El embajador de buena voluntad Hong Myung-bo elogia los esfuerzos de Tailandia relacionados con el VIH

Bookmark and Share

Reportaje

El embajador de buena voluntad Hong Myung-bo elogia los esfuerzos de Tailandia relacionados con el VIH

29 de octubre de 2012

El Sr. Myung-Bo Hong, embajador de buena voluntad de ONUSIDA (el segundo, empezando por la izquierda), acompañado por sus dos hijos en su visita a Tailandia: Jeongmin (izquierda), de 12 años , y Seongmin, de 14 años, junto al director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé.
Fotografía: ONUSIDA

La estrella surcoreana del fútbol Hong Myung-bo, embajador internacional de buena voluntad de ONUSIDA, describió su visita de estudio a Tailandia esta semana como "una experiencia reveladora" y una magnífica oportunidad de aprendizaje.

"He podido ver con mis propios ojos la inmensa labor que están desempeñando ONUSIDA y sus asociados en Tailandia y en toda Asia", declaró el Sr. Hong, que jugó cuatro mundiales consecutivos (1990-2002) en la Selección de fútbol de Corea del Sur y es actualmente el entrenador del Equipo olímpico nacional de fútbol de Corea del Sur.

"Un partido de fútbol dura 90 minutos y aunque dominemos durante la primera parte, podemos perder el partido", dijo el Sr. Hong, y añadió que "no podemos dejar que se nos escape el balón" refiriéndose a la concienciación sobre el VIH.

Durante su misión de cinco días, el Sr. Hong visitó organizaciones comunitarias y conoció a miembros de poblaciones clave afectadas, entre las que se encontraban trabajadoras sexuales de la Empower Foundation, una organización no gubernamental nacional que protege los derechos de dichas mujeres.

El Sr. Hong prometió compartir sus impresiones y los momentos destacados de la visita a su vuelta a Corea del Sur junto con las partes interesadas, así como subrayar la importancia de la responsabilidad compartida y de la financiación continua para la respuesta al VIH. En su encuentro en Bangkok con el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, compartió su idea de organizar un partido benéfico de fútbol en diciembre con el fin de recaudar dinero para proyectos relacionados con el sida en la región.

El poder del deporte es impresionante y puede ser un agente de cambio, especialmente para los jóvenes. El Sr. Hong puede ser determinante a la hora de enseñar a los jóvenes a protegerse del VIH, y de abordar el estigma y la discriminación contra las personas afectadas y que viven con el VIH.

Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA

"El poder del deporte es impresionante y puede ser un agente de cambio, especialmente para los jóvenes", afirmó el Sr. Sidibé, que se encontraba en Tailandia en una misión oficial relacionada con tres países de Asia sudoccidental. "El Sr. Hong puede ser determinante a la hora de enseñar a los jóvenes a protegerse del VIH, y de abordar el estigma y la discriminación contra las personas afectadas y que viven con el VIH".

En su visita a Tailandia, el Sr. Hong participó en una sesión de entrenamiento de fútbol para entrenadores organizada por el Comité Olímpico nacional de Tailandia y el Instituto de educación física.

A dicha visita lo acompañaron sus dos hijos Seongmin y Jeongmin Hong, de 14 y 12 años, respectivamente. En su encuentro con el Sr. Sidibé, Seongmin le entregó una donación de 3.000 dólares, recaudados en una exhibición de arte para el sida.

El Sr. Sidibé aplaudió su iniciativa: "Ha realizado un gesto muy importante. Esfuerzos como el suyo demuestran que podemos ser incluyentes, tolerantes, abiertos y compasivos, que podemos trabajar juntos para detener el VIH".