ONUSIDA y PEPFAR reúnen a ministros de Salud y asociados para avanzar en el progreso de acabar con las nuevas infecciones por el VIH en niños

Bookmark and Share

Reportaje

ONUSIDA y PEPFAR reúnen a ministros de Salud y asociados para avanzar en el progreso de acabar con las nuevas infecciones por el VIH en niños

23 de mayo de 2012

ONUSIDA y PEPFAR reúnen a ministros de Salud y asociados de los países con los números más altos en nuevas infecciones por el VIH en niños para acelerar el progreso.
Fotografía: ONUSIDA/A.Obeid

Los ministros de Salud y representantes de los 22* países con el mayor número de nuevas infecciones por el VIH en niños se han reunido para informar del progreso para alcanzar las cero nuevas infecciones por el VIH en niños para el 2015 y encontrar modos de reforzar las iniciativas.

Se calcula que en 2010 nacieron 390 000 niños con HIV. Sin embargo, con acceso a servicios integrales para el VIH, el riesgo de transmisión puede reducirse hasta menos del 5%. En respuesta a esta situación, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA) y el Plan de Emergencia del Presidente de los Estados Unidos para el Alivio del Sida (PEPFAR)  convocaron a sus asociados para desarrollar un plan a escala mundial con el objetivo de detener las nuevas infecciones por el VIH en niños para el 2015 y mantener con vida a sus madres. El plan se centra en los 22 países en los que tienen lugar el 90% de las nuevas infecciones por el VIH en niños, 21 de los cuales se encuentran en el África subsahariana.

"Al unir nuestras fuerzas traspasando fronteras, instituciones y comunidades, impulsaremos esta oportunidad histórica de dar la bienvenida a la primera generación nacida libre del VIH en 2015", dijo Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA. "Creando puentes entre los movimientos relacionados con el sida, la salud maternoinfantil y la mujer, avanzaremos en el camino hacia el cero."

Desde el lanzamiento del Plan Mundial en la Reunión de Alto Nivel sobre el sida, se han realizado grandes avances en la reducción de las infecciones por el VIH en mujeres de edad fértil y en la expansión del acceso a tratamientos antirretrovíricos para mujeres embarazadas que viven con el VIH. No obstante, este progreso no avanza con la rapidez necesaria para alcanzar las necesidades de planificación familiar de las mujeres que viven con el VIH, prevenir la mortalidad materna y asegurar que todos los niños que viven con el VIH cuenten con acceso a tratamientos antirretrovíricos. Todos estos son aspectos clave en el Plan Mundial para alcanzar las cero nuevas infecciones por el VIH en niños.

"Contamos con el conocimiento y las herramientas para asegurarnos de que todos lo niños nazcan sin el VIH y de que sus madres estén sanas", declaró el embajador Eric Goosby, coordinador mundial de Estados Unidos para el sida. "Los países se encuentran al frente de todos los esfuerzos dedicados a alcanzar esta visión, estamos firmemente comprometidos a conseguir que tengan éxito".

Al unir nuestras fuerzas traspasando fronteras, instituciones y comunidades, impulsaremos esta oportunidad histórica de dar la bienvenida a la primera generación nacida libre del VIH en 2015

Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA

Durante su discurso de bienvenida, Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud, hizo hincapié en la entrega total de su organización para que el Plan Mundial tenga éxito. "Se trata de una causa ambiciosa, noble, y asequible", dijo la doctora Chan. "También presenta un gran oportunidad para progresar en la integración de los servicios sanitarios en los países."

La Presidenta de la 65ª Asamblea Mundial de la Salud enfatizó la necesidad de  concienciar a las comunidades para asegurarse de que tanto hombres como mujeres tengan acceso a servicios relacionados con el VIH, por su propio bienestar y para prevenir las infecciones por el VIH en niños. "Las mujeres aún tienen que hacer frente a la estigmatización y discriminación tras ser diagnosticadas seropositivas", dijo la ministra de Salud de Costa de Marfil, Thérèse N’Dri-Yoman. "A menos que las comunidades ofrezcan el apoyo que las mujeres necesitan, ellas no estarán dispuestas a revelar su estado y, por tanto, no tendrán acceso a los servicios relacionados con el VIH".

Los ministros intercambiaron ideas y experiencias en torno a cuatro áreas de intervención relacionadas con la ejecución del Plan Mundial: la financiación y propiedad política, la calidad de la atención, el compromiso comunitario y los recursos humanos.

A la hora de hablar de métodos innovadores de financiación, el "impuesto sobre el sida" de Zimbabwe su utilizó como ejemplo positivo de una iniciativa nacional sostenible para movilizar recursos destinados a la respuesta al sida. "Aunque a nadie le gusta pagar impuestos, la gente reconoce la utilidad del impuesto sobre el sida tras los resultados obtenidos en la respuesta al VIH", dijo Henry Madzorera, ministro de Salud y Bienestar Infantil de Zimbabwe.

Richard Kamwi, ministro de Salud y Servicios Sociales de Namibia, también explicó cómo su país está incrementando rápidamente las aportaciones nacionales a los recursos destinados a la respuesta al sida.  

Del mismo modo, se resaltó que uno de los elementos clave es la integración de los servicios para proveer una atención de mayor calidad. En Tanzania, por ejemplo, el ministro de Salud y Bienestar Social, Hussein Mwinyi, informó de que todos los servicios de planificación familiar actuales integran servicios relacionados con el VIH y viceversa. De manera similar, el Gobierno de Ghana ha aprobado una política para ofrecer planificación familiar gratuita para todos. Botswana, uno de los países más avanzados en prevenir las transmisiones maternofiliales del VIH, ha integrado servicios relacionados con el VIH en todas las instalaciones sanitarias, en los que se ofrece atención prenatal a mujeres embarazadas. "Estamos haciendo todo lo posible para garantizar el bienestar de la población", explicó John Seakgosing, ministro de Salud de Botswana.

Contamos con el conocimiento y las herramientas para asegurarnos de que todos lo niños nazcan sin el VIH y de que sus madres estén sanas

Embajador Eric Goosby, coordinador mundial de Estados Unidos para el sida

Países como Burundi, Chad, y la República Democrática del Congo informaron de sus esfuerzos  para incrementar la capacidad de sus proveedores de atención sanitaria, con iniciativas como los programas de tratamientos antirretrovíricos desarrollados por enfermeras, la expansión de su prestación de servicios y el fomento de la descentralización.

Lucy Ghati, de la Red nacional de capacitación de personas que viven con el sida en Kenya (NEPHAK), destacó la importancia del compromiso comunitario para la ejecución del Plan Mundial. "Las comunidades son de una importancia crítica si se quieren reforzar los servicios de prevención de las transmisiones maternoinfantiles", dijo Ghati. "Las mujeres que viven con el VIH deben tener representación en comités tanto locales como nacionales para determinar cuáles son sus necesidades, así como para asegurar la posesión de la respuesta". Igualmente, Mireille Guigaz, embajadora de Francia para el sida, declaró: "Cada vez que estudiamos los problemas de las mujeres y los niños, tenemos que acercarnos lo máximo posible a las comunidades. Si no les damos la oportunidad de expresar cómo se sienten ni tenemos en cuenta sus experiencias, no podremos proporcionarles una respuesta adecuada al sida."

Debrework Zewdie, subdirector general del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, destacó que el 15% de la financiación para la prevención del VIH se dedica a la eliminación de nuevas infecciones por el VIH en niños. Sin embargo, destacó que el Fondo Mundial se rige por demandas y que son los países los que deben pedir la financiación.

Anders Nordström, embajador de Suecia para el sida, hizo énfasis en el compromiso de su país para prevenir nuevas infecciones por el VIH en niños y declaró que Suecia destinaría 15 millones de dólares para apoyar los esfuerzos del Plan mundial.

John Megrue, director general del Consejo de Liderazgo Empresarial para una generación nacida sin el VIH, reafirmó la entrega del sector privado para eliminar nuevas infecciones por el VIH en niños y para mantener a sus madres con vida. Destacó que la organización centrará sus esfuerzos en movilizar recursos entre el sector privado, en abogar por la adhesión de otras compañías y en ayudar a que los países aceleren la ejecución del Plan mundial.

La reunión fue el primer encuentro cara a cara de los representantes de los 22 países desde el lanzamiento del Plan Mundial para eliminar las nuevas infecciones por VIH en niños y para mantener con vida a sus madres en 2011.

 

*Los 22 países prioritarios son: Angola, Botswana, Burundi, Camerún, Chad, Côte d’Ivoire, República Democrática del Congo, Etiopía, Ghana, India, Kenya, Lesotho, Malawi, Mozambique, Namibia, Nigeria, Sudáfrica, Swazilandia, Uganda, República Unida de Tanzania, Zambia y Zimbabwe.