Compromiso político para eliminar la incidencia del VIH en niños de Burundi

Bookmark and Share

Reportaje

Compromiso político para eliminar la incidencia del VIH en niños de Burundi

09 de noviembre de 2011

De izquierda a derecha: Rosine Cori Coulibaly, coordinadora residente de las Naciones Unidas, Meskerem Grunitzky-Bekele, directora regional de ONUSIDA para África occidental y central, la Dra. Sabine Ntakarutimana, ministra de Salud Pública y Respuesta al VIH/Sida, Su Excelencia Gervais Rufyikiri, segundo vicepresidente de Burundi, Pamela Slutz, embajadora de EEUU en Burundi.

Burundi es un pequeño país del África subsahariana con una alta densidad de población y una prevalencia del VIH del 2.97% entre la población general. También es uno de los 22 países a escala mundial que, aparte de contribuir en su desarrollo, ha firmado la puesta en práctica del Plan Mundial para eliminar las nuevas infecciones por el VIH en niños hasta el año 2015 y conservar la vida de sus madres.

En un esfuerzo por informar y movilizar a la población general sobre la posibilidad de una nueva generación burundesa libre del VIH, el gobierno de Burundi ha encabezado la puesta en marcha nacional de dicho Plan Mundial para finales de octubre.

Clasificado como un país de bajos ingresos, la economía de Burundi se ha visto profundamente afectada por un largo periodo de guerra civil, que ha supuesto un gran impacto en la sanidad, las infraestructuras y el desarrollo humano. En este contexto, prevenir los nuevos casos del VIH en niños ha sido uno de los retos principales de este país, con una cobertura de servicios del VIH que, a finales de 2010, había llegado únicamente al 30% de las mujeres embarazadas. Para responder a este reto con eficacia, Burundi ha desarrollado un plan nacional, que cubrirá el periodo 2011-2015, siguiendo la línea de la iniciativa Mundial.

Su Excelencia Gervais Rufyikiri, segundo vicepresidente de Burundi, declaró durante la presentación del Plan que: "cada hombre debería acompañar a su mujer a los controles prenatales y, junto con ella, solicitar una prueba del VIH". Además añadió que: "el compromiso de los hombres es la clave que llevará al éxito esta iniciativa".

Cada hombre debería acompañar a su mujer a los controles prenatales y, junto con ella, solicitar una prueba del VIH

Su Excelencia, Gervais Rufyikiri, segundo vicepresidente de Burundi

La embajadora de EEUU en Burundi, Pamela Slutz, hizo hincapié en que, para ayudar al gobierno burundés a eliminar las nuevos casos del VIH en niños, el gobierno estadounidense, a través del Plan de Emergencia del Presidente de EEUU para paliar el sida (PEPFAR por sus siglas en inglés), ha destinado 10 millones de dólares estadounidenses exclusivamente para la puesta en práctica de tales programas en el país.

En el lanzamiento de la campaña, la ministra de Salud Pública y Respuesta al VIH/Sida, la Dra. Sabine Ntakarutimana, manifestó que actividades como la salud reproductiva y la planificación familiar y el VIH tendrían que estar coordinadas en el sistema sanitario para conseguir resultados más eficaces.

La directora regional de ONUSIDA para África occidental y central, la Dra. Meskerem Grunitzky-Bekele, que representó al director ejecutivo de ONUSIDA en el lanzamiento de la campaña, subrayó que Burundi había entendido la importancia de empezar a trabajar inmediatamente. Además afirmó que "el precio que el país tendría que pagar por no actuar sería demasiado alto para las generaciones venideras".

El Plan Mundial asienta las bases de un movimiento dirigido por cada país para eliminar las nuevas transmisiones del VIH en niños y conservar la vida de sus madres. Este Plan Mundial se desarrolló a través de un proceso consultivo por un Equipo Internacional de Trabajo de alto nivel convocado por ONUSIDA y copresidido por el director ejecutivo de ONUSIDA Michel Sidibé y el embajador Eric Goosby, coordinador mundial de Estados Unidos para el sida. Además, reúne a 30 países y 50 sociedades civiles, al sector privado, a varias redes de personas que viven con el VIH y a organizaciones internacionales, con el objetivo de trazar un plan de acción para alcanzar este objetivo antes de 2015.