Líderes de la fe cristiana lanzan alianza para responder al sida en Papúa Nueva Guinea

Bookmark and Share

Reportaje

Líderes de la fe cristiana lanzan alianza para responder al sida en Papúa Nueva Guinea

07 de mayo de 2010

20100507_PNG_leaders_200.jpgSu Excelencia, el Gobernador General de Papúa Nueva Guinea, Sir Paulius Matane (sentado a la izquierda) y el Jefe de la iglesia católica en Papúa Nueva Guinea y Presidente de la Alianza, Arzobispo John Ribat (sentado a la derecha) con los líderes eclesiásticos que firmaron la declaración de compromiso. Papúa Nueva Guinea, 5 de mayo de 2010.

Líderes de la iglesia de 19 denominaciones cristianas en Papúa Nueva Guinea (PNG) se reunieron para lanzar la Alianza de líderes cristianos, una red de líderes cristianos comprometidos a proporcionar una respuesta efectiva al sida en el país. Asistieron al evento la sociedad civil, incluyendo a las personas que viven con VIH, grupos de fe, donantes y asociados en la respuesta nacional.

“Este es un momento decisivo para la respuesta nacional contra el sida. Lograr que los líderes cristianos se reúnan para tratar el tema del sida es un avance muy importante, una fuente de inspiración para todos nosotros en la comunidad del sida en Papúa Nueva Guinea,” acotó Tim Rwabuhemba, Coordinador nacional del ONUSIDA.

Durante el lanzamiento, los líderes religiosos firmaron una Declaración de compromiso para representar su promesa de revertir la epidemia en el país. La declaración indica las formas en que la iglesia cristiana puede hacer una diferencia duradera en ayudar al país a superar la epidemia.

Este es un momento decisivo para la respuesta nacional contra el sida. Lograr que los líderes cristianos se reúnan para tratar el tema del sida es un avance muy importante y una fuente de inspiración para todos nosotros en la comunidad del sida en Papúa Nueva Guinea.

Tim Rwabuhemba, Coordinador nacional de ONUSIDA

“El lanzamiento y la firma de la declaración de compromiso forman parte de un evento histórico de gran magnitud” declaró su Excelencia, el Gobernador general de Papúa Nueva Guinea, Sir Paulius Matane en el discurso de fondo durante el lanzamiento de la Alianza. Sir Paulius Matane elogió a los líderes de la iglesia por dar "pasos valientes, enérgicos y decididos, necesarios contra un adversario formidable como es el VIH."

La nueva alianza tiene como objetivo compartir el conocimiento, la comprensión y la experiencia de las diversas comunidades para unir esfuerzos para una respuesta más eficaz e inclusiva contra el sida. Mediante la firma del acuerdo, los líderes religiosos buscan establecer una nueva cultura de cooperación ecuménica, respetando la singularidad de sus tradiciones, al mismo tiempo que se concentran en los valores compartidos de la dignidad humana y los derechos humanos.

Además se comprometieron, entre otras cosas, a abordar las normas y prácticas sociales, religiosas, culturales y políticas que perpetúan el estigma y la discriminación. Con ese fin, acordaron utilizar la infraestructura existente y las redes de comunicación dentro de sus comunidades religiosas para diseminar información precisa sobre el VIH en las áreas de prevención, tratamiento, atención y apoyo.

“Prometemos hacer más. No escatimaremos esfuerzos para romper el silencio que existe alrededor del VIH,” dijo el Jefe de la iglesia católica en Papúa Nueva Guinea y Presidente de la Alianza, Arzobispo John Ribat.

Sir Peter Barter, Presidente del Consejo nacional del sida, anotó que las iglesias de Papúa Nueva Guinea eran las partes interesadas con el “mayor potencial para prevenir la diseminación del VIH en el país. Esto se debe a que las iglesias han ganado la confianza de las comunidades afectadas."

Papúa Nueva Guinea constituye la mayor parte de casos de VIH en la región del Pacífico, que ha aumentado exponencialmente desde 21% entre 1984 y 1989 hasta más del 99% en el 2008. Los casos reportados en Papúa Nueva Guinea totalizan 28,294 aunque ONUSIDA estima que existen 54,000 personas que viven con el VIH. Se estima que para el 2012, Papúa Nueva Guinea tendrá una tasa de prevalencia nacional del 5.07% y un total de 208,714 personas se habrá infectado con el VIH.