Cumbre sobre planificación familiar pone de relieve la conexión con los servicios para el VIH

Bookmark and Share

Reportaje

Cumbre sobre planificación familiar pone de relieve la conexión con los servicios para el VIH

13 de julio de 2012

La planificación familiar puede ser un factor clave para reducir el número de embarazos no deseados en mujeres que viven con el VIH.
Fotografía: ONUSIDA/A. Gutman

Volviendo a poner el foco de atención sobre la planificación familiar, el Gobierno del Reino Unido en colaboración con la Fundación Bill y Melinda Gates organizó una cumbre en Londres (Reino Unido) en apoyo al derecho de las mujeres y las jóvenes a decidir, libremente y por sí mismas, si quieren tener hijos, cuándo y cuántos.

En colaboración con el Fondo de población de las Naciones Unidas (UNFPA), Gobiernos nacionales, donantes, la sociedad civil, el sector privado, la comunidad investigadora y otros participantes de todo el mundo, la Cumbre de Londres sobre planificación familiar hizo un llamamiento a la obtención de compromisos políticos y recursos a nivel mundial que permitan que 120 millones más de mujeres y jóvenes utilicen anticonceptivos para 2020. Llegar a este objetivo podría suponer una reducción de más de 200 000 muertes de mujeres y jóvenes durante el embarazo y el parto, y de cerca de 3 millones de muertes de niños en su primer año de vida.

En el evento se exploraron las conexiones que existen entre la planificación familiar y los derechos y la salud sexual y reproductiva, entre las que se incluyen el VIH, la violencia contra las mujeres y la mortalidad relacionada con el aborto. También se invitó a los delegados a subir el listón para las mujeres y las jóvenes al conectar la planificación familiar con los programas para el VIH. El VIH es la principal causa de muerte entre mujeres en edad fértil.

Durante su intervención en una sesión especial sobre el VIH en la conferencia, la Sra. Anna Zakowicz, de GNP+, habló sobre cómo el acceso a la planificación familiar era la principal barrera para las mujeres que viven con el VIH. El ministro de Sanidad sudafricano, el Sr. Aaron Motsoaledi, habló sobre las posibilidades existentes para fortalecer la integración con los programas de prevención de la transmisión maternoinfantil del VIH.

El director ejecutivo adjunto de programas de ONUSIDA, el Dr. Paul De Lay, puso de relieve las oportunidades futuras para que se produzca un cambio transformador y cómo la integración de la planificación familiar, de los derechos y la salud sexual y reproductiva, y del VIH puede contribuir a alcanzar los derechos y la salud sexual y reproductiva de las mujeres.

Tanto a nivel nacional como mundial, el compromiso más importante del movimiento para el sida es salvar vidas y fomentar la dignidad y los derechos de todas las personas

Dr. De Lay, director ejecutivo adjunto de programas de ONUSIDA

“ONUSIDA está comprometido con la programación integrada y basada en pruebas con una orientación a los resultados”, afirmó el Dr. De Lay. “Tanto a nivel nacional como mundial, el compromiso más importante del movimiento para el sida es salvar vidas y fomentar la dignidad y los derechos de todas las personas”, añadió.

El Plan mundial para eliminar las nuevas infecciones por el VIH en niños para 2015 y para mantener con vida a sus madres trazado por ONUSIDA y PEPFAR tiene el objetivo de asegurar, entre otras cosas, que los programas de VIH, de salud materna, de salud de recién nacidos y niños, y de planificación familiar trabajan en la misma dirección, obtienen buenos resultados y conducen a mejorar la salud.

El Plan mundial contribuye directamente a lograr el quinto Objetivo de desarrollo del milenio al mejorar la salud materna mediante la prevención del VIH en mujeres y ofrecer planificación familiar para mujeres que viven con el VIH en edad reproductiva. La planificación familiar puede ser un factor clave para reducir el número de embarazos no deseados en mujeres que viven con el VIH. Por ello, la conexión con los servicios para el VIH debería ser una prioridad.