Libia: ONUSIDA trabaja con el Consejo Nacional de Transición para reconstruir la respuesta nacional al sida

Bookmark and Share

Reportaje

Libia: ONUSIDA trabaja con el Consejo Nacional de Transición para reconstruir la respuesta nacional al sida

17 de febrero de 2012

Cuando Libia celebra el primer aniversario de la revolución del 17 de febrero, ONUSIDA, junto con el Consejo de Transición Nacional dirigente, están colocando los pilares para restablecer la respuesta nacional al sida.  

Tras la reunión del director ejecutivo de ONUSIDA con el viceministro libio de Sanidad, el Dr. Adel M. Abushoffa, se ha establecido un plan a corto plazo para la respuesta nacional al sida. También se han sentado las bases para el desarrollo de un plan estratégico nacional integral sobre el sida.

En colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ONUSIDA ofrece orientación técnica al gobierno a través de un asesor principal residente de ONUSIDA para vigilar la epidemia del VIH, identificar las prioridades y, junto con el gobierno, identificar las principales carencias en la respuesta.

A corto plazo, el gobierno de Libia ha solicitado que ONUSIDA respalde la adquisición de fármacos para el tratamiento antirretrovírico (ARV) para unas 3000 personas que viven con el VIH mientras se trabaja de forma paralela para restablecer el sistema de adquisición y suministro de ARV que ha estado interrumpido durante más de seis meses. Actualmente se están enviando los ARV al país.

ONUSIDA lidera la coordinación de la respuesta del sistema de las Naciones Unidas al sida en Libia y se han establecido nuevas colaboraciones con donantes clave como la Comisión Europea.

Algunos de los problemas fundamentales a largo plazo que requieren atención son el refuerzo de la base de recursos humanos del sistema sanitario y garantizar que los profesionales sanitarios tengan las capacidades para ofrecer los servicios de tratamiento y prevención del VIH.

La respuesta al sida también debe centrarse en la reducción del estigma y la discriminación, especialmente por los profesionales sanitarios, la descentralización de los servicios relacionados con el VIH, llegando a las personas con un mayor riesgo de contraer el VIH, como los profesionales del sexo, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, los usuarios de drogas inyectables, así como las personas migrantes o desplazadas. El plan estratégico nacional a largo plazo se centrará en crear la capacidad para que las organizaciones civiles ejecuten los programas de difusión de la prevención del VIH.

Como primer paso para el desarrollo de una respuesta empírica al sida, Libia, en colaboración con la OMS y ONUSIDA, está reforzando su sistema de vigilancia contra el VIH. La información sobre la situación epidemiológica de Libia es escasa, aunque las evaluaciones preliminares indican una epidemia grave entre los usuarios de drogas inyectables, al igual que la información de la que se tiene conocimiento sobre la infección del VIH entre los profesionales del sexo y el comercio sexual en las rutas migratorias del sur del país.