La Ministra de salud de Indonesia promete transformar la respuesta nacional al sida

Bookmark and Share

Reportaje

La Ministra de salud de Indonesia promete transformar la respuesta nacional al sida

23 de octubre de 2012

El director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, se reunió con la ministra de salud de Indonesia, Nafsiah Mboi, como parte de su viaje de dos días a Indonesia.
Fotografía: ONUSIDA/E.Wray

La ministra de salud de Indonesia, Nafsiah Mboi, se comprometió a aumentar los programas de pruebas y de tratamiento del VIH, lo que dará lugar a cero nuevas infecciones y muertes relacionadas con el sida. La ministra Mboi se reunió el martes con el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, en la primera jornada de su viaje de dos días a Indonesia.

Indonesia es uno de los muchos países asiáticos en los que está aumentando el índice de nuevas infecciones por el VIH. El Ministerio de Salud estima que más de 600.000 personas viven con el VIH y que se registran más de 76.000 nuevas infecciones por el VIH al año. Actualmente, la cobertura del tratamiento del VIH es menor del 20%.

Sin embargo, la ministra Mboi ha prometido un nuevo enfoque en la respuesta nacional al sida. Anunció que garantizará que todo el mundo sepa su estado serológico y tenga acceso al tratamiento del VIH. Las autoridades sanitarias se centrarán en 141 distritos en los que los grupos de población clave afectados son los más elevados. La epidemia en Indonesia está concentrada en los grupos de población clave con mayor riesgo como los consumidores de drogas, los trabajadores del sexo y sus clientes, y los hombres que tienen relaciones con hombres.

La cobertura sanitaria universal es un elemento de cambio para Indonesia. Me alegra saber que el tratamiento del VIH estará incluido en este programa nacional. Esto prepara el escenario para los programas de financiamiento sostenible del VIH.

Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA

Indonesia está desempeñando un papel activo en la respuesta al sida en Asia. Como país que el año pasado ostentaba la presidencia de la cumbre de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN por sus siglas en inglés) impulsó la adopción de la Declaración de la ASEAN en la que se comprometen a alcanzar Cero Nuevos casos del VIH, Cero Discriminación y Cero Muertes Relacionadas con el sida.

Indonesia también aspira a convertirse, para 2014, en uno de los países de la región en ofrecer cuidados sanitarios universales. El Ministerio de Salud afirma que el tratamiento del VIH estará incluido en la cobertura sanitaria.

"Indonesia es un asociado clave en la campaña para poner fin a la epidemia de sida", afirmó el Sr. Sidibé. "La cobertura sanitaria universal es un elemento de cambio para Indonesia. Me alegra saber que el tratamiento del VIH estará incluido en este programa nacional. Esto prepara el escenario para los programas de financiamiento sostenible del VIH".

El director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, visitó la prisión de Cipinang, en Yakarta, donde se reunió con las autoridades penitenciarias y visitó la clínica que proporciona servicios de tratamiento antirretrovírico y de metadona.
Fotografía: ONUSIDA/E.Wray

Las inversiones nacionales en la respuesta al VIH han aumentado notablemente en Indonesia desde 2010, pero todavía hay un gran déficit de financiación y, en 2015, Indonesia ya no podrá recibir financiación por parte del Fondo mundial de lucha contra el sida, la malaria y la tuberculosis.

"Indonesia está tratando de garantizar la sostenibilidad de los cuidados del VIH para las personas que viven con el VIH una vez que los países donantes dejen de otorgar fondos", aclaró la ministra Mboi. "El Ministerio de Salud está preparando una estrategia de salida. Tenemos la intención de cubrir el 100% del tratamiento del VIH mediante el presupuesto del gobierno nacional", añadió.

Las autoridades sanitarias han aumentado los esfuerzos para centrar los programas de VIH en las comunidades que requieren mayor atención. El hecho de compartir agujas entre personas que consumen drogas ha sido uno de los factores impulsores de la epidemia de VIH en Indonesia. Desde 2009, la Dirección general de prisiones afirma haber ampliado sus programas de VIH en 149 centros en 25 provincias.

El Sr. Sidibé visitó la prisión de Cipinang, en Yakarta, una de las once prisiones modelo en el desarrollo de un programa integral sobre el sida. Se reunió con las autoridades penitenciarias para visitar la prisión y la clínica que proporcionan servicios de tratamiento antirretrovírico y con metadona. También visitó el centro de formación profesional en el que los internos aprenden nuevas competencias como la costura, el horneado y la artesanía.

"Mi visita de hoy muestra que incluso en las prisiones podemos restaurar la dignidad de las personas", sentenció el Sr. Sidibé. "La cárcel puede suponer una experiencia transformadora. El gobierno indonesio está mostrando una gran innovación y valor con su destacable reducción de daños y el programa de VIH en las prisiones. Espero que el programa inspire a otros países a mostrar el mismo espíritu emprendedor", añadió.

El Ministerio de Salud mantuvo un diálogo con el Sr. Sidibé y algunas organizaciones confesionales, incluyendo grupos islámicos, cristianos, hindúes, budistas y confuncionistas.
Fotografía: ONUSIDA/E.Wray

El martes, el Ministerio de Salud mantuvo un diálogo con el Sr. Sidibé y algunas organizaciones confesionales, incluyendo grupos islámicos, cristianos, hindúes, budistas y confucionistas. Los líderes religiosos son miembros importantes de la comunidad, y su cooperación es clave para garantizar el apoyo para la prevención, el tratamiento y la atención del VIH.  Los líderes acordaron que las organizaciones confesionales necesitan más educación y formación en los aspectos relacionados con el VIH para poder, así, ayudar a sus comunidades.

Anggia Ermanari, secretaria de la unidad de salud del Consejo Indonesio de Ulemas, el órgano clerical musulmán del país, dijo: "Muchos líderes religiosos no entienden acerca de lo relacionado con el sida. Queremos que las Naciones Unidas les informen sobre la situación en nuestro país".

Franz Magnis Suseno, sacerdote jesuita del Instituto de Filosofía Driyarkara, dijo que pensaba que las organizaciones religiosas necesitaban empezar a educar a las personas en la sexualidad. Afirmó que había una gran resistencia a la educación sexual, pero que era necesario.

El Sr. Sidibé se encuentra en Indonesia, en el inicio de un viaje de tres días por Asia, donde también visitará Myanmar y Tailandia.