En su visita oficial a Namibia el director ejecutivo de ONUSIDA valora los avances en la respuesta nacional al sida

Bookmark and Share

Reportaje

En su visita oficial a Namibia el director ejecutivo de ONUSIDA valora los avances en la respuesta nacional al sida

21 de abril de 2011

El 20 de abril, Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA, se reunió con el presidente de Namibia, Hifikepunye Pohamba, en la sede presidencial en Windhoek.
Fotografía: ONUSIDA/T. Figueira

En una visita oficial de dos días a Windhoek (Namibia), Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA, elogió al presidente Hifikepunye Pohamba, a las autoridades gubernamentales y al tejido asociativo de la sociedad civil por los notables avances del país para invertir el curso de la epidemia de sida.

“La respuesta de Namibia al VIH es un claro ejemplo a seguir por otros países”, declaró el Sr. Sidibé, tras una reunión con el presidente Pohamba, en la sede presidencial en Windhoek el 20 de abril: “Felicito al Gobierno de Namibia y a sus colaboradores por los extraordinarios resultados que estamos atestiguando”, añadió.

Desde 2001, la tasa de nuevas infecciones por VIH en Namibia ha descendido en más de un 25%, especialmente entre los jóvenes. Más de un 72% de los namibios que necesitan tratamientos antirretrovirales ya lo están recibiendo. Los servicios para prevenir la transmisión vertical del VIH están alcanzando a un 75% de las mujeres embarazadas seropositivas, lo que supone una clara ascensión desde el 45% de 2007.

La respuesta de Namibia al VIH es un claro ejemplo a seguir por otros países. Felicito al Gobierno de Namibia y a sus colaboradores por los extraordinarios resultados que estamos atestiguando.

Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA

En sus conversaciones con el Sr. Sidibé, el presidente Pohamba expresó su preocupación respecto a las previsiones de financiación a largo plazo para el sida en Namibia. En este sentido, abogó por un fuerte compromiso nacional con la respuesta al VIH para garantizar así su sostenibilidad. El jefe del Estado de Namibia también recalcó la crucial importancia de fortalecer los programas de educación y prevención del VIH para lograr los objetivos nacionales de acceso universal.

Más tarde, ese mismo día, el director ejecutivo de ONUSIDA celebró un almuerzo en el que se reunió con los ministros de Sanidad de todo el continente africano y otros líderes para estudiar la respuesta al VIH. A este almuerzo asistieron, entre otros, Bience Gawanas, comisionado de la Unión Africana, y Michel Kazatchkine, director ejecutivo del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria.

El Sr. Sidibé instó a sus invitados a animar a los jefes de Estado y a otros líderes del más alto rango a asistir a la reunión de alto nivel sobre el sida de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York. Esta reunión, que se celebrará entre el 8 y el 10 de junio de 2011, será una ocasión excelente para estudiar los avances en la respuesta mundial al VIH y definir el camino a seguir en el futuro.

Papel crucial de la sociedad civil

El 19 de abril, el Sr. Sidibé felicitó a la sociedad civil de Namibia por el papel crucial que ha desempeñado en la eliminación de las restricciones de movimiento de las personas que viven con el VIH, que el Gobierno erradicó en julio de 2010. También hizo hincapié en la importancia de involucrar al sector privado de forma más dinámica para ampliar el acceso a los servicios de VIH para todos los que los necesitan.

A menos que nos ocupemos de las poblaciones más en riesgo en Namibia, las iniciativas contra el VIH no serán suficientes.

Linda Baumann, directora ejecutiva de Outright Namibia.

Miembros de la sociedad civil plantearon diversos motivos de preocupación, entre ellos, la esterilización coercitiva de los pacientes hospitalizados que viven con el VIH, la discriminación contra los militares seropositivos, la falta de acceso a los servicios para el VIH en las prisiones y la inadecuada atención a las poblaciones con un gran riesgo de contraer la infección del VIH, por ejemplo, los profesionales del sexo, los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres y las minorías sexuales.

“A menos que nos ocupemos de las poblaciones más en riesgo en Namibia, las iniciativas contra el VIH no serán suficientes”, sostuvo Linda Baumann, directora ejecutiva de Outright Namibia, una organización no gubernamental que lucha por los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales y poblaciones intersexo en Namibia.

Prevención de la transmisión vertical del VIH

El Sr. Sidibé también visitó el ala de maternidad y pediatría del hospital Katutura en Windhoek, hospital que está trabajando para mejorar la salud de las mujeres que viven con el VIH y evitar nuevas infecciones de VIH entre sus hijos.

Entre 2002, año en que la clínica abrió por primera vez sus puertas, y 2010, el porcentaje de mujeres embarazadas que obtuvieron pruebas y asesoría sobre el VIH antes y después del parto se incrementó sobremanera, pasando de un 4,6% a un 91%. Hacia el 2010, casi un 97% de los bebés nacidos en la clínica eran seronegativos.

Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA, se dirige a Petrus Johannes en el hospital Katutura, en Windhoek (Namibia). La madre de Petrus, Saima Andreas, recibió profilaxis antirretroviral en el hospital durante su embarazo y, como resultado de ello, su hijo nació seronegativo.
Fotografía: ONUSIDA/T. Figueira

En su visita a la clínica, el Sr. Sidibé conoció a Saima Andreas, una mujer de 29 años a la que en 2007 se le diagnosticó el VIH. Saima recibió profilaxis antirretroviral durante su embarazo y el año pasado dio a luz a un niño que no tiene la infección por el VIH. “Los servicios que recibí en el hospital Katutura me han dado a mí y a mi hijo una nueva oportunidad en la vida”, declaró al Sr. Sidibé. “Deseo agradecer al Gobierno y al personal de esta clínica su apoyo a las personas que viven con el VIH, especialmente a las madres”, añadió.

Pese al éxito de la clínica en la prevención de nuevas infecciones por VIH entre niños, sigue habiendo muchas dificultades, por ejemplo, el elevado número de pacientes, los escasos programas de seguimiento para las madres y sus hijos, y el escaso compromiso masculino.

“Insto a todos los hombres a respaldar nuestros programas para reducir la tasa de transmisión del VIH a los niños en Namibia”, pide la hermana Carolina Visagie, una enfermera de la clínica, que añadió: “Nuestro programa no puede ser del todo eficaz porque los hombres no lo apoyan totalmente”.

En la actualidad, tan solo un 5% de los compañeros varones de mujeres embarazadas atendidas en la clínica se han sometido a una prueba de VIH. En marzo de 2011, la primera dama de Namibia lanzó una campaña para alentar la participación de los hombres en la prevención de nuevas infecciones infantiles de VIH.