Acción basada en la fe: cómo enfrentarse al impacto del recorte de fondos dedicados al VIH

Bookmark and Share

Reportaje

Acción basada en la fe: cómo enfrentarse al impacto del recorte de fondos dedicados al VIH

08 de junio de 2011

Fotografía: Caritas

El 8 de junio se celebró en la Reunión de Alto Nivel un acto paralelo que se llamó Acción basada en la fe para lograr el acceso universal: cómo enfrentarse al impacto del recorte de fondos y salir en defensa de las necesidades especiales de las madres y niños que viven con el VIH. Fue patrocinado por la Red Católica contra el VIH/SIDA (CHAN), Caritas Internationalis (CI), y Catholic Medical Mission Board (CMMB).

Becky Johnson de la Alianza Ecuménica de Acción Mundial presentó recientemente una investigación realizada entre 11 miembros de CHAN y que documentaba los efectos del estancamiento de los fondos para los proveedores de servicios sanitarios católicos. El documento de posición incluye el análisis del impacto de los recortes presupuestarios en la respuesta contra el VIH en los programas médicos. En su preocupación sobre si se cumplirán los objetivos de acceso universal, el documento incluye un llamamiento a los gobiernos para que los donantes mantengan sus compromisos de financiación a largo plazo para asegurar la continuación de los programas actuales de tratamiento del VIH, así como nuevos programas donde sea necesario y para infraestructura sanitaria.

También recomienda ofrecer prevención, tratamiento, cuidados y apoyo globales e integrados para adultos y niños que vivan con la infección por el VIH o sean vulnerables a la misma. Identifica la necesidad de construir, fortalecer y sostener los recursos humanos para llevar a cabo programas completos a través de la formación y retención de trabajadores en plantilla y voluntarios especializados.

La tercera recomendación se centra en la infancia. Hace un llamamiento para un acceso mejorado a las pruebas pediátricas y al tratamiento adaptado a la infancia contra el VIH y la coinfección de VIH/tuberculosis, la prevención de la transmisión vertical y el apoyo continuado a huérfanos y niños vulnerables.

El sida ha hecho que nos demos cuenta de la necesidad de conectar los servicios sanitarios con los temas más diversos de los derechos humanos y la justicia social para poder enfrentar de raíz las causas de la vulnerabilidad.

Dr. Paul De Lay, director ejecutivo adjunto de programa de ONUSIDA

El director ejecutivo adjunto de programa de ONUSIDA, Paul De Lay, fue uno de los oradores invitados al acto. El Dr. De Lay retó a los participantes a pensar lo que realmente queremos decir con “acceso universal”. Llamó la atención sobre el hecho de que el sida ha reunido a la comunidad médica con las poblaciones donde más ha afectado la enfermedad, por primera vez en la historia de la salud pública. “El sida ha hecho que nos demos cuenta de la necesidad de conectar los servicios sanitarios con los temas más diversos de los derechos humanos y la justicia social para poder enfrentar de raíz las causas de la vulnerabilidad”, dijo el Dr. De Lay.

Monseñor Vitillo, consejero especial de Caritas Internationalis para el VIH/Sida, hizo un ruego apasionado en el que pedía mayor inversión para el desarrollo de medicamentos para niños que viven con el VIH y comentó las dificultades a las que se enfrentaban las madres cuando se les pide que dividan los comprimidos de adultos en seis partes para sus niños.

El acto fue moderado por la Sra. Finola Finnan, de Trócaire y presidenta de la Red Católica contra el VIH/SIDA, y el Sr. Jack Galbraith, presidente y director ejecutivo de la Catholic Medical Mission Board.

Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el sida

Transcurridos treinta años desde el comienzo de la epidemia del sida y diez años desde la histórica Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre VIH/Sida, el mundo se ha reunido para evaluar los avances y definir el rumbo futuro de la respuesta mundial al sida en la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el sida del 8 al 10 de junio en Nueva York. Se espera que los Estados miembros adopten una nueva declaración que reafirme sus compromisos actuales y se comprometa con acciones que guíen y respalden la respuesta mundial al sida.