Reportaje

El presidente Kabila se compromete a alcanzar una generación sin sida en la República Democrática del Congo

11 de mayo de 2010

20100510_Obaid-Kabila-Sidibe_200.jpg(de izquierda. a derecha) Thoraya Ahmed Obaid, directora ejecutiva del UNFPA; Joseph Kabila, presidente de la República Democrática del Congo; y Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA. 10 de mayo de 2010. Fotografía: UNFPA

El presidente de la República Democrática del Congo, Joseph Kabila, se ha comprometido a alcanzar una generación sin sida, garantizar que la maternidad sea más segura y eliminar la transmisión maternoinfantil del VIH en el país.

“Se trata de aspectos prioritarios para las mujeres y los niños de mi país”, declaró el presidente Kabila durante la recepción de la misión conjunta de la directora ejecutiva del UNFPA, Thoraya Ahmed Obaid, y el director ejecutivo de ONUSIDA, y Michel Sidibé.

“Yo me encargaré de liderar el camino para alcanzar una generación sin sida en la República Democrática del Congo”, añadió el presidente, que se comprometió a presentar una iniciativa nacional para invertir la tendencia de la epidemia de sida.

Los directores ejecutivos agradecieron al presidente Kabila que se haya comprometido a establecer como prioritarias las acciones encaminadas a alcanzar una generación sin sida y una maternidad segura no solo en su país, sino también en la Comunidad de África meridional para el desarrollo (SADC, en sus siglas en inglés) y en la Unión Africana.

Thoraya Ahmed Obaid, hizo hincapié en los vínculos que existen entre la salud de la mujer, la reproductiva y el VIH: “Con la incorporación de los servicios del VIH para la salud materna e infantil en los de salud general y reproductiva, la República Democrática del Congo cosechará grandes beneficios para el sistema sanitario”. Asimismo, instó al país a aprovechar la oportunidad que le brinda la Campaña para la reducción acelerada de la mortalidad materna en África (CARMMA, en sus siglas en inglés) para presentar la iniciativa del Presidente para una generación sin sida.

Señor Presidente, tiene la oportunidad única de devolver la salud y la dignidad a las madres, hermanas e hijas dentro y fuera de las fronteras de la República Democrática del Congo.

Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA.

Michel Sidibé celebró la decisión del presidente Kabila de utilizar su posición de liderazgo como presidente de la SADC con el fin de reunir a sus homólogos de toda África para que participen en este plan urgente. “Señor Presidente, tiene la oportunidad única de devolver la salud y la dignidad a las madres, hermanas e hijas dentro y fuera de las fronteras de la República Democrática del Congo”.

Los directores ejecutivos hicieron hincapié en la necesidad de que el sida se integre en las intervenciones sanitarias con las que guarda relación para conseguir resultados más efectivos. Asimismo, hicieron un llamamiento a la eliminación de la transmisión maternoinfantil para 2015, un objetivo que es complicado pero que se puede conseguir.

En la actualidad, más de 40.000 niños nacen con el VIH cada año en la República Democrática del Congo. Solo el 2% de las embarazadas tiene acceso a los servicios de prevención de la transmisión maternoinfantil y solo el 8% recibe asesoramiento y pruebas del VIH.

La República Democrática del Congo es uno de los seis países del mundo que juntos suman el 50% de las muertes maternas. Cuatro mujeres fallecen cada hora por problemas durante el embarazo o el parto.

Durante su misión conjunta, los directores ejecutivos también se reunieron con el primer ministro, otros funcionarios del gobierno, parlamentarios y representantes de la sociedad civil, entre los que se encontraban personas que viven con el VIH.

Reportajes relacionados


Copatrocinadores:

UNFPA