VIH en Libia: nueva prueba y respuesta en desarrollo

Bookmark and Share

Reportaje

VIH en Libia: nueva prueba y respuesta en desarrollo

28 de junio de 2012

De izquierda a derecha: La Dra. Fatima Elhamrosh, ministra de Salud libia, Masood Karimipour, representante regional de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y Delito (UNODC) y Olavi Elo, enviado especial del director ejecutivo de ONUSIDA para Libia.
Fotografía: ONUSIDA

La prevalencia del VIH entre usuarios de drogas inyectables en Trípoli, capital de Libia, se sitúa en un alarmante 87% según los resultados de los estudios bioconductuales realizados por la Escuela de Medicina Tropical de Liverpool bajo el patrocinio de la Unión Europea. El estudio fue diseñado para conocer la progresión de la prevalencia del VIH en las poblaciones clave con mayor riesgo y participaron 328 usuarios de drogas inyectables, 227 hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y 69 mujeres profesionales del sexo.

Los resultados del estudio fueron presentados durante el primer Simposio Nacional sobre el VIH en la Libia posterior al conflicto, que se celebró el 26 de junio en Trípoli, capital de Libia, bajo el auspicio de la ministra de Salud libia en colaboración con el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y Delito (UNODC).

A la luz de estos recientes resultados, la ministra de Salud libia, la Dra. Fatima Elhamrosh, hizo un llamamiento para que todos los sectores afectados en Libia actuasen con carácter de urgencia. «Vamos a necesitar desarrollar e implantar programas de calado para responder a la creciente epidemia de sida entre las poblaciones clave en Libia», dijo la ministra Elhamrosh.

Antes de la revolución que tuvo lugar en la primavera de 2011, era difícil para ONUSIDA y para las entidades colaboradoras de desarrollo internacional trabajar de forma sistemática en Libia. No se hablaba abiertamente sobre el sida y no se le consideraba una prioridad. Los nuevos datos confirman que la situación del VIH en Libia es peor de lo que se informaba a nivel oficial en el pasado.

«Apreciamos muchísimo el importante compromiso político del Gobierno de Libia para dar una respuesta a la epidemia de sida», dijo Hind Khatib, director del equipo de apoyo regional de ONUSIDA para Oriente Medio y el Norte de África. «El compromiso de la ministra de Salud de ampliar los servicios de tratamiento farmacológico que ofrecen toda una serie de respuestas fundamentadas en pruebas y el establecimiento de ocho centros de asesoramiento y pruebas voluntarias del VIH orientados a las poblaciones clave son claros ejemplos del creciente compromiso del Gobierno», añadió el señor Khatib.

Vamos a necesitar desarrollar e implantar programas de calado para responder a la creciente epidemia de sida entre las poblaciones clave en Libia

Dra. Fatima Elhamrosh, ministra de Salud libia

Las recomendaciones de ONUSIDA para la respuesta de prevención del VIH entre los usuarios de drogas inyectables resaltan la necesidad de desarrollar una serie de medidas profundas que abarquen todas las opciones de tratamiento posibles —en especial el tratamiento de sustitución de drogas— y la implementación de medidas para la reducción de daños —a través, entre otras formas, del mensaje de los propios compañeros a los usuarios de drogas inyectables y de programas de agujas y jeringas esterilizadas. También a través del asesoramiento y la realización de pruebas de manera voluntaria y confidencial, la prevención de la transmisión sexual del VIH entre usuarios de drogas (incluyendo preservativos y la prevención y el tratamiento de infecciones de transmisión sexual), el acceso a la atención primaria y el acceso a la terapia antirretrovírica. Este enfoque debe basarse en la promoción, la protección y el respeto de los derechos humanos de los usuarios de drogas.

Tras el cambio de Gobierno, ONUSIDA ha proporcionado apoyo técnico al ministro de Salud y al equipo nacional de las Naciones Unidas en Libia para dar respuesta a las prioridades emergentes en relación al VIH. Esto ha dado como resultado una mejor identificación de las prioridades, una mejor comprensión de la situación y de la respuesta al VIH, el establecimiento del equipo conjunto de las Naciones Unidas sobre el sida y un mayor compromiso del Gobierno, las Naciones Unidades y las organizaciones de la sociedad civil.

Al final del simposio, los participantes suscribieron una declaración de compromiso para ampliar la respuesta nacional al sida en Libia con especial atención en los programas de prevención del VIH en poblaciones clave, los derechos de las personas que viven con el VIH y el mayor papel de la sociedad civil en la respuesta nacional.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y Delito (UNODC) también relanzó la segunda fase de su proyecto de VIH en Libia que se enfoca en la prevención del VIH entre usuarios de drogas inyectables en entornos carcelarios. El proyecto, financiado por el Gobierno libio, fue suspendido en 2011 por problemas de seguridad y se ha vuelto a poner en marcha ahora.

«UNODC acoge con agrado las expresiones de voluntad y compromiso político del Gobierno libio para responder a la crisis del VIH y del uso de drogas como una cuestión de prioridad nacional», afirmó Masood Karimipour, representante regional de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y Delito. «UNODC se enorgullece de colaborar con Libia para ayudar a dar una respuesta exhaustiva para prevenir el uso de drogas y la extensión del VIH así como para tratar a las personas que lo necesitan en coordinación con todas las partes interesadas del país, ONUSIDA y la comunidad internacional», añadió el señor Karimipour.