Un enfoque de la prevención basado en los derechos humanos: ¿Misión imposible?

Bookmark and Share

Reportaje

Un enfoque de la prevención basado en los derechos humanos: ¿Misión imposible?

19 de julio de 2010

From the left: Mirta Roses; Tripti Tandon at ‘Human Rights based approach to HIV PreventionDesde la izquierda: Mirta Roses; Tripti Tandon, en “Un enfoque de la prevención basado en los derechos humanos: ¿Misión imposible?”, 18 de julio de 2010.
Fotografía: ONUSIDA/ Anna Rauchenberger

La Aldea Mundial de AIDS 2010 acogió una reunión satélite de ONUSIDA sobre la prevención del VIH y los derechos humanos. Los participantes dialogaron sobre cómo se pueden ampliar las leyes, políticas y programas que se basan en pruebas y en los derechos humanos para respaldar una “revolución de la prevención” que ayude a romper la trayectoria de la epidemia.

Los panelistas pusieron de manifiesto algunos de los fracasos más frecuentes a la hora de reconocer y proteger los derechos humanos en el contexto de la prevención, así como ejemplos de respuestas que han conseguido utilizar un enfoque basado en el respeto de estos derechos. Al margen de algunos retos clave, la visión unánime del grupo de expertos era que este enfoque no es una misión imposible si se aprovechan las oportunidades actuales para situar los derechos humanos en el centro de la revolución de la prevención. De hecho, el sentimiento general era que no se puede producir dicha “revolución” sin los derechos humanos.

El acto, que adoptó un formato de entrevistas para fomentar un diálogo abierto y la participación del público, fue moderado por la Dra. Mandeep Dhaliwal, directora del Grupo de derechos humanos, género y diversidad sexual del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

20100718_B007_hr_200
Desde la izquierda: Daouda Diouf; Carlos Passarelli, en “Un enfoque de la prevención basado en los derechos humanos: ¿Misión imposible?”, 18 de julio de 2010.
Fotografía: ONUSIDA/ Anna Rauchenberger

Seis panelistas con diversas perspectivas y experiencias, representando a gobiernos, la sociedad civil y las Naciones Unidas, compartieron sus puntos de vista sobre si los derechos humanos se han utilizado debidamente o no para impulsar la acción hacia el acceso universal a la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo.

Carlos Passarelli, del gobierno de Brasil, habló sobre la experiencia de su país y sobre el éxito en la prevención del VIH que, según él, no hubiera sido posible sin un enfoque basado en los derechos humanos.

A partir de sus vivencias personales, Olimbi Hoxhaj, de la Red albana de personas que viven con el VIH, contó su experiencia utilizando argumentos basados en los derechos y en la igualdad para que sus hijos pudieran ir a la escuela y conseguir que aquellos que eran seropositivos recibieran tratamiento.

20100718_B003_hr_200Meena Seshu en “Un enfoque de la prevención basado en los derechos humanos: ¿Misión imposible?”, 18 de julio de 2010.
Fotografía: ONUSIDA/ Anna Rauchenberger

Por su parte, Meena Seshy indicó que el acceso de profesionales del sexo (mujeres, hombres y transexuales) a la salud y a la prevención del VIH se veía limitado porque no se protege su derecho a disfrutar de las mejores condiciones posibles de sanidad y de un trabajo seguro. Seshu es miembro de SANGRAM, una organización de educación inter pares de la India que colabora con mujeres profesionales del sexo para promover sus derechos y alentarlas a ser agentes para el cambio.

Entre los panelistas también se encontraban Tripti Tandom, del Colectivo de abogados de la India, la Dra. Mirta Roses, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y Daounda Diouf, de la ONG internacional Enda Sante.

Es esencial un enfoque que respete los derechos humanos, mitigue la amplitud y los efectos de la epidemia de sida y promueva el acceso universal a los servicios del VIH. Aunque se ha progresado notablemente en muchas áreas, las leyes, políticas y prácticas opresivas, así como el estigma y la discriminación, siguen minando la consecución de los objetivos para el acceso universal, incluido el acceso a la prevención para aquellos que lo necesitan, sin olvidar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Los panelistas insistieron en que la revolución de la prevención debe asentarse en los derechos humanos si se quiere mejorar de manera significativa y sostenible la respuesta. Como resumen del debate mantenido durante esta reunión, Mandeep Dhaliwal señaló que las experiencias compartidas confirmaban que el éxito en el ámbito de la prevención solo era posible en entornos jurídicos y sociales que promuevan los derechos humanos, la igualdad de género y la justicia social. También resaltó la importancia de que la Comisión de Alto Nivel de ONUSIDA sobre la Prevención del VIH sitúe los derechos humanos (que durante mucho tiempo ha sido un tema poco comprendido y olvidado en la prevención) en el centro de su trabajo. “Después de todo, ¿qué tiene de bueno la revolución de la prevención sin los derechos humanos?”.