Reportaje

Un grupo de expertos de alto nivel resalta la necesidad de aumentar la inversión en tecnología e innovación para avanzar en la prevención y tratamiento del VIH

09 de junio de 2011

Ratu Epeli Nailatikau, presidente de la República de Fiji, preside la sesión de expertos sobre innovación y nuevas tecnologías. 9 de junio de 2011.
Fotografía: Naciones Unidas/Paulo Filgueiras

El progreso realizado en la reducción del número de nuevas infecciones por el VIH y el mayor acceso al tratamiento antirretrovírico durante las tres últimas décadas no han sido fruto del azar sino que en gran parte se deben al esfuerzo internacional conjunto que reunió tecnología e innovación para mejorar la prevención y el tratamiento del VIH.

Así lo ha expresado la sesión de expertos oficial Innovación y nuevas tecnologías, una de las cinco sesiones de expertos mantenidas por representantes de alto nivel de los Estados miembros y de la sociedad civil como parte de la Reunión de Alto Nivel sobre el Sida de la Asamblea General de las Naciones Unidas 2011.

Presidida por el presidente de Fiji, Ratu Epeli Nailatikau, la sesión de expertos reunió a la directora general de la Organización Mundial de la Salud, Dra. Margaret Chan, al ministro de salud de México, Dr. José Ángel Córdova Villalobos, y al Dr. Christoforos Mallouris, director de programas de la Red Mundial de Personas que Viven con el VIH (GNP+).

El grupo de expertos compartió su visión sobre cómo la tecnología y la innovación han jugado un papel fundamental para lograr los resultados alcanzados en la respuesta al sida hasta el día de hoy. Uno de los ejemplos citados fue el aumento durante la última década del número de personas que viven con el VIH y siguen un tratamiento antirretrovírico: en 2010 esta cifra llegó a los 6,6 millones desde los 240.000 de 2001. Se dijo que el elemento central de este desarrollo sin precedentes fue una combinación de tecnología innovadora que produjo medicamentos antirretrovíricos altamente efectivos así como un acceso mejorado a dicha tecnología por la disponibilidad de fármacos de bajo coste y con controles de calidad.

No basta con seguir haciendo lo mismo. Necesitamos innovar con urgencia.

Dra. Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud

“La colaboración con los países en vías de desarrollo será crucial”, dijo el presidente Nailatikau, que resaltó la necesidad de encontrar soluciones innovadoras en la base de la enfermedad. “Con esto, tenemos la oportunidad de tener un gran impacto en el mayor reto de salud y desarrollo de nuestra generación”.

Moderado por el periodista británico Andrew Jack, del Financial Times, el debate se centró en gran medida en los distintos retos a los que se enfrenta la respuesta al sida desde el punto de vista de la tecnología y la innovación, principalmente la necesidad de ampliar urgentemente el acceso a tecnologías del VIH más modernas y mejoradas, como mejores diagnósticos para los recuentos de los linfocitos CD4 y la carga vírica, y mayores inversiones en tecnologías de prevención biomédica, como los microbicidas.

El grupo de expertos estuvo de acuerdo en que el acceso a tecnologías de prevención para el VIH probadas, desde el uso de condones a la circuncisión masculina, debe seguir facilitándose a mayor escala y que los gobiernos deberían asegurarse de poner en marcha políticas a nivel nacional que fomenten la innovación y el avance tecnológicos, tanto del sector público como del privado. Se consideran como elementos claves las asociaciones innovadoras que aporten incentivos financieros u otros tipos de incentivos para estimular la investigación y el desarrollo.

“No dejemos que el paso de la epidemia nos deje atrás. Tenemos la capacidad de innovación para reinventarnos a nosotros mismos y lograr, no solo cero nuevas infecciones, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el sida, sino también cero homofobia o transfobia, cero discriminación por género así como derechos humanos para todos”, dijo el presidente de México, Felipe Calderón.

Haciendo eco de un enfoque “positivo en relación a la salud, la dignidad y la prevención”, el Dr. Mallouris, de GNP+, pidió una mayor implicación de las personas que viven con el VIH en la prevención. “Las personas que viven con el VIH también necesitan la prevención y nuevas tecnologías de prevención. Necesitamos garantizar que las personas que viven con el VIH están involucradas, no somos solo vehículos de transmisión, también queremos prevención”, dijo el Dr. Mallouris. 

El grupo de expertos también puso de relieve los resultados recientes del ensayo HPTN 052 anunciado por los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, que demostraron que si una persona seropositiva sigue un régimen de terapia antirretrovírica efectivo, el riesgo de transmisión del virus a su pareja sexual sin VIH se puede reducir en un 96%. También se prestó atención a la investigación actual para la creación de una vacuna para el VIH que, aunque se estima que está a décadas de distancia, es considerada por muchos integrantes de la comunidad del sida como un componente esencial en la futura respuesta al sida.

“No basta con seguir haciendo lo mismo”, dijo el Dr. Chan, director general de la Organización Mundial de la Salud. “Necesitamos innovar con urgencia, ya que seguimos por detrás de esta devastadora epidemia. Ahora sabemos, sin lugar a dudas, que el tratamiento temprano tiene un poderoso efecto sobre la transmisión en parejas serodiscordantes, por lo que debemos maximizar los efectos preventivos del tratamiento mediante un diagnóstico temprano”.

Sin embargo, tanto a corto como medio plazo, el grupo de expertos enfatizó la importancia de aumentar rápidamente el acceso al tratamiento antirretrovírico como uno de los puntos más apremiantes. Con nueve millones de personas en países con ingresos medios y bajos que necesitan seguir un tratamiento, el grupo de expertos alentó a los países a dar prioridad a la transferencia de investigación y tecnología así como a proporcionar financiación suficiente para la investigación y el desarrollo de medicamentos antirretrovíricos más seguros y efectivos que también sean más fácil de usar.

Reunión de Alto Nivel sobre el Sida de la Asamblea General de la ONU

Pasados treinta años desde el comienzo de la epidemia de sida y 10 años después de la Reunión Especial sobre el VIH/Sida de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el mundo se ha reunido para revisar el progreso y trazar el curso futuro de la respuesta mundial al sida durante la Reunión de Alto Nivel sobre el Sida de la Asamblea General de las Naciones Unidas que tiene lugar del 8 al 10 de junio en Nueva York. Se espera que los Estados miembro adopten una nueva declaración que reafirme los compromisos actuales y traiga nuevos compromisos de actuación para guiar y mantener la respuesta mundial contra el sida.