Marruecos presenta una nueva estrategia nacional contra el sida

Bookmark and Share

Reportaje

Marruecos presenta una nueva estrategia nacional contra el sida

04 de abril de 2012

El director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé se reunió con la Princesa Lalla Salma de Marruecos, el 4 de abril en Rabat.
Fotografía: Le Matin.ma

Marruecos tiene una baja prevalencia nacional del VIH, que se estima aproximadamente en el 0,15% de la población general. Sin embargo, datos recientes muestran una concentración y un crecimiento de la epidemia del VIH en el país entre poblaciones clave.

De acuerdo con las cifras del gobierno, se estima que el 5,1% de los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres viven con el VIH en todo el país. En la ciudad sudoccidental de Agadir, la prevalencia del VIH entre los profesionales del sexo ronda el 5%. En Nador, una ciudad costera al noreste, cerca de uno de cada cinco consumidores de drogas inyectables es seropositivo.

Centrarse en los recursos de las poblaciones con un riesgo elevado de infección por el VIH es el nácelo de la nueva estrategia nacional contra el sida de Marruecos Presentada en Rabat el 3 de abril por el ministro de Sanidad, El Hossaine Louardi, la estrategia a cinco años de Marruecos está muy en consonancia con los objetivos de la Declaración Política sobre el Sida de 2011.

Dirigiéndose a una audiencia de más de 300 socios nacionales en la respuesta al sida - incluidos funcionarios del gobierno, representantes de la sociedad civil y personas que viven con el VIH -, el Sr. Louardi dijo que el plan nacional tiene como objetivo reducir a la mitad las nuevas infecciones por el VIH y reducir en un 60% las muertes relacionadas con el sida para el año 2016. Añadió que la estrategia se basa en los principios del derecho a la salud, la responsabilidad y la inclusión de todos los socios en la respuesta al VIH.

En su intervención en la ceremonia de presentación, el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, calificó la respuesta al VIH de Marruecos de "ejemplar, con personas situadas de lleno en el centro de los esfuerzos de desarrollo nacionales. Elogió a Marruecos como el pionero regional de la protección de la salud y los derechos humanos de las poblaciones vulnerables.

Marruecos fue el primer país árabe que introdujo los programas de reducción de daños para los consumidores de drogas inyectables, incluidos el tratamiento de mantenimiento con metadona y los programas de agujas y jeringuillas. Los datos han mostrado que dichos programas son esenciales para prevenir la propagación del VIH entre poblaciones clave.

Se necesita un nuevo paradigma de financiación en Marruecos y en todo el continente africano; uno redactado por y que sea propiedad de los países africanos

Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA

El Sr. Sidibé reconoció en sus comentarios un nuevo esquema de asistencia médica para la población nacional con bajos ingresos denominado RAMED (Régime d’Assistance Médicale des Economiquement Démunis). Con el programa RAMED, 8,5 millones de marroquíes que viven por debajo del límite de la pobreza, o por debajo del 30% de la población, se beneficiarán de una exención parcial o total de los costes del tratamiento en los hospitales públicos. 

"RAMED es una importante reforma para la justicia social y la redistribución de las oportunidades", dijo el Sr. Sidibé. "Proporciona a las poblaciones vulnerables protección social es una estrategia clave en la respuesta al VIH", añadió.

Reconocimiento de la contribución de la Princesa Lalla Salma

Previamente, ese mismo día, el Sr. Sidibé se reunió con la Princesa Lalla Salma de Marruecos, esposa del Rey Mohammed VI y Presidenta de la Association Lalla Salma de Lutte contre le Cancer, una organización nacional sin ánimo de lucro. Agradeció a la Princesa su participación en la Reunión de Alto Nivel sobre el Sida de la Asamblea General de las Naciones Unidas y por su constante fomento y apoyo a los programas dirigidos a la mejora de la salud de las mujeres y los niños. En los últimos años, la Princesa ha sido una voz destacada en la promoción de la importancia de los servicios integrados para la salud reproductiva y el cáncer de cuello uterino.

Llamamiento a la reducción de la dependencia de la ayuda externa contra el VIH

En una reunión diferente con el ministro de Sanidad de Marruecos, el Sr. Sidibé agradeció al ministro sus esfuerzos por impulsar la Iniciativa Árabe contra el Sida en una conferencia reciente en Jordania. Se espera que la nueva iniciativa acelere los esfuerzos nacionales y regionales para lograr los objetivos de la Declaración Política sobre el Sida de 2011.

Indicando que Marruecos depende de la ayuda exterior para financiar el 50% de su respuesta nacional al sida, el Sr. Sidibé urgió al liderazgo del país para asumir un mayor porcentaje de las inversiones para el VIH. “Se necesita un nuevo paradigma de financiación en Marruecos y en todo el continente africano; uno redactado por y que sea propiedad de los países africanos", afirmó.

Subrayando que una amplia mayoría de los fármacos contra el VIH recetados en África son importados, el Sr. Sidibé hizo un llamamiento a la producción local de antirretrovíricos. Habló de la necesidad de una única agencia reguladora de fármacos africana para garantizar un lanzamiento más rápido de medicamentos de calidad garantizada en todo el continente.