El Director ejecutivo de ONUSIDA felicita a Etiopía por su increíble progreso en la respuesta al sida

Bookmark and Share

Reportaje

El Director ejecutivo de ONUSIDA felicita a Etiopía por su increíble progreso en la respuesta al sida

18 de diciembre de 2012

Michel Sidibé se reúne con el primer ministro Hailemariam Desalegn en su oficina en Addis Abeba, Etiopía, el 17 de diciembre.
Fotografía: ONUSIDA/A.Fiorente

El 17 de diciembre, en una visita oficial a Etiopía, el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, felicitó al país por haber reducido, de manera considerable, las nuevas infecciones por el VIH durante los últimos diez años. Entre 2001 y 2011, la tasa de nuevas infecciones por el VIH en adultos en Etiopía se redujo en un 90%.

"Este descenso en nuevas infecciones por el VIH representa un gran avance", manifestó el Sr. Sidibé. "El logro de Etiopía ha demostrado al mundo que es posible prevenir el VIH en África Subsahariana".

El Sr. Sidibé se reunió con el primer ministro de Etiopía, Haile Mariam Desalegn, que se convirtió en el líder del país cuando el antiguo primer ministro, Meles Zenawi, falleció el pasado agosto. El Director ejecutivo de ONUSIDA felicitó al primer ministro Haile Mariam Desalegn por su nombramiento y por la confianza expresada en continuar con el legado de su antecesor, que era conocido como un defensor importante de la respuesta al sida.

El primer ministro Haile Mariam declaró que el programa de desarrollo nacional se centraba en la población, y que se había diseñado para mejorar el estado de salud de las familias mediante tecnologías locales y habilidades y conocimientos de la comunidad.

El Sr. Sidibé pidió al primer ministro, así como a la próxima Presidenta de la Comisión de la Unión Africana y al Presidente de AIDS Watch Africa (AWA), que fomentasen a la AWA como mecanismo de responsabilidad. Asimismo, solicitó su ayuda para poner en práctica la nueva Hoja de ruta que aprobaron los líderes africanos en la cumbre 19ª de la Unión Africana celebrada en Addis Abeba en julio. La Hoja de ruta traza un nuevo camino para las respuestas al sida, la tuberculosis y la malaria del continente, y subraya la importancia de la responsabilidad compartida y de la solidaridad mundial.

Este descenso en nuevas infecciones por el VIH representa un gran avance y demuestra al mundo que es posible prevenir el VIH en África Subsahariana

Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA

El ministro de asuntos exteriores, el Dr. Tedros Adhanom, reconoció el apoyo de ONUSIDA, que ayudó a Etiopía a reducir de forma considerable las nuevas infecciones por el VIH. También recalcó que la nueva Hoja de ruta sobre responsabilidad compartida contenía un enfoque innovador que animó a los líderes africanos a hacerse cargo de las respuestas sanitarias del continente.

Aunque Etiopía ha logrado un enorme progreso reduciendo las nuevas infecciones por el VIH, todavía debe enfrentarse a la reducción de nuevas infecciones en los niños. El último informe del Día mundial del sida de ONUSIDA concluye que solo el 24% de las mujeres embarazadas que viven con el VIH reciben tratamiento antirretrovírico para reducir su trasmisión. El Sr. Sidibé se reunió con el Dr. Kesetebirhan Admassu, ministro de salud, que le informó sobre el nuevo plan del país para eliminar las nuevas infecciones por el VIH en niños, y para proporcionarles tratamiento antirretrovírico pediátrico. El Dr. Kesetebirhan comunicó que la prevención de nuevas infecciones por el VIH en los niños tendrá más importancia en el programa de salud de Etiopía.

Durante su visita de un día a Etiopía, el Sr. Sidibé también se reunió con Mustapha Sidiki Kaloko, comisionado de asuntos sociales de la Unión Africana. El Comisionado pidió ayuda a ONUSIDA para desarrollar un programa transversal para la respuesta al sida que involucrase a todos los sectores de la Comisión de la Unión Africana.

Además, también se reunió con Ramtane Lamamra, comisionado para la paz y la seguridad de la Unión Africana, y pidió su ayuda para que se acelerase la aplicación de la resolución del Consejo de las Naciones Unidas, la cual se aprobó en junio de 2011. Esta resolución apela a que los esfuerzos de prevención del VIH en los servicios uniformados estén en consonancia con los esfuerzos para acabar con la violencia de género en escenarios conflictivos y post-conflictivos.