Reportaje

Continúa la misión conjunta del PNUD y ONUSIDA en Malí

03 de mayo de 2010

20100503_timb_200.jpg(De izquierda a derecha): Malik Sène, Executive Secretary of NAC, Ben Essayouti, Imam of Timbuktu, UNDP Administrator Helen Clark and UNAIDS Executive Director Michel Sidibé

La administradora del PNUD, Helen Clark, y el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, comenzaron su misión de cuatro días en Malí en la antigua ciudad de Tombuctú, donde visitaron al Groupe d'Appui à la Formation de Base (GAFB), una organización de la sociedad civil que promueve la prevención del VIH mediante programas innovadores de educación inter pares entre poblaciones vulnerables, como los servicios uniformados, los jóvenes y los trabajadores domésticos.

“Hace veinte años, cuando era ministra de Salud de mi propio país, se nos presentó la misma oportunidad que vosotros tenéis hoy en esta región de interrumpir el avance de la epidemia”, afirmó Clark, natural de Nueva Zelandia. “Lo conseguimos porque dispusimos de un enfoque muy inclusivo. Malí debería ser el ejemplo para otros países de África de cómo detener la epidemia del VIH".

Esta organización está demostrando que podemos acabar con la epidemia del VIH centrándonos en aquellos que son más vulnerables.

Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA

Michel Sidibé, que acompañaba a Helen Clark, afirmó que GAFB está trabajando para dar voz a las personas y ayudar a los miembros de la sociedad más marginados. “Esta organización está demostrando que podemos acabar con la epidemia del VIH centrándonos en aquellos que son más vulnerables”, afirmó Sidibé. “Es para mí un honor acompañar a Helen Clark en su primera visita a Malí, que es un signo claro del compromiso de las Naciones Unidas de conseguir que el número de nuevas infecciones por el VIH sea cero".

GAFB comenzó sus actividades con el apoyo de una subvención del Banco Mundial y sigue ampliando sus servicios gracias a los recursos del Fondo Mundial. Este año el Fondo Mundial ha concedido a Malí una subvención de US$43 millones para intensificar la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo relacionados con el VIH en el país.

Durante las reuniones que mantendrán con altos funcionarios del gobierno durante el 3 y el 4 de mayo, incluido el Presidente Amadou Toumani Touré, los directores ejecutivos del PNUD y ONUSIDA pedirán que se acelere la respuesta nacional al sida en el camino hacia 2015, fecha límite establecida por la comunidad internacional para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Sidibé también reiterará su llamamiento a que se elimine la transmisión maternoinfantil del VIH. En 2008, el 12% de las mujeres embarazadas en Malí se realizó las pruebas del VIH y, durante el mismo año, solo el 18% de los hijos de mujeres seropositivas recibió tratamiento antirretrovírico para prevenir la infección.

Según las estimaciones del gobierno, la prevalencia del VIH en el país disminuyó de un 1,7% en 2001 a un 1,3% en 2006, mientras que en 2009 recibían tratamiento unas 27.000 personas, lo que representa más del 80% de aquellos que lo necesitan. ONUSIDA estima que unas 100.000 personas viven actualmente con el VIH en Malí.

Reportajes relacionados


Copatrocinadores:

PNUD


Multimedia:

Ver fotogalería


Reportajes:

Primera misión conjunta del PNUD y ONUSIDA en Malí (30 de abril de 2010)