El director ejecutivo de ONUSIDA visita una clínica pionera dedicada al VIH cerca de San Petersburgo

Bookmark and Share

Reportaje

El director ejecutivo de ONUSIDA visita una clínica pionera dedicada al VIH cerca de San Petersburgo

10 de octubre de 2011

Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA, (izquierda) juega con un niño de dos años en un centro especializado para niños que viven con el VIH cerca de San Petersburgo (Rusia).

En su primer día de la visita de cuatro días a la Federación Rusa, el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, y el Embajador de Buena Voluntad de ONUSIDA James Chau visitaron un clínica especializada en el VIH cerca de San Petersburgo que ofrece atención sanitaria a niños que han quedado huérfanos a causa del sida y mujeres embarazadas que viven con el VIH. La delegación de ONUSIDA visitó las instalaciones con el médico jefe, el doctor Evegeny Voronin, uno de los más prestigiosos especialistas en sida de Rusia.

“Acuden a nosotros niños de toda Rusia, principalmente los casos más graves de infección por el VIH”, dijo el doctor Voronin, director del Centro de Prevención y Tratamiento de Infecciones por el VIH en Mujeres Embarazadas y Niños. “La estrategia general es que los niños son tratados en sus lugares de residencia y nos son enviados únicamente cuando no existe otra opción”, añadió.

El ofrecer un tratamiento de alta calidad solo es parte de la lucha, dijo el doctor Voronin. Después de atender las necesidades médicas de un niño, él y su equipo de trabajadores sociales vuelcan su atención en el entorno social y psicológico, elementos cruciales en la salud y el desarrollo del cualquier niño, particularmente de aquellos que viven con el VIH.

“Aquí en el centro, intentamos hacer todo lo posible para que los niños no se sientan diferentes a aquellos niños que permanecen en familias”, dijo el doctor Voronin, a lo que añadió que su equipo anima a los niños a bailar, tocar instrumentos y participar en actividades de grupo para fomentar las relaciones sociales. “Pero este centro nunca podrá sustituir a una familia de verdad”, dijo.

Aquí en el centro, intentamos hacer todo lo posible para que los niños no se sientan diferentes a aquellos niños que permanecen en familias. Pero este centro nunca podrá sustituir a una familia de verdad

Dr. Evegeny Voronin, director del Centro de Prevención y Tratamiento de Infecciones por el VIH en Mujeres Embarazadas y Niños

Durante la visita al centro, el Sr. Sidibé y James Chau fueron deleitados con una actuación musical a cargo de cinco chicas en edad preescolar y un niño pequeño. “El estar aquí me llena de esperanza”, dijo el director ejecutivo de ONUSIDA. “El primer día de su llegada al centro, muchos de los niños se encontraban mal y no podían hablar. Ahora bailan, cantan y están sanos y en continua mejoría”, dijo.

Según las estadísticas gubernamentales, se estima que unos 5.200 niños con menos de 15 años vivían con el VIH en la Federación Rusa en 2010. Más del 22% de los niños que viven con el VIH son huérfanos o han sido abandonados y no disfrutan del cuidado de los padres.

Las percepciones en relación al VIH cambian con lentitud

El doctor Voronin considera que en las ciudades más grandes de Rusia, el estigma social hacia las personas que viven con el VIH es menos pronunciado que en las regiones más remotas del país, ya que la gente suele tener un mayor acceso a la información. “Aquí en San Petersburgo, el VIH no es una enfermedad rara, hay más de 40.000 personas que viven con el VIH”, le contó a la delegación de ONUSIDA. “La gente reconoce que las personas seropositivas son iguales que los demás”.

Conforme el VIH se va entendiendo más y tiene más aceptación en Rusia, el número de adopciones de niños que viven con el VIH aumenta, dijo el doctor Voronin. Según él, hace cinco años, solo 10 de cada 350 niños abandonados eran adoptados en Rusia, principalmente por los empleados de su centro o por personas religiosas. Hoy, el 100% de las niñas del centro con menos de siete años son adoptadas por familias.

“Estos niños son hijos e hijas”, dijo James Chau, una figura de la televisión muy conocida en China que trabaja con ONUSIDA en temas de estigma y discriminación. “Si tenemos éxito para acabar con la última barrera, el estigma social, habremos dado un paso hacia delante en la respuesta al VIH. Me siento increíblemente animado con lo que veo en el centro del doctor Voronin”.

Prevención de nuevos casos de infección por el VIH en niños

Además de atender a niños que viven con el VIH, el centro trabaja para prevenir nuevas infecciones por el VIH. “Durante los últimos dos años, hemos logrado cero nuevos casos de infección maternoinfantil por el VIH en 300 mujeres que fueron tratadas en nuestro centro”, dijo el doctor Voronin.

Sin embargo, comentó que en torno al 15% de las mujeres embarazadas que viven con el VIH en toda Rusia buscan tratamiento demasiado tarde durante su embarazo, es decir, inmediatamente antes del parto o durante el mismo, siendo responsables de aproximadamente el 50% de todos los niños seropositivos del país.