Lograr la salud y los derechos sexuales y reproductivos para las mujeres y las niñas a través de la respuesta al VIH

Bookmark and Share

Reportaje

Lograr la salud y los derechos sexuales y reproductivos para las mujeres y las niñas a través de la respuesta al VIH

19 de julio de 2011

 

En torno a la conferencia de la IAS de 2011 que se celebró en Roma del 17 al 20 de julio de 2011, ONUSIDA, en colaboración con la Coalición Mundial sobre la Mujer y el Sida, ATHENA, Salamander Trust, WECARe+ y Network Persone Seropositive, celebró un diálogo abierto al público para debatir cómo la respuesta al VIH facilita la consecución de la salud y los derechos sexuales y reproductivos para todas las mujeres, incluidas las mujeres con el VIH, en todas las etapas de sus vidas.  

Para las mujeres, vivir con el estigma y la discriminación por el VIH y la violencia de género afecta enormemente a su acceso a unos servicios integrales y a los derechos humanos.  En los servicios sanitarios se enfrentan con frecuencia a la falta de elecciones con respecto a la planificación familiar; a la desaprobación de los profesionales de los servicios en lo referente al cumplimiento de sus deseos de sexualidad y fertilidad; y a la violación de sus derechos sexuales y reproductivos en forma de abortos o esterilizaciones coaccionadas o forzadas. Los participantes acordaron que fomentar la salud y los derechos de las mujeres en toda su diversidad es fundamental para el éxito de la respuesta al VIH, al igual que la respuesta al VIH es una vía fundamental para alcanzar la salud y los derechos sexuales y reproductivos para las mujeres.

El evento sirvió además como plataforma para el lanzamiento del informe Innovación comunitaria: Lograr la salud y los derechos sexuales y reproductivos para mujeres y niñas a través de la respuesta al VIH . Compilado por ONUSIDA y la red ATHENA, presenta casos prácticos que promueven los compromisos de las comunidades para fomentar la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres a través de la respuesta al sida y viceversa, desde diferentes perspectivas comunitarias. Este informe reconoce que las mujeres se enfrentan a desafíos exclusivos para acceder y alcanzar su salud y sus derechos sexuales y reproductivos, incluida la violencia de género, y por tanto tienen menos acceso a los servicios de prevención, atención y apoyo para el VIH.

Se debe apoyar a las mujeres y las niñas, en el ámbito de la comunidad y en todos los ámbitos, para que exijan servicios de calidad que cubran sus necesidades y las de su comunidad.

Dr. Paul De Lay, director ejecutivo adjunto de programas de ONUSIDA

"Se debe apoyar a las mujeres y las niñas en todos los ámbitos y en las diferentes etapas de sus vidas para que exijan servicios de calidad que cubran sus necesidades y las de su comunidad", dijo el director ejecutivo adjunto de ONUSIDA, el Dr. Paul De Lay.

El aprendizaje derivado de estos casos prácticos comunitarios representa una oportunidad para mejorar la respuesta al sida, a la luz de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la Declaración Política sobre el VIH/Sida de 2011. Los casos prácticos indican que para que las respuestas sean eficaces deben incluir la concesión de poder y la inclusión de las mujeres en toda su diversidad, la dedicación a la atención a la salud sexual y reproductiva, incluidas las mejoras en la salud de madres e hijos, y la corrección de las prácticas socioculturales subyacentes en la desigualdad de género. 

ONUSIDA Llegar a cero: estrategia 2011- 2015 también sitúa la igualdad de género y los derechos humanos como uno de los tres pilares centrales. Este informe forma parte del compromiso por garantizar el cumplimiento de los derechos de las mujeres y las niñas a través de la respuesta al VIH, que se acordó en el contexto de la Agenda de ONUSIDA para la acción acelerada de los países para las mujeres, las niñas, la igualdad de género y el VIH. 

"ONUSIDA sigue siendo un importante defensor de la salud y los derechos de las mujeres, así como un sólido soporte contra el estigma y la discriminación entre todos los grupos marginalizados. Seguiremos siéndolo hasta que hayamos alcanzado la visión de cero discriminaciones", dijo el Dr. De Lay.