ONUSIDA y el Fondo Mundial ayudan a varios países de África occidental y central a optimizar los recursos para el VIH

Bookmark and Share

Reportaje

ONUSIDA y el Fondo Mundial ayudan a varios países de África occidental y central a optimizar los recursos para el VIH

02 de agosto de 2011

De izquierda a derecha: Cyril Dubois, jefe de la división para África occidental y central del Fondo Mundial; Modou Diagne Fada, ministro de sanidad y prevención de Senegal; Dra. Meskerem Grunitzky-Bekele, directora regional de ONUSIDA para África occidental y central.

ONUSIDA y el Fondo Mundial han organizado una reunión en Dakar (Senegal) para responder a la creciente necesidad de gestión de riesgos y responsabilidad relacionada con la financiación para el VIH. El evento reunió a más de 300 participantes de países de África occidental y central para debatir sobre los riesgos de la gestión financiera, de las adquisiciones y de los suministros, así como sobre asuntos relacionados con la responsabilidad y la administración.

El objetivo principal era ofrecer a las organizaciones que están implementando los programas del VIH una mejor compresión de la gestión de riesgos para ser capaces de asegurarse la financiación por parte del Fondo Mundial.

La apertura de la reunión la realizó el ministro de sanidad y prevención senegalés, Modou Diagne Fada, que anunció que el Gobierno de Senegal aumentará gradualmente la proporción del presupuesto nacional destinado a la salud hasta llegar al 15% en 2015.

Una gestión de riesgos adecuada es clave para la respuesta al sida puesto que es un elemento importante para la optimización de los recursos.

Dra. Meskerem Grunitzky-Bekele, directora regional de ONUSIDA para África occidental y central

Durante la sesión plenaria, la directora regional de ONUSIDA para África occidental y central, Meskerem Grunitzky-Bekele, señaló que “la correcta gestión de riesgos es clave para la respuesta al sida y esencial para optimizar los recursos para el VIH”.

Los participantes identificaron varios factores de riesgo, como una débil estructura institucional de la respuesta nacional al sida, la poca disponibilidad de personal cualificado y los pobres estándares de gestión financiera y de contabilidad. También se apuntó a otro factor de riesgo identificado que se relaciona con las opciones de inversión y la necesidad de identificar dónde invertir para conseguir el máximo efecto y rendimiento.

“Una buena compresión de la responsabilidad y la importancia de una gestión de riesgos proactiva y transparente durante la implementación de las ayudas constituyen los dos pilares esenciales para una buena gestión, con lo que se evitará que se den contratiempos”, dijo Cyril Dubois, jefe de la división para África occidental y central del Fondo Mundial. “Estos son pasos complementarios para poder asegurar que la financiación que ofrecen los donantes se utiliza de la forma más efectiva. Este enfoque crea un entorno que asegurará que las ayudas que se conceden a los países beneficien enteramente a las poblaciones afectadas por las enfermedades”, añadió.

Se definieron las acciones correctoras junto con un plan de acción para establecer mecanismos y sistemas para la gestión de riesgos preventiva y para fortalecer la responsabilidad a nivel nacional. Según los participantes, los elementos claves para superar la situación son crear un liderazgo en los países, dar una asistencia técnica completa en áreas clave como la gestión financiera y crear espacios para acceder a las iniciativas de desarrollo de capacidades diseñadas a medida de las necesidades de los países.

ONUSIDA ofreció asistencia técnica para la gestión de riesgos a través de las distintas fases de implementación de las ayudas. Durante el último año, Guinea, Togo, Níger, Chad y la República Centroafricana han recibido apoyo para el establecimiento y seguimiento adecuados de presupuestos, la revisión y gestión financiera o la evaluación de la asistencia técnica relacionada con la gestión de riesgos.