La embajadora de buena voluntad de ONUSIDA, S. A. R. la princesa Mette-Marit de Noruega, apoya la reunión de jóvenes previa a la Reunión de alto nivel sobre el sida

Bookmark and Share

Reportaje

La embajadora de buena voluntad de ONUSIDA, S. A. R. la princesa Mette-Marit de Noruega, apoya la reunión de jóvenes previa a la Reunión de alto nivel sobre el sida

07 de junio de 2011

Su Alteza Real (SAR) la princesa Mette-Marit, embajadora de buena voluntad de ONUSIDA, asistió a un evento convocado por jóvenes en Nueva York previo a la Reunión de alto nivel de la Asamblea General de la ONU sobre el sida.
Fotografía: Misión de Noruega en la ONU

La embajadora de buena voluntad de ONUSIDA, Su Alteza Real (SAR) la princesa Mette-Marit, asistió a una reunión convocada por jóvenes en Nueva York previa a la Reunión de alto nivel de la Asamblea General de la ONU sobre el sida.

Algunas de las mayores redes que trabajan en temas relacionados con el sida dirigidas por jóvenes, como Global Youth Coalition on HIV/AIDS y Youth R.I.S.E, fueron las responsables de la organización de esta cumbre de jóvenes, el 7 de junio, con la colaboración de la Federación internacional de Planificación familiar y ONUSIDA.

Cada vez más, los jóvenes usan preservativos, retrasan el inicio de la actividad sexual y tienen un menor número de parejas sexuales, fenómeno que conduce a una revolución en la prevención del VIH en muchos países con alta prevalencia. En Sudáfrica, por ejemplo, la tasa de nuevas infecciones por el VIH ha descendido en más de un 35% entre 2001 y 2009, y en mujeres de entre 15 y 24 años edad también ha disminuido considerablemente, de un 5,5% a un 2,2% entre 2003 y 2005.

Durante esta reunión, S. A. R la princesa Mette-Marit se dirigió a los jóvenes y declaró que "a pesar del inmenso progreso que se ha realizado para mejorar la respuesta mundial al sida, todavía queda mucho por hacer. Los jóvenes son especialmente vulnerables a la infección y deben tener acceso tanto a la información como a los servicios que los ayuden a protegerse contra el VIH".

Necesitamos desatar el enorme poder y potencial de los jóvenes para que sean líderes en la respuesta mundial al sida. Esto se puede lograr si participan como socios capacitados e iguales.

La embajadora de buena voluntad de ONUSIDA, Su Alteza Real la princesa Mette-Marit

S. A. R la princesa Mette-Marit lleva muchos años abogando por el liderazgo juvenil. También señaló que "necesitamos desatar el enorme poder y potencial de los jóvenes para que sean líderes en la respuesta mundial al sida. Esto se puede lograr si participan como socios capacitados e iguales".

Se calcula que cinco millones de jóvenes viven con el VIH y que 3.000 se contagian cada día. No obstante, según el último estudio poblacional realizado en países con bajos y medianos ingresos, solo un 24% de mujeres jóvenes y un 36% de hombres jóvenes respondieron correctamente a las cinco preguntas que se les hicieron sobre la prevención del VIH y las concepciones erróneas acerca de la transmisión del VIH.

Aprovechando el impulso generado en los dos eventos anteriores en 2011 (la Cumbre de Jóvenes sobre el VIH en Malí en abril y la Comisión de Alto Nivel sobre Prevención del VIH en Sudáfrica en mayo), la Cumbre de jóvenes se creó con el objetivo de reunir a jóvenes líderes para que adquirieran conocimientos acerca de la Reunión de alto nivel sobre el sida y del resultado que se espera obtener de la Declaración de Compromiso.

Más de 50 jóvenes activistas han desarrollado una campaña de promoción de la causa durante la cumbre previa de jóvenes para garantizar que los problemas que más interesan a las redes de jóvenes sean debidamente tratados en la próxima Reunión de alto nivel sobre el sida.

A partir de esta cumbre tenemos la intención de elaborar una estrategia que realice un seguimiento de la resolución y que haga que los gobiernos se responsabilicen, de manera que los compromisos aprobados aquí realmente se materialicen en nuestras comunidades.

Pablo Aguilera, de Dance for Life International

Pablo Aguilera, de Dance for Life International, señaló que "estar aquí [en la reunión de alto nivel] es importante. No se trata solo de hablar sobre querer participar, sino de participar de verdad. A partir de esta cumbre tenemos la intención de elaborar una estrategia que realice un seguimiento de la resolución y que haga que los gobiernos se responsabilicen, de manera que los compromisos aprobados aquí realmente se materialicen en nuestras comunidades".

La cumbre también ha elaborado un plan de trabajo de actividades de seguimiento para garantizar que los líderes políticos se responsabilicen y cumplan con aquello a lo que se comprometan en la Reunión de alto nivel sobre el sida.

Reunión de alto nivel de la Asamblea General de la ONU sobre el sida

Treinta años después de la epidemia de sida y diez años después de la histórica sesión especial sobre el VIH/sida de la Asamblea General de la ONU, el mundo se ha reunido para examinar los progresos y planear las futuras medidas para mejorar la respuesta mundial al sida en la Reunión de alto nivel de la Asamblea General de la ONU sobre el sida, que se celebra del 8 al 10 de junio de 2011 en Nueva York. Se espera que los Estados miembros aprueben una declaración que reafirme los compromisos actuales y establezca nuevas medidas de acción para guiar y apoyar la respuesta mundial al sida.