Zimbabwe: el impuesto sobre el sida genera nuevos recursos para el tratamiento

Bookmark and Share

Reportaje

Zimbabwe: el impuesto sobre el sida genera nuevos recursos para el tratamiento

21 de febrero de 2012

La reducción del número de relaciones sexuales con múltiples parejas es la principal causa del descenso de la prevalencia del VIH en Zimbabwe.

Unos 70 000 habitantes de Zimbabwe adicionales que viven con el VIH accederán al tratamiento antirretrovírico (ARV) a finales de 2012, usando el Fondo Fiduciario Nacional para el Sida.  Este anuncio, realizado por el Consejo Nacional sobre el Sida de Zimbabwe, es una señal positiva para un país que contaba con 1,2 millones de adultos y niños viviendo con el VIH en 2009.

El fondo fiduciario, también conocido como el impuesto contra el sida, se presentó en 1999 y entró en vigor en enero de 2000. Los recursos del fondo se recogen mediante una ley fiscal especial del Parlamento que obliga a los empresarios formales de Zimbabwe y a sus empleados a contribuir con el tres por ciento de sus ingresos.

Concebido como respuesta a la epidemia de VIH del país y a la limitada financiación gubernamental, el fondo fiduciario ha empezado a demostrar un resultado único y sustancial en la adquisición de fármacos antirretrovíricos.

"Estamos encantados de tener este innovador fondo que no existe en ninguna otra parte de la región. Se trata de una actor fundamental en la respuesta nacional al sida", indicó el Dr. Tapuwa Magure, director general del Consejo Nacional sobre el Sida.

El impuesto contra el sida se considera un enfoque ingenioso para garantizar la sostenibilidad y reducir la dependencia de las ayudas de la respuesta nacional al VIH.  "Nos emociona que otros países con ingresos bajos como Tanzania, Kenya y Zambia nos pregunten cómo estamos movilizando los recursos a través del fondo", dijo el Dr. Magure. "

Estamos encantados de tener este innovador fondo que no existe en ninguna otra parte de la región. Es un actor fundamental en la respuesta nacional al sida

El Dr. Tapuwa Magure, director general del Consejo Nacional sobre el Sida

En 2011, el gobierno recogió 26 millones de dólares estadounidenses a través del fondo fiduciario y se espera que esta cifra aumente hasta los 30 millones de dólares a finales del presente año fiscal. Con el cambio del uso del dólar de Zimbabwe al dólar estadounidense, el fondo comenzó a mostrar un aumento espectacular en 2009, generando 5 millones de dólares ese año y 20 millones en 2010.

"Estas cifras son una contribución pequeña pero importante del gobierno y los contribuyentes para salvar las distancias", dijo el Honorable Dr. Henry Madzorera, ministro de Sanidad y Bienestar Infantil.

Según el ministro Madzorera, la mitad de los fondos recogidos se usarán para adquirir antirretrovíricos, mientras que la otra mitad se gastará en dar respaldo a otras actividades relacionadas con el VIH, incluidas la prevención, la coordinación, así como la comunicación y la promoción. El gobierno espera que el fondo fiduciario crezca a medida que la economía se recupere y se creen más trabajos formales en Zimbabwe. Mientras tanto, es vital que los socios internacionales, incluido el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, mantengan sus compromisos para conservar el programa de tratamientos de Zimbabwe.

"Lo que recaudamos con el impuesto está a años luz de lo que necesitamos para llevar el tratamiento a todas las personas, lo que significa que necesitamos un apoyo significativo durante los próximos cinco años", añadió el honorable ministro.

A pesar de la alta tasa de inflación y la reducción de la financiación externa, Zimbabwe sigue realizando progresos alentadores en la provisión del acceso a los ARV para las personas que viven con el VIH, incluidas las madres embarazadas. A finales de 2010, más de 325 000 personas- en torno al 59 por ciento de las posibles- estaban recibiendo para tratamiento el VIH, desde  solo 24 500 o el 7% en 2005.

"El pueblo de Zimbabwe ha creado y aumentado el Fondo Fiduciario Nacional sobre el Sida  para convertirse en uno de los mayores financiadores de la respuesta nacional", dijo la Sra. Tatiana Shoumilina, Coordinador de país de ONUSIDA para Zimbabwe. "Es el mejor símbolo de responsabilidad nacional y de un camino sostenible hacia el logro de cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminaciones y cero muertes relacionadas con el sida".