Dra. Nafis Sadik: una década como enviada especial de las Naciones Unidas para el sida en Asia y el Pacífico

Bookmark and Share

Reportaje

Dra. Nafis Sadik: una década como enviada especial de las Naciones Unidas para el sida en Asia y el Pacífico

04 de julio de 2012

La Dra. Nafis Sadik (segunda por la izquierda, fila de atrás) con personas que viven con el VIH durante una visita oficial a Viet Nam.

La Dra. Nafis Sadik, ciudadana paquistaní, fue nombrada enviada especial del Secretario General para el sida en Asia y el Pacífico en 2002. En diez años como enviada especial ha viajado por toda la región para dar publicidad a temas clave y reivindicar una respuesta amplia y multisectorial al VIH en Asia y en el Pacífico a los más altos niveles.

En la última década, la Dra. Sadik ha llamado la atención sistemáticamente sobre la importancia de abordar las necesidades de las mujeres y las principales poblaciones afectadas en las respuestas nacionales al sida y la necesidad de implicar directamente a las poblaciones clave en la elaboración y puesta en práctica de las políticas de desarrollo.

En el momento en que deja su cargo de enviada especial, que finalizó el 30 de junio de 2012, la Dra. Sadik comparte sus reflexiones sobre su década de trabajo como enviada especial del Secretario General para el sida en Asia y el Pacífico y por qué cree que hablar claro sobre el VIH es la única manera de realizar progresos

ONUSIDA: Cuando fue nombrada  enviada especial para el sida en Asia y el Pacífico por primera vez, ¿cuáles eran los principales problemas relacionados con el VIH y los desafíos en ese momento en la región?

Dra. Sadik: El principal desafío era que los países no reconocían que tenían un problema con el VIH. En 2002 ya teníamos los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), siendo uno de los objetivos la reducción a la mitad de las infecciones por el VIH para 2015, pero muchos países no prestaban ninguna atención a dichos ODM. Para las Naciones Unidas, esto suponía un problema. Teníamos que hacer algo "ahora" y sabíamos que si los países actuaban, podrían evitar la gran epidemia.

ONUSIDA: Al principio, ¿qué clase de misiones llevaba a cabo como enviada especial?

Dra. Sadik: Yo había sido directora ejecutiva [de UNFPA] y conocía a muchos jefes de estado, por lo que la idea era reivindicar intensamente ante ellos la necesidad de tener una política y un programa de actuaciones sobre el VIH. Mi primera visita fue a Nepal, para ser ponente inaugural en una conferencia regional. Fui bastante atrevida. Usé la oportunidad para hablar de problemas de los que la gente no hablaba: hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, profesionales del sexo, uso de drogas, etc. La charla fue bastante espectacular y creo que la gente se quedó un poco estupefacta. Llegué incluso a decir que creía que dichos comportamientos se deberían legalizar inmediatamente. Por supuesto, gradualmente vi que las cosas no cambian de manera tan espectacular, tan instantánea, pero poco a poco se pueden alentar.

ONUSIDA: La región de Asia-Pacífico ha experimentado un significativo progreso en los últimos diez años. Las tasas de infección por el VIH han descendido en más del 20% y cerca de un millón de personas reciben actualmente tratamiento antirretrovírico. En la última década, ¿qué ha cambiado en la región?

Dra. Sadik: Los países se han dado cuenta de que el sida es una realidad para sus sociedades. Todos los países de la región tienen ahora políticas y programas sobre el VIH y eso no era así cuando yo empecé. Algunos países están revirtiendo sus epidemias, la cantidad de personas que reciben tratamiento para el VIH es enorme; más personas obtienen acceso a los servicios; se ha impulsado mucho la compresión de los problemas de género y de las principales poblaciones afectadas.

Los países se han dado cuenta de que el sida es una realidad para sus sociedades. Todos los países de la región tienen ahora políticas y programas sobre el VIH y eso no era así cuando yo empecé.

Dra. Nafis Sadik, antigua enviada especial del Secretario General para el sida en Asia y el Pacífico

Me ha impresionado la atención que los legisladores están prestando al VIH. Y se han llevado a cabo muchas acciones para que los grupos con alto riesgo y vulnerables formen parte de la vida corriente. Las leyes han cambiado en varios países, por ejemplo, Nepal y Pakistán, que ahora dan a las personas transgénero una "identidad" oficial. Esto marca una gran diferencia y, en general, hay un reconocimiento de los derechos humanos.

ONUSIDA: ¿Cuáles son algunos de los desafíos actuales que observa en la región?

Dra. Sadik: La gente aun no habla claro siempre sobre el sida en todos los niveles. El liderazgo marca una diferencia, pero no debe ser un liderazgo de un único día al año en el Día Mundial del Sida. El apoyo debe llevarse a cabo con frecuencia y en todos los niveles. Si hubiese un apoyo más sistemático desde arriba, si los líderes hablaran claro más a menudo sobre el VIH y los temas relacionados con este, se corregirían mucho más el estigma y la discriminación.

ONUSIDA: A medida que la respuesta al sida en Asia y el Pacífico avanza, ¿en qué cree que es más importante que la región "llegue a cero"?

Dra. Sadik: Es muy importante cambiar el comportamiento masculino. El informe de la Comisión de Asia fue muy claro al afirmar que el comportamiento masculino es fundamental para tratar la epidemia en la región. Si podemos contribuir a transformarlo en un comportamiento seguro, marcará una diferencia. Tener más campeones masculinos es muy importante.

El avance del "tratamiento como prevención" es muy importante, pero también debemos recordar que el acceso a un tratamiento asequible para el VIH está amenazado. Muchas personas que reciben el tratamiento en la región lo obtienen gracias a fondos proporcionados por donantes exteriores, que puede que ahora desaparezcan o se reduzcan. Diversos países que adquieran el estado de países con ingresos medios dejarán de ser aptos para determinada financiación externa. Esto es un asunto que causa cierta inquietud y debemos trabajar más eficazmente con los países y los socios de desarrollo para tener planes de eliminación gradual que garanticen el tratamiento en curso.

En julio de 2012, el Sr. Prasada Rao - antiguo secretario para la Salud y el Bienestar Familiar indio y antiguo director del equipo de apoyo regional de ONUSIDA en Asia-Pacífico - fue designado nuevo enviado especial del Secretario General de las Naciones Unidas para el sida en Asia y el Pacífico.