Yale reúne a profesionales médicos de alta jerarquía para fomentar el liderazgo y la resolución de problemas con el fin de mejorar los sistemas sanitarios

Bookmark and Share

Reportaje

Yale reúne a profesionales médicos de alta jerarquía para fomentar el liderazgo y la resolución de problemas con el fin de mejorar los sistemas sanitarios

05 de junio de 2011

Fotografía: Carl Kaufman/Yale

El Global Health Leadership Institute (GHLI) de la Universidad de Yale celebró su Conferencia del GHLI 2011 del 5 al 10 de junio de 2011 bajo el lema “progreso de los sistemas sanitarios”. La conferencia reunió a profesionales médicos de alta jerarquía de todo el mundo con el fin de facilitar las soluciones de colaboración para fortalecer los sistemas sanitarios.

El 5 de junio, Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA, pronunció el discurso inaugural ante la conferencia conmemorando los 30 años del inicio de la respuesta al sida y expresó la perspectiva de ONUSIDA respecto al rumbo futuro.

“Nos complace enormemente la presencia de Michel Sidibé en la inauguración de nuestra conferencia este año y su ayuda para atraer mayor atención al papel que la planificación y el liderazgo estratégicos desempeñan en la tarea de facilitar la resolución de los problemas de la salud mundial”, dijo Elizabeth Bradley, Ph.D., directora del claustro docente del Global Health Leadership Institute de la Universidad de Yale.  Agregó: “La conferencia tiene como objetivo reunir a representantes del sector sanitario de todo el mundo para compartir experiencias, desarrollar el liderazgo e identificar alternativas creativas con el fin de resolver problemas que afectan a la vida cotidiana de las personas de esos países”.

El Sr. Sidibé resaltó el papel transformador que ha desempeñado la respuesta al sida en la movilización de la comunidad y el fortalecimiento de los sistemas sanitarios. “La respuesta al sida ha hecho posible un enorme progreso en pos de aumentar el acceso al tratamiento y llegar a las personas en riesgo de infección por el VIH, mediante un sólido enfoque en los derechos humanos. Este ha sido y continúa siendo un catalizador del cambio en los sistemas sanitarios de muchos países afectados”.

La respuesta al sida ha hecho posible un enorme progreso en pos de aumentar el acceso al tratamiento y llegar a las personas en riesgo de infección por el VIH, mediante un sólido enfoque en los derechos humanos. Este ha sido y continúa siendo un catalizador del cambio en los sistemas sanitarios de muchos países afectados

Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA

Este acontecimiento de una semana celebrado este año ha reunido a profesionales médicos de alta jerarquía de Ghana, Liberia, Rwanda y Sudáfrica con el fin de enfocarse en los asuntos de los sistemas sanitarios, incluidos salud mental, mortalidad materna, gestión de recursos humanos y generación de capacidad de gestión. Dichos países han logrado mejoras en la salud a pesar de sus recursos limitados y se han reunido para debatir y aplicar la resolución estratégica de problemas a las prioridades nacionales en materia de salud.

En su discurso, el Sr. Sidibé también reconoció el liderazgo de estos cuatro países y elogió su distinguida representación en la Reunión de Alto Nivel sobre el Sida de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Cada delegación nacional, formado por líderes de alta jerarquía de Ministerios de Salud, organizaciones no gubernamentales e instituciones académicas, presentó un desafío sobre el sistema sanitario para su análisis en la conferencia con el apoyo del claustro docente y expertos de la Universidad de Yale. Los delegados participaron en presentaciones interactivas, mesas redondas internacionales, ponencias principales y sesiones de trabajo moderadas. Los delegados se encontraron con líderes destacados en salud mundial y recibieron formación en liderazgo y resolución de problemas estratégicos.

Global Health Leadership Institute

El Global Health Leadership Institute (GHLI) de la Universidad de Yale desarrolla el liderazgo en salud mundial a través de la educación y los programas de investigación innovadores que fortalecen la capacidad de los países y las comunidades de garantizar la igualdad en materia de salud y la calidad de la atención para todos.