Aumento de la responsabilidad nacional para garantizar la sostenibilidad a largo plazo de los servicios para el VIH en Ucrania

Bookmark and Share

Reportaje

Aumento de la responsabilidad nacional para garantizar la sostenibilidad a largo plazo de los servicios para el VIH en Ucrania

10 de octubre de 2012

La delegación de la JCP de ONUSIDA visita un centro de acogida y consulta para usuarios de drogas y otras poblaciones clave puesto en marcha por la ONG Convictus en Kiev. 5 de octubre de 2012.
Fotografía: ONUSIDA

Diversos representantes de la Junta Coordinadora del Programa (JCP) de ONUSIDA visitaron Ucrania los días 4 y 5 de octubre para conocer el programa nacional de sida y experimentar de primera mano el progreso realizado y los desafíos que quedan por abordar en la respuesta del país al sida. Esta fue la primera visita del organismo dirigente de ONUSIDA a la región del Europa Oriental y Asia Central.

La delegación de la JCP se reunió con la viceprimera ministra y ministra de Sanidad de Ucrania, la Dra. Raisa Bogatyryova, así como con el resto de responsables del gobierno, socios de desarrollo, representantes de la sociedad civil y la comunidad, incluidos los miembros de las redes nacionales y regionales de las personas que viven con el VIH, y con el equipo de las Naciones Unidas en el país.

La reunión con la Dra. Bogatyryova ofreció la oportunidad de debatir el concepto de responsabilidad compartida y de explorar maneras de reforzar la financiación nacional.

El gobierno de Ucrania ha multiplicado por diez las inversiones nacionales para el VIH (entre 2005 y 2010) y ha logrado aumentar la financiación externa, especialmente para los programas de prevención, atención y apoyo el VIH para poblaciones clave. Aun así, el 50% de la respuesta nacional al sida sigue dependiendo de la financiación de donantes.

"La situación actual de Ucrania confirma la importancia de la decisión del país sobre el liderazgo y la responsabilidad del estado en nuestra lucha conjunta contra el VIH", dijo la viceprimera ministra, Bogatyryova. "Estamos comprometidos para ampliar aun más el tratamiento y la prevención del VIH en Ucrania con una nueva estrategia nacional para los próximos cinco años", añadió.

La delegación y la viceprimera ministra hablaron acerca de la necesidad de ampliar los servicios de prevención y tratamiento contra el VIH, ya que el programa de tratamiento en el país cubre únicamente las necesidades del 25% de personas que lo necesitan. También destacó la importancia de crear un entorno propicio para facilitar el acceso a los servicios contra el VIH para las poblaciones clave con un mayor riesgo de infección, como los profesionales del sexo, los usuarios de drogas y los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres.

La situación actual de Ucrania confirma la importancia de la responsabilidad nacional y el liderazgo del estado en nuestra respuesta conjunta al sida

La viceprimera ministra y ministra de Sanidad de Ucrania, la Dra. Raisa Bogaytyrova

Ucrania está experimentado la epidemia de VIH más grave de Europa Oriental, ya que se estima que 230 000 personas viven con el VIH. El uso de drogas inyectables sigue siendo la principal causa de infección por el VIH, con una prevalencia del VIH del 21,5% entre los usuarios de drogas.

Los miembros de la delegación tuvieron la oportunidad de visitar diversas instalaciones sanitarias para ver el trabajo que se está realizando sobre el terreno. En la clínica para el sida de la ciudad de Kiev, por ejemplo, los socios del gobierno y la sociedad civil, están proporcionando servicios a las personas que viven con el VIH y los usuarios de drogas, incluidos tratamiento contra el VIH y la tuberculosis, tratamiento de sustitución de mantenimiento y apoyo psicológico. También en Kiev se encuentra la Clínica Lavra, un centro médico especializado que ofrece atención clínica a pacientes seropositivos y cuenta con un centro comunitario de acogida y consulta para toxicómanos que ofrece la realización de las pruebas, prevención y cuidados para el VIH para los usuarios de drogas, profesionales del sexo y personas transgénero.

La delegación también interaccionó con mujeres en la clínica de maternidad del Centro de Salud Reproductiva y Perinatología de la Ciudad de Kiev, que proporciona servicios para detener las nuevas infecciones por el VIH entre los niños, así como el tratamiento de sustitución de mantenimiento a las mujeres embarazadas que también son usuarias de drogas. También hablaron con los proveedores de servicios (profesionales médicos, psicólogos, profesionales sociales y de difusión y voluntarios) para conocer mejor sus actividades y los desafíos a los que se enfrentan.

Los esfuerzos por detener las infecciones por el VIH entre niños y mantener a sus madres con vida han dado resultados positivos en Ucrania, donde el 96% de las mujeres embarazadas que viven con el VIH recibió tratamiento antirretrovírico profiláctico en 2011. La transmisión maternoinfantil del VIH se redujo del 28% en 2011 al 4,7% en 2009.

Durante la visita, la delegación destacó el papel clave desempeñado por las organizaciones sociales en la defensa y provisión de los servicios para el VIH para poblaciones clave, en la atención y apoyo para las personas que viven con el VIH, y en la reducción del estigma y la discriminación hacia las comunidades afectadas.

Los delegados de la JCP con el equipo de las Naciones Unidas del país y el equipo conjunto de las Naciones sobre el sida en Ucrania en la sede de las Naciones Unidas en Kiev. 5 de octubre de 2012.
Fotografía: ONUSIDA

"He visto a la sociedad civil en acción en esta región y debo decir que es particularmente fuerte en Ucrania. La asociación entre las organizaciones de la sociedad civil y los gobiernos nacionales y locales es esencial a fin de ampliar y mantener los servicios para el VIH para las poblaciones más vulnerables de Ucrania", afirmó Matt Southwell, representante de las ONG en la JCP para Europa.

"La visita de campo de la JCP a Ucrania fue una oportunidad excelente de exponer la delegación a los desafíos concretos de uno de los países de alto impacto de ONUSIDA y la epidemia más grave de Europa", dijo Jan Beagle, directora ejecutiva adjunta de gestión y gobernanza de ONUSIDA. "Los miembros de la delegación también pudieron ser testigos del papel fundamental de ONUSIDA para liderar el equipo conjunto de las Naciones Unidas con el apoyo del coordinador residente y el equipo de las Naciones Unidas en el país".

La delegación de la JCP estaba compuesta por el ministro adjunto de Sanidad de Polonia y presidente de la JCP, el vicepresidente de la JCP de India, los delegados de los Estados Unidos de América, Reino Unido, Togo, la República Independiente de Irán y El Salvador, ONG europeas, tres agencias de copatrocinio de ONUSIDA (OMS, UNODC, UNFPA) y la directora ejecutiva adjunta de gestión y gobernanza de ONUSIDA.