La delegación de la JCP resalta el compromiso de poner fin al estigma y a la discriminación en El Salvador

Bookmark and Share

Reportaje

La delegación de la JCP resalta el compromiso de poner fin al estigma y a la discriminación en El Salvador

28 de mayo de 2010

20100528_PCBDayMilingo School_200.jpg
Una delegación de la Junta Coordinadora del Programa ONUSIDA (JCP) visitando la implementación de una guía de capacitación de prevención del VIH en el Cantón Schoolto Milingo en El Salvador.14 mayo de 2010.

En su visita reciente a El Salvador, una delegación de la Junta Coordinadora del Programa ONUSIDA (JCP) resaltó la importancia de hacer frente al estigma y a la discriminación en la respuesta al VIH del país y elogió al gobierno por el liderazgo mostrado a este respecto.

“Felicitamos a El Salvador por los esfuerzos realizados en su respuesta nacional al VIH bajo el liderazgo del gobierno y con una participación activa de la sociedad civil”, afirmó la Dra. Marijke Wijnkorks, embajadora del sida de los Países Bajos, el actual presidente de la JCP. “Estamos especialmente sorprendidos por la trasparencia con la que se tratan temas delicados como la educación sexual para los jóvenes y el estigma y la discriminación de poblaciones clave como los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, los transexuales y los profesionales del sexo”.

Esta visita sobre el terreno, que tuvo lugar del 10 al 14 de mayo de 2010, coincidió con la presentación de un decreto presidencial que prohíbe cualquier tipo de discriminación que se base en la orientación sexual o en la identidad de género en el sector público. La secretaria de Inclusión Social y Primera Dama de El Salvador, Dra. Vanda Pignato, inauguró oficialmente la Dirección Nacional para la Diversidad Sexual durante la visita y señaló que “este decreto presidencial representa la obligación del Estado de hacer frente al problema de la discriminación".

La visita de la JCP ofreció a los miembros de la Junta la oportunidad de exponerse a las realidades de la epidemia y al trabajo que realiza ONUSIDA, junto a sus asociados nacionales e internacionales, sobre el terreno. El Dr. Menna Ould Tolba, delegado de la JCP y coordinador de la repuesta al sida en Mauritania, afirmó: “Tras participar en esta visita sobre el terreno, estoy convencido de la importancia de trabajar con y apoyar a las poblaciones más expuestas al riesgo de infección por el VIH".

Durante la visita, los delegados de la JCP se reunieron con el ministro de Asuntos Exteriores, Hugo Martínez; la ministra de Salud, Dra. María Isabel Rodríguez; la directora del Programa de VIH/Sida, Ana Isabel Nieto; y el director del Programa de Tuberculosis, Dr. Julio Garay. También se reunieron con el vicepresidente de la República de El Salvador y ministro de Educación, Salvador Sánchez Ceren; y dialogaron con Oscar Luna, Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, sobre varios problemas en torno a los derechos humanos en el contexto de la respuesta nacional al VIH.  Los delegados se reunieron asimismo con representantes de la sociedad civil, incluidas personas que viven con el VIH, hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, profesionales del sexo y comunidades transexuales.

Los participantes aprovecharon la oportunidad que les brindó la visita para explicar las diez áreas prioritarias incluidas en el Marco de resultados de ONUSIDA (2009-2011), haciendo especial hincapié en la décima área, relacionada con los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, los profesionales del sexo y las poblaciones transexuales. Según ONUSIDA, El Salvador tiene la tasa de prevalencia del VIH entre hombres que tienen relaciones sexuales con hombres más alta de América central, con un 17,8%. 

El ministro de Salud, Dr. Rodríguez, reconoció que “el VIH es un gran problema transversal en nuestro país y debemos explorar todas las opciones para producir resultados tangibles”.

Los delegados de la JCP también resaltaron la importancia de vincular la salud sexual y reproductiva con la repuesta al VIH en las reuniones que mantuvieron con los ministros de Salud y Educación. Durante la visita al Hospital materno de San Salvador se prestó especial atención a los casos de madres adolescentes seropositivas cuyos hijos nacieron con el VIH. Los delegados también fueron testigos de cómo se está aplicando una guía de formación sobre la prevención del VIH en la Escuela del Cantón Milingo. Algunos de los aspectos clave para la prevención del VIH, como pueden ser la educación sexual en las escuelas y el estigma y la discriminación, se han encontrado tradicionalmente con cierta resistencia por parte de la sociedad salvadoreña. Los delegados fueron testigos de los esfuerzos que el país está realizando para poner en marcha programas que abordan estas cuestiones a la vez que respetan las opiniones religiosas de comunidades e individuos.  “La educación es una vacuna contra el VIH que ya tenemos", afirmó el delegado Dr. Ibra Ndoye, secretario ejecutivo del Consejo nacional de sida de Senegal.

Aunque la calidad de los programas impresionó a los delegados, también expresaron su preocupación en torno a la sostenibilidad de los programas de prevención del VIH que se dirigen a las poblaciones clave. Las ONG han puesto en marcha la mayoría de estos programas, que dependen demasiado de los fondos externos. Los donantes cada vez se están alejando más de esta región, por lo que su sostenibilidad podría estar en peligro.

Los delegados pidieron al gobierno que garantice que se aplique y se haga un seguimiento de la Declaración ministerial que fue adoptada en la primera reunión de Ministros de Salud y Educación para detener el VIH y las ITS en América Latina y el Caribe, celebrada en julio de 2008 en Ciudad de México durante la XVII Conferencia internacional sobre el sida. “Animamos a El Salvador a que comparta sus experiencias y esperamos ver cómo este país muestra un liderazgo aún más sólido en la respuesta regional al VIH", afirmó el Dr. César Antonio Núñez, director regional de ONUSIDA para América Latina.

ONUSIDA está dirigido por una Junta Coordinadora del Programa, que ejerce como órgano de gobierno. La JCP está formada por representantes de las cinco regiones del mundo, los Copatrocinadores de ONUSIDA y organizaciones no gubernamentales, incluidas asociaciones de personas que viven con el VIH.

El Salvador, que actualmente ostenta la vicepresidencia de la JCP, se hará cargo de la presidencia durante el año 2011. Este cambio se producirá en un momento vital para la respuesta al sida, en el que las partes interesadas se reunirán para evaluar los avances realizados en la consecución del acceso universal a la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo relacionados con el VIH.