En primera línea: el informe resume el progreso llevado a cabo y los obstáculos encontrados a la hora de poner en práctica la Resolución 1308 del Consejo de Seguridad

Bookmark and Share

Reportaje

En primera línea: el informe resume el progreso llevado a cabo y los obstáculos encontrados a la hora de poner en práctica la Resolución 1308 del Consejo de Seguridad

19 de mayo de 2011

Fotografía: UN Photo/Marie Frechon

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA) y el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz (DOMP) de las Naciones Unidas han publicado el informe titulado  En primera línea: resumen de los programas sobre el VIH entre las fuerzas de mantenimiento de la paz y los servicios uniformados internacionales 2005-2010. Este informe resume el progreso llevado a cabo y los obstáculos que se encontraron a la hora de poner en práctica la Resolución 1308. Además, servirá de base para la reunión del Consejo de Seguridad del 7 de junio, en la cual se deliberará sobre el progreso hacia la resolución.

El año 2000 marcó un momento decisivo en la respuesta global al sida cuando el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 1308. Era la primera vez en la historia del Consejo de Seguridad que se aprobaba por unanimidad una resolución que reflejaba la preocupación por la salud pública y sus consecuencias en la paz y la seguridad internacionales. 

Está claro que existen nuevas oportunidades para consolidar el progreso y abordar nuevos desafíos. También es evidente que existe el imperativo de explorar con mayor detenimiento la relación entre el sida y la inseguridad.

Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA, y Alain Le Roy, secretario general adjunto para las Operaciones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas

La resolución reconocía que la violencia y la inestabilidad social agravaban la propagación del VIH, y si no se controlaban, podían suponer una amenaza a la paz y la seguridad internacionales. Se hizo un llamamiento a ONUSIDA y al DOMP para que desarrollasen estrategias específicas para el HIV y programas dentro del contexto de las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas.

El informe señala que se ha podido llevar a cabo un progreso significativo para que la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo relacionados con el VIH sean accesibles para todos los sectores de la sociedad, lo que incluye también al personal de los servicios uniformados y a los encargados del mantenimiento de la paz. Sin embargo, durante los últimos 10 años, la evolución del panorama de las crisis y los conflictos en todo el mundo han hecho que se reformularan estos desafíos, y han subrayado la necesidad de una nueva respuesta al sida en el contexto de las medidas de actuación de las Naciones Unidas, con el fin de prevenir conflictos, garantizar la seguridad y consolidar la paz.

En la introducción del informe, el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, y el secretario general adjunto para las Operaciones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas, Alain Le Roy, mencionan: “Está claro que existen nuevas oportunidades para consolidar el progreso y abordar nuevos desafíos. También es evidente que existe el imperativo de explorar con mayor detenimiento la relación entre el sida y la inseguridad”.