Los profesionales del sexo exigen respeto a sus derechos fundamentales en una cumbre paralela a AIDS 2012

Bookmark and Share

Reportaje

Los profesionales del sexo exigen respeto a sus derechos fundamentales en una cumbre paralela a AIDS 2012

25 de julio de 2012

Los profesionales del sexo de la iniciativa Veshya Anyay Mukti Parishad (VAMP) ofrecen un espectáculo en la inauguración del Festival para la libertad de los profesionales del sexo en Calcuta, India.
Fotografía: UNFPA/J.Cabassi

Mientras cientos de delegados se reúnen esta semana en la XIX Conferencia internacional sobre el sida (AIDS 2012) en Washington D.C., en Calcuta, India, se celebra una reunión paralela, el Sex Worker Freedom Festival (Festival por la libertad de los profesionales del sexo) del 22 al 26 de julio.

El evento reúne a más de 600 profesionales del sexo y a socios nacionales e internacionales procedentes de más de 40 países. Los profesionales del sexo han organizado el Festival por la libertad como respuesta a las amplias regulaciones de los visados para los profesionales del sexo y los usuarios de drogas, que pueden haber impedido que muchos asistan a la Conferencia internacional sobre el sida en Washington DC. Durante cinco días, el festival ofrece a los participantes la oportunidad de participar en el evento de Washington mediante una conexión por videoconferencia a las principales conferencias y con la aldea global.

“El Festival por la libertad de los profesionales del sexo es un evento alternativo para que los profesionales del sexo y nuestro aliados protesten por nuestra exclusión y garanticen que las voces de los excluidos se oigan en Washington", dijo Ruth Morgan coordinadora mundial de Global Network of Sex Work Projects (NSWP) y coorganizadora del evento de Calcuta.

En su intervención durante la apertura de la reunión, el enviado especial del Secretario General de las Naciones Unidas para el sida en Asia y el Pacífico, Prasada Rao, destacó que las libertades y los derechos de los profesionales del sexo se niegan a diario.

"En 116 países de todo el mundo están penados diversos aspectos del comercio sexual. Las leyes de muchos países entremezclan el sexo consentido entre adultos con el tráfico de seres humanos. Con frecuencia, las redadas policiales rutinarias, llevan, en nombre de la lucha contra este tráfico, al arresto y al acoso de profesionales del sexo consentido entre adultos", dijo el Sr. Rao. “Estas prácticas discriminatorias llevan a los profesionales del sexo a la exclusión social y a una posición socialmente desfavorable, acentuando su vulnerabilidad al VIH", añadió.

A pesar del progreso realizado en la reducción de la propagación del VIH entre las comunidades de profesionales del sexo, estos presentan todavía un mayor riesgo de infección por el VIH. En la región de Asia-Pacífico por ejemplo, aunque un determinado número de países han reducido sus tasas de infección por el VIH con programas intensivos de prevención del VIH entre las personas que compran y venden sexo, siguen existiendo puntos calientes de alta prevalencia. Las encuestas entre las profesionales del sexo en India muestran una prevalencia del 18% en Maharashtra y del 41% en Pune; se estima que el nivel general entre los adultos del país es del 0,3%.

Compartir experiencias, impulsar el progreso

El programa del Festival por la libertad de los profesionales del sexo está estructurado en torno a las libertades fundamentales; derechos humanos que todo el mundo puede reivindicar. Estos son libertad de movimientos; libertad de acceso a servicios sanitarios de calidad; libertad para trabajar y elegir una ocupación, libertad de sindicarse, libertad de protección por la ley, libertad de protección frente a la violencia y libertad frente al estigma y la discriminación. El Festival está dirigido a facilitar la difusión de experiencias, así como al diálogo en torno a temas clave y prioritarios para la comunidad de los profesionales del sexo y los programas para el VIH.

“Sin el derecho de organizarse y sindicarse, la comunidad de profesionales del sexo no puede conseguir avances en nuestros derechos”, afirmó Bharati Dey, secretaria general de Durbar Mahila Samanwaya Committee (DMSC), coorganizadora de la reunión de Calcuta.

Las prácticas discriminatorias llevan a los profesionales del sexo a la exclusión social y a una posición social desfavorable. Esto acentúa la vulnerabilidad al VIH

Prasada Rao, enviado especial del Secretario General de las Naciones Unidas para el sida en Asia y el Pacífico

El estigma y la discriminación experimentados por los profesionales del sexo se identificaron como un importante obstáculo para una respuesta eficaz al sida. "Todos los días y en todas partes tenemos que luchar contra el estigma y la discriminación", dijo Lakshmi, una profesional del sexo y directora de programas en la iniciativa de los profesionales del sexo Ashodaya en Mysore, India. "Hemos descubierto una manera de formar parte de la solución. Nuestro equipo de voluntarios de profesionales del sexo seropositivos ha establecido una colaboración eficaz entre las comunidades y los servicios sanitarios. Esto ha cambiado las actitudes de los proveedores de servicios sanitarios y ha creado confianza en la comunidad para acceder a los servicios sanitarios".

Annah Pickering, una profesional del sexo y directora del colectivo de prostitutas de Auckland, en Nueva Zelanda, subrayó los múltiples beneficios de la despenalización del comercio sexual en su país, tanto para los derechos de los profesionales sexuales como para la respuesta al VIH. "Disfrutamos de muchas libertades jurídicas. Podemos denunciar a los funcionales corruptos que exigen sexo gratuito. No escondemos los preservativos en los sujetadores ni detrás de una foto o de un termo. Podemos colocar paneles para el fomento del sexo seguro e insistir en ello. ¿La despenalización del comercio sexual evita la transmisión del VIH?  Lo creo firmemente. Cuando se juntan todos estos elementos contribuyen de manera significativa a ayudar a los profesionales del sexo a prevenir la transmisión del VIH", afirmó.

Un tema central de los debates en la reunión de Calcuta han sido las experiencias generalizadas de violencia a la que se enfrentan los profesionales del sexo a diario en todo el mundo. Las reuniones han subrayado que la documentación de la experiencia de la violencia de los profesionales del sexo es fundamental para garantizar que se usan pruebas para informar de respuestas eficaces. Se destacó un proyecto dirigido por profesionales del sexo en Sri Lanka, Myanmar, Nepal y Indonesia por el Center for Advocacy on Stigma and Marginalization (CASAM), la Red Asia-Pacífico de profesionales del sexo (APNSW), UNFPA, PNUD, ONUSIDA y Partners for Prevention como una importante iniciativa para identificar mejor los riesgos y factores que contribuyen a proteger a los profesionales del sexo de la violencia.

El enviado especial del Secretario General de las Naciones Unidas para el sida en Asia y el Pacífico, el Sr. Prasada Rao, interviene en la inauguración del Festival por la libertad de los profesionales del sexo en Calcuta, India.
Fotografía: ONUSIDA

“Esta investigación está diseñada para generar datos de calidad que aseguren que las experiencias vividas por los profesionales del sexo se usen para reivindicar una política y programas mejores para prevenir y responder a la violencia,” afirmó Meena Seshu, directora del proyecto educativo de los profesionales del sexo por compañeros Sampada Gramin Mahila Sanstha (SANGRAM).

La importancia del aumento del acceso de los profesionales del sexo a servicios sanitarios integrados y de calidad también ha sido un tema clave en el que se ha insistido. Kay Thi Win, director de la iniciativa Targeted Outreach Programme (TOP) en Myanmar, que ofrece prevención para el VIH entre iguales y ayuda a los profesionales del sexo, dijo: “Existen pocas clínicas que acepten a los profesionales del sexo. Cuando TOP se puso en marcha, no había ninguna intervención integral sobre salud sexual para los profesionales del sexo de Myanmar. Sin embargo, mediante nuestro trabajo hemos podido aumentar los vínculos ofreciendo un amplio paquete de servicios para la salud sexual y reproductiva que también incluye servicios para el VIH".

La reunión de Calcuta está organizada por el Durbar Mahila Samanwaya Committee (DMSC), y está copatrocinada por la Global Network of Sex Workers (NWSP) y la All India Network of Sex Workers (AINSW). Cuenta con el soporte de la Open Society Foundation’s Sexual Health and Rights Program, ONUSIDA, el ministerio holandés de Asuntos Exteriores, UNFPA, HIVOS (el Humanist Institute for Development Cooperation), AIDS Fonds (un fondo de financiación de proyectos sobre el VIH con sede en los Países Bajos) y el secretariado de la conferencia AIDS 2012.