando a perder la esperanza y debemos devolvérsela”, afirmó Sidibé. “Necesitamos medicamentos más baratos, más sencillos de administrar, así como diagnósticos más fáciles de usar. El tratamiento para la prevención no es simplemente un sueño. Es posible si compartimos la responsabilidad”.

Junto con el Tratamiento 2.0, Sidibé afirmó que se necesita una “revolución de la prevención” para romper la trayectoria de la epidemia e insistió en que esta revolución no será posible sin una "diplomacia de prevención" en la que participen líderes como los que acudieron a este acto.

Julio Montaner, presidente de la IAS, compartió su optimismo de que se combinen los esfuerzos de prevención y tratamiento, y afirmó que ofrecer tratamiento a más personas ayudará a que se reduzcan las nuevas infecciones por el VIH.

Tras el segmento inaugural, el director del acto, James Chau, presentador de noticias de la Televisión Central de China (CCTV) y embajador de buena voluntad de ONUSIDA para China, implicó a la audiencia en un debate interactivo sobre la prevención y el tratamiento, en el que también participaron Barbara Lee, congresista estadounidense del 9º Distrito de California, Rolake Odetoyinbo, directora ejecutiva de Positive Action for Treatment Access; Mphu Ramatlapeng, ministra de Salud y Bienestar Social de Lesoto; y Claudia Ahumanda, de la Campaña mundial del sida.

Los participantes compartieron sus perspectivas personales sobre los problemas y progresos a la hora de poner en marcha servicios de prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH y de garantizar el respeto de los derechos humanos.

El acto contó con la presencia especial de la embajadora internacional de buena voluntad de ONUSIDA, Annie Lennox, quien habló apasionadamente de cómo se ha implicado en la respuesta.

“No quiero que ninguna madre muera de una enfermedad que es prevenible. ¿Por qué habría de ocurrir?” preguntó al público. “El VIH es la principal causa de muerte en mujeres en edad reproductiva de todo el mundo. ¿Por qué no responde el mundo a este problema? Seguiré luchando hasta que vea el tipo de cambios de los que habla Michel Sidibé”.

Lennox clausuró el acto pidiendo a los líderes y activistas que hablaron en el acto, así como a la audiencia, que “volvieran a comprometerse con la respuesta y la llevaran más allá”.

Reportajes relacionados


 

Más sobre la Conferencia internacional sobre el sida 2010, Viena


Multimedia:

Webcast del acto público (en inglés)


Publicaciones:

Informe PERSPECTIVAS 2010 de ONUSIDA (pdf, 6 Mb) (en inglés)

Marco de resultados de ONUSIDA 2009-2011 (pdf, 388 Kb)